Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA III, 30 de Mayo de 2017, expediente CNT 071169/2015/CA001

Fecha de Resolución30 de Mayo de 2017
EmisorCÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA III

Poder Judicial de la Nación SENTENCIA CAUSA Nº CNT 71169/2.015 “GUANCA, L.S.C. ARGENTINA S.R.L. S/ DESPIDO” - JUZGADO Nº 20.-

En la ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a 30/05/2017, reunidos en la S. de Acuerdos los señores miembros integrantes de este Tribunal, a fin de considerar el recurso deducido contra la sentencia apelada, se procede a oír las opiniones de los presentes en el orden de sorteo practicado al efecto, resultando así la siguiente exposición de fundamentos y votación:

La Dra. D.R.C. dijo:

  1. Contra la sentencia de primera instancia, que hizo lugar parcialmente al reclamo de autos, se alza la demandada, a tenor de su presentación de fs. 52/53vta., con réplica de su contraparte a fs. 55/56.

    Asimismo, los representantes letrados de ambas partes, por derecho propio, apelaron sus honorarios por considerarlos reducidos – ver fs.51 y fs. 53vta.-.

    La Magistrada de la primera instancia, hizo lugar parcialmente al reclamo inicial. Consideró viable la condena del artículo 1 de la Ley 25323, y de la multa del artículo 80 de la LCT, incorporada por el artículo 45 de la Ley 25345.

    Afirmó, que tal condena prosperó porque la demandada reconoció

    que la trabajadora fue contratada el 9/9/2013 a través de una empresa de servicios eventuales, y que recién con fecha 16/2/2014 fue registrada bajo la dependencia de la accionada, sin reconocerle la antigüedad desde la primera fecha mencionada.

    Posteriormente, con respecto a los certificados de trabajo, sostuvo que la parte actora intimó correctamente, en cumplimiento de lo dispuesto por el artículo 3 del Decreto 146/01. Asimismo, observó que los certificados puestos a disposición de la trabajadora en el SECLO, no fueron consignados judicialmente por la empleadora y, a su vez, que la fecha de ingreso constatada en ellos, no es la real.

    Consideró improcedente el reclamo de la indemnización integrada por los artículos 232, 233 y 245 de la LCT, y la sanción prevista en el artículo 2 de la Ley 25323.

    Luego, impuso los intereses desde que cada suma es exigible y hasta su efectivo pago, según A.N.° 2601 de la CNAT, de 21/05/2014.

    Por su parte, la demandada YAZAKI ARGENTINA S.R.L. apeló la decisión por considerar que la a quo “declaró la cuestión de puro derecho e impidió ilegítimamente (...) producir la prueba ofrecida a fin de acreditar lo sostenido en la contestación de demanda en cuanto a las condiciones que dieron motivo a una contratación eventual.”

    Afirmó que la contratación de personal eventual está permitida por ley y que ello no implica un actuar fraudulento. Que debió probarse que “la contratación de aquel servicio transcurrió los carriles normales de la contratación eventual (...) acreditar la legitimidad de la contratación del servicio Fecha de firma: 30/05/2017 eventual invocada en el escrito inicial, por ej. el carácter extraordinario de la producción y el alto ausentismo” (sic)

    Alta en sistema: 13/06/2017 Firmado por: D.R.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: N.M.R.B., JUEZ DE CAMARA Firmado por: S.S.S., SECRETARIA #27676025#180098501#20170530131055553 Poder Judicial de la Nación Luego, respecto a la multa del artículo 80 LCT, invocó la mala fe de la actora, al no retirar los certificados que estuvieron a su disposición oportunamente.

    En términos generales, cuestionó “todos los rubros que integran el plexo condenatorio (multa art. 80 LCT y art. 1 de la ley 25.323)”, y los honorarios regulados, por altos.

  2. Preliminarmente, conviene señalar que en el escrito de inicio –fs.

    8/19-, la actora mencionó que comenzó a trabajar para la demandada el 09/09/2013, “a través de la intermediación fraudulenta de la agencia de servicios eventuales Adecco Argentina S.A.”, cumpliendo una jornada laboral bajo la modalidad rotativa en turnos, de lunes a viernes de 6 a 15:10 hs. y de 15:10 a 24:20 hs.

    Denunció que la intermediación continuó hasta el 12/02/2014, fecha en la que se le comunicó que pasaría a los registros de la demandada, pero sin reconocerse la antigüedad correspondiente al real ingreso – 09/09/2013-.

    Informó que YAZAKI ARGENTINA S.R.L. se dedica a “la fabricación y venta de arneses, sistemas de conexiones y cables para automóviles de la empresa automotriz Toyota”. Y afirmó que, desde su ingreso, hasta el despido -09/10/2014- realizó las tareas propias de su categoría de operaria en “el sector de cableado, encintado e inspección, propias del giro normal y ordinario de su empleadora”, comunes a las tareas de sus compañeros que eran “operarios estables”.

    Agregó, que su incorporación no tuvo por objeto “responder a una situación extraordinaria o de estacionalidad de la producción, o bien un reemplazo”, dentro de los presupuestos permitidos por el artículo 6 del Decreto 1694/06.

    Luego, señaló que era de su conocimiento que la empleadora “lejos de valerse de las mismas –agencias de trabajo eventual- para cubrir picos de producción, lo hacía a fin de mantener en forma permanente, un número más o menos constante de trabajadores bajo tal apariencia, como un medio de lograr una suerte de extensión indebida del período de prueba, o en todo caso, provocar el alejamiento procurando evadir responsabilidades o parte sustancial de ellas (como en el sublite)”

    Seguidamente, manifestó que al ser despedida sin causa, se le practicó la liquidación sin tener en cuenta la fecha del ingreso real. Por lo que, mediante pieza postal, reclamó los rubros y las indemnizaciones obrantes en la liquidación de fs. 11.

    A continuación, contestó la accionada a fs. 30/32vta. En un escueto responde, realizó la negativa ritual y expresó que su actividad es “autopartista, en la fabricación de conjuntos de cables eléctricos para la industria automotriz.”

    Afirmó que “las tareas que realizó la actora como trabajadora eventual fueron motivadas en un incremento extraordinario en la producción y el alto ausentismo que hubo en el período que estuvo la actora, y en el previo”.

    Asimismo, confirmó la intermediación de Adecco Argentina S.A., afirmando que esta es una empresa de servicios eventuales, habilitada bajo el Fecha de firma: 30/05/2017 Alta en sistema: 13/06/2017 Firmado por: D.R.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: N.M.R.B., JUEZ DE CAMARA Firmado por: S.S.S., SECRETARIA #27676025#180098501#20170530131055553 Poder Judicial de la Nación N° 1037/342. Afirmó que el contrato eventual fue por un plazo menor al límite legal de 6 meses, y que finalizado, fue incorporada a sus registros.

    Concluyó que la demanda no debe prosperar toda vez hubieron motivos fundados para la contratación eventual y fue en cumplimiento de las disposiciones normativas de la LCT, el Decreto 342/92 y sus modificaciones.

    En relación al reclamo del artículo 80 LCT, argumentó que los certificados siempre estuvieron a disposición de la trabajadora, quien no se presentó en la empresa para retirarlos, adjudicándole a la actora una actitud abusiva, pretendiendo un enriquecimiento sin causa con el reclamo de la multa.

  3. Vale manifestar que a fs. 55/56, en réplica de la apelación, la accionante, destacó que el escrito recursivo no cumplimenta con las prescripciones del artículo 116 de la L.O.

    Afirmó que, las manifestaciones de la demandada son “una mera expresión dogmática de inconformismo” dado que “no invocó en el responde de manera clara y asertiva en qué habrían consistido las necesidades extraordinarias que (…) justificaron la (…) intermediación”.

    Aseguró que no proporcionó un detalle de la producción que mostraran el incremento, y a la vez, invocó otra causal, “alto ausentismo”, que tampoco justificó. Afirmó textualmente que “no es posible imputar la contratación a dos hechos diversos que nada tienen que ver entre sí y además si con ello no bastara además no se brindaron precisiones de ninguna naturaleza (…) producir prueba al respecto resultaría un sinsentido, ya que no es posible producir prueba sobre hechos no invocados y en autos la contestación de demanda es tan genérica y contradictoria que no exhibe hecho alguno pasible de ser probado y justifica la resolución de puro derecho que no se ve conmovida por las genéricas alegaciones e la recurrente”.

    Al respecto, observo que la presentación recursiva adolece de los vicios señalados en el párrafo anterior. La accionada se limita a expresar una simple discrepancia con la decisión, pero no aporta elementos de juicio objetivos como tampoco argumentos jurídicos, que la controviertan. Se limita a repetir los escuetos términos de la contestación de demanda, sin acercar elementos que generen una duda razonable que indiquen la necesidad de producir prueba.

    Ahora bien, aún cuando entiendo que el agravio se encontraría en el supuesto del artículo 116 de la L.O., y ello habilitaría a declarar desierto el recurso en este aspecto, considero necesario ofrecer algunas precisiones sobre el objeto del mismo.

    Veamos entonces que la intermediación en la contratación de personal, si bien no se encuentra prohibida por ley, es una modalidad restringida, con requisitos estrictos y supuestos preestablecidos. Tal regulación tiene que ver con que, en los hechos, la eventualidad constituyó una modalidad utilizada muchas veces, demasiadas, para evadir las responsabilidades que subyacen de un contrato por tiempo indeterminado. Es así que, sospechada de fraude, resulta necesario su exhaustivo control.

    En lo particular, esta situación de excepcionalidad, provoca que el empleador con personal eventual, deba ser estricto en el cumplimiento de los requisitos procedimentales.

    Fecha de firma: 30/05/2017 Alta en sistema: 13/06/2017 Firmado por: D.R.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: N.M.R.B., JUEZ DE CAMARA Firmado por: S.S.S., SECRETARIA #27676025#180098501#20170530131055553 Poder Judicial de la Nación Recordemos que el artículo 99 de la LCT determina que “cualquiera sea su denominación, se considerará que media contrato de trabajo eventual cuando la actividad del trabajador se ejerce bajo la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR