Guardianas del buen sexo

 
EXTRACTO GRATUITO

"Quiero mi Grey." Así es como las clientas de María Tesler Hansen, creadora de Isabellina, le piden el combo que incluye esposas, plumas, antifaces, máscaras venecianas, látigos y bolas chinas, los juguetes sexuales más utilizados por Anastasia Steele y Christian Grey, los protagonistas de la famosa y exitosa trilogía escrita por E.L. James en 2011. Pero debajo de ese pedido concreto, material, subyace un deseo casi inconsciente de encontrar a un Grey o de convertir a la pareja en ese hombre capaz de despertar y llevar adelante las fantasías eróticas que habitan sobre todo en mujeres de más de 40 y con varios años de matrimonio y cama compartida con la misma persona.Claro que el libro es sólo un capítulo en el gran manual sexual al que hoy recurren las mujeres. Convertidas en las guardianas del buen sexo en la pareja, viven una suerte de segunda revolución sexual que las encuentra activas y demandantes. Juguetes pensados para ellas, preservativos que aumentan el placer femenino, coaches y terapistas sexuales a los que se recurre para conectar con la pareja y escuelas donde, entre otras cosas, se aprende a practicar masajes eróticos forman parte de las opciones con las que cuentan en pos de satisfacer sus deseos y mejorar su sexualidad.Patricio Gómez Di Leva, docente de la cátedra libre de Sexualidad y Salud Reproductiva de la Facultad de Medicina de la UBA y sexólogo del departamento de Educación Sexual de Prime Argentina, dice que son ellas las que toman la decisión de consultar con un sexólogo o de acudir a un terapista sexual. "El 80 por ciento de las que llaman son mujeres. Claramente, son las más interesadas en mejorar aspectos de la sexualidad de la pareja -afirma el sexólogo-. Tienen menos prejuicios y son más inteligentes: no buscan la solución mágica, saben que la sexualidad no depende de una pastillita."Para Gómez Di Leva, el rol más activo que la mujer asume hoy en la cama es consecuencia de los cambios sociales que experimentó en los últimos años: "Antes decidía sólo en su casa, ahora en todos los ámbitos, incluida su sexualidad. Pero aun así y a pesar de los avances, es el ámbito donde tiene más terreno para ganar".La escritora y periodista Verónica Malamfant, al frente del programa de radio Las pornógrafas , también atribuye este papel más activo a un nuevo rol social. "Esto fue un proceso, va de la mano de una mujer profesional, independiente económicamente de su marido, y en esa independencia, ella se permite también el disfrute."Tras...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA