Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala K, 20 de Agosto de 2019, expediente CIV 115642/2008

Fecha de Resolución20 de Agosto de 2019
EmisorCamara Civil - Sala K

Poder Judicial de la N.ión CAMARA CIVIL - SALA K

GUILLELMI, R. Y OTROS contra DUK, S.M. Y OTROS sobre DAÑOS Y PERJUICIOS

(Causa n° 115.642/2008) y su acumulado “RIVERO,

C.A. contra DUK, S.M. Y OTROS sobre DAÑOS Y

PERJUICIOS

(Causa n° 100.293/2009).

Juzgado n° 68.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a los días del mes de agosto de 2019, hallándose reunidos los Señores Vocales de la S. K de la Cámara N.ional de A.aciones en lo C.il de la Capital Federal, a fin de entender en los recursos de apelación interpuestos por las partes en los autos caratulados: “GUILLELMI, R.

Y OTROS contra DUK, S.M. Y OTROS sobre DAÑOS Y

PERJUICIOS

(Causa n° 115.642/2008) y su acumulado “RIVERO, CARLOS

ANTONIO contra DUK, S.M. Y OTROS sobre DAÑOS Y PERJUICIOS

(Causa n° 100.293/2009), habiendo acordado seguir en la deliberación y voto el orden del sorteo de estudio la Dra. S.P.B. dijo:

I- Vienen los autos a este Tribunal con motivo del recurso de apelación interpuesto por “Caja de Seguros S.A.” (fs. 894), el señor S.M.D. y su aseguradora “Compañía de Seguros La Mercantil Andina S.A.” (fs. 897) y por el señor R.G. y la señora J.T. (fs. 899), contra la sentencia de primera instancia (fs. 867/890) de la causa n° 115.642/2008. Oportunamente se fundaron (fs.

910/915; 916/918; 920/922 vta., respectivamente) y recibieron réplica (fs. 925/926; 927

y vta.; 930/931; 932/934; 935/938; 940/943).

Asimismo, el señor D. y su aseguradora apelaron la sentencia en la causa n°

100.293/2009 (fs. 310), el que fundaron (fs. 317/319) y fue contestado por el actor R. (fs. 321/323 vta.).

A continuación, se llamó autos para sentencia (fs. 416).

II- Los antecedentes del caso.

Los señores R.G. y E.J.T., por derecho propio,

reclamaron los daños y perjuicios que alegaron haber sufrido el día 10 de diciembre de 2007, a las 9.15 horas, cuando circulaban al mando de su automóvil Peugeot 405,

dominio RHA 891, junto a su hijo P., por el carril rápido de la Autopista 25 de Mayo.

Fecha de firma: 20/08/2019

Alta en sistema: 04/10/2019

Firmado por: O.J.A., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: O.O.A. , JUEZ DE CAMARA

Firmado por: S.P.B., JUEZ DE CAMARA

Relataron que delante suyo transitaba el vehículo Ford G., dominio SZV 505, conducido por el señor S.M.D., el que llevaba un portaequipaje sobre su techo con 16 canaletas galvanizadas atadas con una soga.

Refirieron que, cuando se encontraban a la altura de la avenida del Barco Centenera, éstas se soltaron en distintas direcciones -algunas para adelante, otras hacia el costado y algunas hacia su vehículo-, por lo que debió frenar.

Manifestaron que el señor D. redujo tan bruscamente su velocidad a cero que resultaba inevitable el choque, por lo que el señor G. atinó a girar el volante para evitarlo, pisó algunas de las chapas caídas y finalmente impactó con su parte delantera izquierda sobre la trasera derecha del G.. Inmediatamente después, fueron embestidos desde atrás por el Ford Sierra, dominio SJX 227, conducido por el señor C.A.R., ocasionándoles lesiones.

Atribuyeron responsabilidad a los señores S.M.D. y C.A.R., a “Autopistas Urbanas S.A.” y/o a quien resulte propietario, poseedor, tenedor,

usuario, usufructuario y/o responsable de los automóviles Ford G., dominio SZV

505 y Ford Sierra, dominio SJX 227. Asimismo, solicitaron la citación en garantía de “Compañía de Seguros La Mercantil Andina S.A.” y de “Seguros B.R.C. Limitada”.

Autopistas Urbanas S.A.

, por apoderada, contestó la demanda. Reconoció la existencia del hecho, pero rechazó la responsabilidad que se le pretende endilgar por carecer de fundamento alguno y no haber existido de su parte un actuar antijurídico.

Luego, se presentó el señor C.A.R., por derecho propio y reconvino. Reconoció la existencia del evento y coincidió en su relato con la mecánica brindada por el señor G., pero expresó que este cambió imprevistamente al carril de la derecha y frenó violentamente. Sin embargo, no pudo evitar embestir al F.G. por lo que su vehículo giró bruscamente e invadió completamente el carril semirápido por el que él venía circulando. Ante esta situación, intentó frenar, pero no pudo evitar el impacto.

A su vez, solicitó la citación en garantía de “Compañía de Seguros La Mercantil Andina S.A.”, “Caja de Seguros S.A” y a su aseguradora “Berandino Rivadavia Cooperativa Limitada”.

Fecha de firma: 20/08/2019

Alta en sistema: 04/10/2019

Firmado por: O.J.A., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: O.O.A. , JUEZ DE CAMARA

Firmado por: S.P.B., JUEZ DE CAMARA

Poder Judicial de la N.ión CAMARA CIVIL - SALA K

El señor G. contestó la reconvención y se remitió a su relato de los hechos en la demanda.

Compañía de Seguros La Mercantil Andina S.A.

, por apoderado, contestó la citación en garantía y admitió la vigencia del contrato de seguro a nombre del señor D. al momento de hecho. Reconoció la existencia del evento pero no coincidió en cuanto a la mecánica. Sostuvo que el señor G. es co-responsable por la excesiva velocidad en la que se trasladaba y por su falta de dominio sobre el rodado,

junto con el señor R..

Seguros B.R.C. Limitada

, por apoderado, contestó

la citación y reconoció la cobertura del vehículo Ford Sierra, conducido por el señor R.. Coincidió en su relato con lo manifestado por su asegurado.

El señor S.M.D. contestó la demanda y relató los hechos de idéntica manera a la narrada por la citada en garantía “Compañía de Seguros La Mercantil Andina S.A.”.

Caja de Seguros S.A.

se presentó, por apoderado, y reconoció la existencia de un contrato de seguro que amparaba al vehículo Peugeot 405, a nombre del señor G. y adhirió a la versión de los hechos del actor.

Por otro lado, en la causa n° 100.293/2009, acumulada luego a la n°

115.642/2008 (fs. 35), el señor C.A.R. reclamó los daños y perjuicios sufridos a raíz del hecho.

Atribuyó responsabilidad al señor S.M.D. y/o a quien resulte civilmente responsable. Solicitó la citación en garantía de “Compañía de Seguros La Mercantil Andina S.A.”.

III- La sentencia.

Se dictó sentencia única en ambos expedientes. El juez de primera instancia rechazó la demanda de daños y perjuicios entablada por el señor R.G. y la señora Esperanza J.T. contra “Autopista Urbanas S.A.”, el codemandado C.A.R. y la citada en garantía “Seguros B.R.C. Limitada”. Asimismo, hizo lugar a la deducida por esos actores contra el señor S.M.D. a quien condenó a abonarle a él y a la señora E.J.T. la suma de $65.032,2 con más intereses, extensible a “Compañía de Seguros La Mercantil Andina S.A.”.

Fecha de firma: 20/08/2019

Alta en sistema: 04/10/2019

Firmado por: O.J.A., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: O.O.A. , JUEZ DE CAMARA

Firmado por: S.P.B., JUEZ DE CAMARA

Por último, receptó la reconvención deducida en la causa “G., R. y Otros c/ D., S.M. y Otros s/ Daños y Perjuicios” por el señor C.A.R. y la demanda interpuesta por él en los obrados en los que es actor y condenó a los señores R.G. y S.M.D. a abonarle la suma de $425.358 en la proporción de la responsabilidad atribuida, con más intereses, extensible a “Caja de Seguros S.A.” y “Compañía de Seguros La Mercantil Andina S.A.” (fs. 867/890).

IV- Los agravios.

Caja de Seguros S.A.

objeta la responsabilidad del 60% atribuida a su asegurado, el señor G., extensiva a ella, fundada en que éste no guardaba la distancia de frenado reglamentaria. Por ello, solicita la revocación de la sentencia o, en todo caso, la disminución del porcentaje imputado y, también, la atribución de responsabilidad al señor R..

Cuestiona el elevado monto otorgado al señor R. en concepto de incapacidad sobreviniente, tratamiento psicológico y daño moral. Sostiene que no resulta de aplicación el art. 1746 de Código C.il y Comercial.

Requiere el rechazo del rubro los gastos de farmacia, atención médica y traslado por inexistencia de prueba que los acredite.

A su vez, persigue la modificación de la tasa de interés activa aplicada en tanto genera un enriquecimiento ilícito del demandado reconviniente.

Por su parte, el señor D. y su aseguradora “Compañía de Seguros La Mercantil Andina S.A.” consideran arbitraria la sentencia toda vez se lo condena a partir de pruebas inexistentes y conclusiones carentes de sustento fáctico. Por ello,

peticionan que se revoque la sentencia.

Atacan los montos indemnizatorios establecidos por desproporcionados respecto del señor R..

Por último, el señor G. y la señora J.T. cuestionan la atribución a él del 60% de responsabilidad por el hecho y los montos en concepto de indemnización, los cuales resultan exiguos los otorgados a ella y desmedidos los fijados en favor del señor R..

V- Ley aplicable.

Fecha de firma: 20/08/2019

Alta en sistema: 04/10/2019

Firmado por: O.J.A., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: O.O.A. , JUEZ DE CAMARA

Firmado por: S.P.B., JUEZ DE CAMARA

Poder Judicial de la N.ión CAMARA CIVIL - SALA K

Al igual que lo decidido en primera instancia y que no fue debatido por las partes en cuanto a la responsabilidad atribuida, la presente acción se analizará desde la perspectiva del Código C.il anterior, por ser la ley aplicable al momento de sucederse el evento por el cual se reclama (arts. 3, CC; 7, CCCN).

En cuanto a lo afirmado por la “Caja de Seguros S.A.” sobre la justipreciación de la indemnización aplicando el Código C.il y Comercial de la N.ión (fs. 910/915, esp.

fs. 911), cabe referir que aun cuando el alegado evento dañoso se consumó durante la vigencia de la norma referida previamente, no así las consecuencias que de él derivan.

Por ello, se impone diferenciar la existencia del daño de su cuantificación. La segunda de estas operaciones debe realizarse acorde la ley vigente al momento en que la sentencia fija su extensión o medida (K. de C., A., “La aplicación del Código C.il y Comercial a las relaciones y situaciones jurídicas existentes”, segunda parte, Editorial Rubinzal-Culzoni Editores, pág. 234).

Este deviene un criterio ya compartido...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba