Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala K, 28 de Abril de 2017, expediente CIV 054735/2010/CA001

Fecha de Resolución28 de Abril de 2017
EmisorCamara Civil - Sala K

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA K Expediente Nº 54.735/ 2010.

G.F.M. y otros c/ G.F.B. y otros s/

daños y perjuicios

.

Juzgado N º 98 En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los días del mes de abril de 2017, hallándose reunidos los Señores Vocales integrantes de la Sala K de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, a fin de dictar sentencia en los autos “G.F.M. y otros c/ G.F.B. y otros s/ daños y perjuicios”, y habiendo acordado seguir en la deliberación y voto el orden de sorteo de estudio, el Dr. A. dijo:

  1. Vienen estos autos a este Tribunal con motivo de los recursos de apelación interpuestos contra la sentencia de primera instancia dictada a fs. 334/

344, expresando agravios los actores en la memoria de fs. 390/ 394 y la demandada y citada en garantía en el escrito de fs. 402/ 405. Siendo contestado únicamente por los actores a fs. 410 el pertinente traslado conferido.

Antecedentes

La presente demanda tiene origen en el accidente de tránsito ocurrido el 4 de agosto de 2009, a las 16.30 hs. aproximadamente, en la intersección de las calles Las Heras y Reconquista de Lomas del Mirador, Pcia. de Buenos Aires.

Adujo la parte actora que el hecho aconteció en circunstancias en que D.F.G. comandaba el rodado marca Chevrolet Ipanema de propiedad de F.M.G., con A.H.O. como acompañante, por la primera de las arterias mencionadas cuando, al atravesar la intersección con la calle R., encontrándose trasponiendo la encrucijada, resultó

fuertemente embestido en la parte lateral derecha del rodado por el vehículo Peugeot 504 conducido por F.B.G., el cual circulaba por la última arteria nombrada. Refiere que dada la excesiva velocidad de éste, arrastró

a su vehículo hasta la ochava, haciéndolo perder estabilidad y volcar hacia su lateral Fecha de firma: 28/04/2017 Alta en sistema: 22/05/2017 Firmado por: JUECES DE CAMARA, Firmado por: O.J.A., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.B.H., JUEZ DE CAMARA #12978612#175372439#20170503081232003 izquierdo, derribando un árbol que se hallaba en la esquina, quedando el Peugeot incrustado en el Chevrolet. Se reclaman los daños y perjuicios sufridos.

La citada en garantía a su turno, negó en su responde la versión de los hechos e invocó la culpa de la víctima, solicitando el rechazo de la acción, con costas. Señaló que el evento se produjo porque el vehículo de la actora se desplazaba a gran velocidad y se interpuso en la trayectoria del rodado asegurado de manera imprevista, lo que provocó que el Peugeot impacte con la delantera en las puertas izquierdas del Chevrolet, pese a intentar frenar. Acaró que R. es una arteria de doble mano y que G. se desplazaba cumpliendo con la normativa vigente, frenando en la intersección con Las Heras para mirar a su derecha y asegurarse su posibilidad de paso, retomando la marcha nuevamente luego de hacerlo.

El demandado G. adhirió a fs. 87 al responde de su aseguradora.

  1. Sentencia.

    El Sr. juez a-quo, con fundamento en lo dispuesto por el art. 1113, párrafo segundo del Código Civil, probada la intervención activa que en el siniestro le cupo al automóvil conducido por el demandado y no habiendo éste acreditado ninguna de las eximentes de responsabilidad previstas en la norma aludida, hizo lugar a la demanda condenando a F.B.G. y a Provincia Seguros S.A., a ésta última en los términos del art. 118 de la ley 17.418, a abonar a F.M.G. la suma de $ 32.574, a D.F.G. la de $ 40.300 y a A.H.O. la de $ 61.000, con más intereses y costas.

    IV- Agravios.

    Contra dicha decisión se alzan las partes.

    Los coactores cuestionan: 1) las partidas indemnizatorias otorgadas en concepto de “incapacidad sobreviniente” (dañó físico y psíquico), que piden se incrementen conforme las limitaciones y padecimientos suscitados a raíz de las afecciones provocadas por el accidente. 2) el “tratamiento psicológico”, ya que cumplidas las sesiones que evalúa el experto, deben volver a evaluarse, por lo que piden se incremente a fin de poder encontrar una solución a su situación psíquica, consecuencia de lo ocurrido. P. se establezcan montos independientes por Fecha de firma: 28/04/2017 Alta en sistema: 22/05/2017 Firmado por: JUECES DE CAMARA, Firmado por: O.J.A., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.B.H., JUEZ DE CAMARA #12978612#175372439#20170503081232003 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA K cada concepto. 3) los montos concedidos por “daño moral”, frente al menoscabo espiritual que padecieron, tratándose de personas de joven edad, que se mantenían activos y productivos y sufrieron numerosas incomodidades para la realización de sus actividades. 4) Los quantum fijados por “gastos de atención médica” que consideran por demás bajos y ajenos a la realidad. 5) el rechazo del rubro “lucro cesante”, cuando los actores a raíz del deterioro de su salud estuvieron temporariamente imposibilitados de realizar sus tareas laborales (obreros físicos); sostienen que ambos trabajan en negro, por su cuenta y haciendo changas y que por el primer año del accidente no han podido adquirir compromisos laborales y producir su oficio; habiendo probado además los ingresos percibidos en la época del hecho. 6) la suma otorgada por “daños materiales”, que piden de incremente a la de $

    50.005, debiendo percibirse esa suma independientemente del valor de mercado de la unidad. 7) el rechazo del reclamo por “desvalorización venal”. Solicitan se haga lugar al mismo por el 25 % del valor del presupuesto, atento la gravedad de los daños y en el entendimiento que un vehículo con destrucción total nunca vuelve a su estado inicial por mejor que se hagan los arreglos.; 8) la aplicación de tasa pasiva desde la ocurrencia del hecho hasta la sentencia. Piden se fije la tasa activa Banco Nación préstamos conforme plenario “S.”.

    La demandada y su aseguradora apelan la responsabilidad atribuida.

    Refieren que la arteria por la que se desplazaba G. era de doble mano y que ello surge tanto de la declaración que efectuara ante la compañía de seguros, como de la diligencia policial y croquis de la causa penal. Así, sostienen que la prioridad de paso era de quien circulaba por la arteria de doble sentido de circulación y de mayor jerarquía, y no la del art. 41 de la Ley 24.449. 2) los montos acordados por “incapacidad sobreviniente y daño psíquico” que piden se morigere a la luz de las afecciones psicológicas advertidas por el experto, que además serían susceptibles de remisión con el tratamiento psicológico. 3) las sumas concedidas por “daño moral”, que consideran excesivas al no existir incapacidad alguna derivada del accidente y no haberse generado una afección a los sentimientos. 4) el quantum fijado por “daños al rodado”, remitiéndose el sentenciante a lo dictaminando por el perito, cuando éste no ha tenido el vehículo a la vista y no ha podido corroborar fehacientemente los daños que justiprecia.

  2. Atento la entrada en vigencia del nuevo Código Civil y Comercial (Ley 26.994 y su modificatoria Ley 27.077), de conformidad a lo previsto en su art. 7 y Fecha de firma: 28/04/2017 Alta en sistema: 22/05/2017 Firmado por: JUECES DE CAMARA, Firmado por: O.J.A., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.B.H., JUEZ DE CAMARA #12978612#175372439#20170503081232003 teniendo en cuenta la fecha de producción de los hechos ventilados en autos, resultan de aplicación al caso las normas del Código Civil de Vélez.

  3. En primer término y conforme un orden metodológico adecuado, corresponde tratar los agravios relativos a la responsabilidad derivada del accidente.

    Como bien sostiene el Sr. juez de grado, la responsabilidad por el hecho debe ser juzgada, a la luz de lo dispuesto en relación al riesgo creado, por la segunda parte del art. 1113 del C. Civil.

    Ello pone a cargo de la demandada, una presunción de causalidad a nivel de autoría, debiendo afrontar los daños provocados al otro, salvo prueba de la existencia de alguno de los eximentes previstos por la norma aludida, culpa de la víctima, la de un tercero por el que no deba responder o el caso fortuito o la fuerza mayor (conf.

    arts. 1113, 513 y conc. del Código Civil; CSJN, LL. 1988-D-295 y comentario al fallo del Dr. A.A. bajo el título: "Presunciones concurrentes de causalidad en la colisión plural de automotores", en p. 296).

    En dicha inteligencia, la Cámara en pleno in re “V.E.F. c/ El Puente S.A.T. y otro s/ daños y perjuicios” de fecha 10 de noviembre de 1994, resolvió

    como doctrina legal obligatoria (art. 303 del CPCC) que “la responsabilidad del dueño o guardián emergente de accidentes de tránsito producidos como consecuencia de una colisión plural de automotores en movimiento, no debe encuadrarse en la órbita del art.

    1109 del Código Civil”, toda vez que conforme el criterio sostenido por la mayoría, el choque entre dos vehículos en movimiento pone en juego las presunciones de causalidad y responsabiliza a cada dueño o guardián por los daños sufridos por el otro (art. 1113, párr. 2º “in fine”) con fundamento objetivo en el riesgo; y en consecuencia, para eximirse cada uno de los responsables debe probar e invocar alguno de los eximentes mencionados, que fracture la relación causal.

    Resulta entonces de aplicación lo dispuesto por la norma citada, poniendo a cargo de la víctima, la prueba del daño sufrido y el contacto con la cosa riesgosa de la cual el mismo provino, en tanto el emplazado en su condición de dueño o guardián de esa cosa, para eximirse de responsabilidad o disminuir la que se le atribuye, debe probar alguno de los eximentes citados.

    Fecha de firma: 28/04/2017 Alta en sistema: 22/05/2017 Firmado por: JUECES DE CAMARA, Firmado por: O.J.A., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.B.H., JUEZ DE CAMARA #12978612#175372439#20170503081232003 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA K En definitiva, probado el factor objetivo de atribución, debe pasarse a examinar las circunstancias subjetivas que figuran como causales liberatorias.

    A tal efecto debe tenerse en cuenta, que no es obligación de los jueces hacerse cargo de la totalidad...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR