El guiño de Cristina a Randazzo reavivó la interna oficialista

 
EXTRACTO GRATUITO

que la presidenta Cristina Kirchner le envió anteayer al ministro comenzó a dibujar un creciente escenario de polarización dentro de la primaria del Frente para la Victoria, que hasta ahora estaba monopolizada por el gobernador Daniel Scioli.

Sin definiciones claras, la Presidenta deja correr la posibilidad de posicionar al titular de la cartera de Interior y Transporte para convertirlo en un que le dé el margen de maniobra necesario cuando el 20 de junio se presenten las listas de quienes competirán para sucederla. Ayer, el propio Randazzo resaltó en un comunicado que se siente "respaldado por la Presidenta". Pero no hay decisión tomada, repiten fuentes oficiales, respecto de si Randazzo terminará siendo el candidato elegido por la Presidenta, pero para la constelación política oficial los gestos que comenzó a enviarle Cristina Kirchner dividen aguas.

En el sciolismo, el discurso presidencial generó un tembladeral y nadie ocultó que el apoyo que le dio anteayer estuvo destinado a marcarles un límite. Mientras Randazzo disfruta el momento, el resto de los postulantes del Frente para la Victoria apuraron fotos para mostrarse que siguen en carrera. Ayer, el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, y el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, se juntaron para homenajear a Cesar "Chacho" Jaroslavsky. Pero la imagen habla por sí sola en clave electoral.

En La Plata no ocultaron el cimbronazo por el respaldo que Cristina le dio a Randazzo y el reclamo para que los candidatos a presidente hagan públicas sus declaraciones juradas de bienes, reto que sólo fue destinado al gobernador, el único de los que hoy están en carrera -entre oficialistas y opositores- que se negó a darla a conocer.

Pero sostienen que, más allá de lo que consideran un desplante presidencial, lo que les preocupa no son los guiños de Cristina, sino la coyuntura política ante el temor de que el Gobierno no logre salir airoso de la crisis que provocó la sospechosa muerte del fiscal Alberto Nisman y que eso, en definitiva, los perjudique.

Scioli se ve ganador en las primarias del Frente para la Victoria, pero tras su giro de hacer cristinismo explícito, una baja en la consideración general del Gobierno lo perjudica personalmente. "No entiende cómo habiendo cuestiones para marcar la agenda [la Casa...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA