Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I, 31 de Octubre de 2018, expediente CNT 064984/2013/CA001

Fecha de Resolución31 de Octubre de 2018
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA I SENTENCIA DEFINITIVA NRO. 93063 CAUSA NRO. 64984/2013 AUTOS: “G.F.H. C/GONZÁLEZ TARABELLI SA Y OTRO S/DESPIDO”

JUZGADO NRO. 2 SALA I En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 31 días del mes de Octubre de 2.018, reunida la Sala Primera de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y de acuerdo al correspondiente sorteo, se procede a votar en el siguiente orden:

La D.M.C.H. dijo:

  1. La sentencia de fs.668/679 ha sido apelada por la demandada a fs.681/685, por la aseguradora a fs.687/690 y por el actor a fs.692/700. El perito contador apela sus honorarios a fs.680.

  2. La demandada G.T.S. se queja porque se consideró

    demostrado que medió un accidente de trabajo el 17/9/2011, en base al cual se la condenó al pago de una reparación integral sustentada en la normativa civil. Cuestiona la valoración de las declaraciones testimoniales, aduce el cumplimiento de su parte al deber de seguridad e higiene, y apela la admisión del resarcimiento por daño moral, la distribución de las costas y los honorarios regulados a la representación letrada del actor y a los peritos intervinientes, por estimarlos elevados.

    La aseguradora apela la condena en los términos del art.1074 del entonces vigente Código Civil, a cuyo efecto sostiene haber cumplido con las normas legales aplicables.

    Se queja por considerar excesivo el importe del resarcimiento, y por la tasa de interés fijada, así como la fecha a partir de la cual deberán computarse.

    El actor se agravia porque se rechazó su reclamo dirigido al cobro de las indemnizaciones derivadas del despido dispuesto por la accionada, y argumenta sobre los hechos en los cuales la empresa fundó su decisión, así como los testimonios valorados por el sentenciante y que lo condujeron a resolver como lo hiciera. Resalta los dichos de N., R.E. y C., así como la circunstancia de que él fue el único trabajador sancionado por la demandada. Se queja porque sostiene que se habría omitido evaluar la deficiente registración del vínculo en orden a la fecha de ingreso invocada. Apela la desestimación de los rubros “gastos de farmacia” y “gastos de movilidad de la víctima y sus parientes”, la distribución de las costas y los honorarios regulados a la representación letrada de la demandada y a los peritos intervinientes, por considerarlos altos.

    Fecha de firma: 31/10/2018 Firmado por: M.V.M.C., SECRETARIA DE CAMARA Firmado por: G.M.P.D.I., JUEZA DE CAMARA Firmado por: M.C.H., JUEZA DE CAMARA #19828026#220137537#20181029091253515

  3. No obstante el orden en el que fueron introducidos los recursos, comenzaré

    por examinar las cuestiones atinentes a la desvinculación.

    Memoro que el Sr. G., quien se desempeñaba en tareas de carga, descarga y traslado de encomiendas, fue despedido el 21/11/2011 a tenor de la misiva obrante a fs.114 y vta., de la que se desprende que el núcleo de la causal transitó por endilgarle el hecho de haber cobrado “en forma extra un termosellado, cuando ello está prohibido…”, conducta fundante de la pérdida de confianza alegada. La empresa describió las circunstancias relativas al conocimiento del hecho que dijo haber tomado a raíz de la queja de un cliente, que habría recibido por mail el 23/9/2011, a quien individualizó con el número de guía de envío y en cuya tramitación identificó al actor mediante la constancia de recepción del bulto despachado y el comprobante de caja por la suma de $5 por termosellado.

    El Juez “a quo” consideró debidamente demostrado que el accionante tenía conocimiento, desde el 19/5/2011, que se encontraba prohibido en forma terminante el ofrecimiento a los clientes del servicio de termosellado de encomiendas y que se cobrara un precio por ello, en base a los testigos y la nota acompañada en sobre reservado. Y tuvo en cuenta los antecedentes de las siete sanciones aplicadas por llegadas tarde (fs.674).

    La demandada propuso en calidad de testigos a C. (fs.414/416), Iglesias (fs.421/422), Mellid (fs.427/429) y Gauna (fs.430/433). El primero de los nombrados es encargado de encomiendas de “Tigre Iguazú”; que forma parte de la empresa demandada con las aclaraciones que realizó a fs.416. Conoce al actor por su trabajo en la terminal de ómnibus de Retiro, en los depósitos 7 y 8 y por llevar las encomiendas al depósito 13; expresó que el termosellado no se podía hacer y veía que en los depósitos antes individualizados sí se hacía, eran los empleados que estaban allí los que lo hacían, y que esto estaba vedado por orden de la gerencia, la empresa lo manifestó por escrito, el encargado que estaba con el testigo fue a esos locales a hacer firmar a los trabajadores que no se podía hacer termosellado, lo que se lo comentó ese encargado cuyo nombre el testigo no recordó. Iglesias trabaja como supervisor en Vía Bariloche e identifica a la demandada como parte del grupo donde trabaja el testigo; es supervisor del área de atención al cliente, conoce al actor de la terminal de Retiro, de los depósitos 7 y 8, sabe que hacía venta de servicios de encomienda y que llevaban a cabo una “…práctica que se llama termosellado que estaba prohibido por la empresa y que seguían haciéndolo a pesar de estar prohibida. Que se refiere a todos los que trabajaban en el depósito 7 y 8… porque ha recibido quejas de los clientes mencionando que se les cobraba una suma extra a la facturación normal de la empresa sin ningún comprobante…. Les daban un papel que decía termosellado…”, y dijo no recordar cómo se había establecido dicha prohibición.

    Identificó a quienes estaban en el mismo sector junto con el actor a P.N., quien declaró como testigo en autos (fs.422). Manifestó que tomó conocimiento de la queja de un cliente a través de un llamado, que luego aportó la documentación donde constaba lo ocurrido y se devolvió el dinero al cliente. M. también trabaja en “Tigre Iguazú”, empresa del mismo grupo que la demandada, y conoce al actor porque hacían la misma tarea en la terminal de Retiro aunque estaba en otro local, hacía la facturación de encomiendas, sabe por directivas Fecha de firma: 31/10/2018 Firmado por: M.V.M.C., SECRETARIA DE CAMARA Firmado por: G.M.P.D.I., JUEZA DE CAMARA Firmado por: M.C.H., JUEZA DE CAMARA #19828026#220137537#20181029091253515 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA I del encargado del sector que la demandada no permitía ni permite los termosellados, se le notificaba a toda persona verbalmente, o mediante carteles frente al depósito o al local, y manifestó que “…se sabía que el depósito 7 y 8 se hacían el termosellado…”. G., finalmente, trabaja para “Tigre Iguazú”, del mismo grupo empresario que Vía Bariloche y Vía Cargo, conoció al actor en la terminal de Retiro, el testigo era coordinador de carga y el demandante estaba en los depósitos 7 y 8, se veían en el transcurso del día, expresó que la empresa “…en ningún momento daba el termosellado a cobrar. Que esto lo hacían ellos aparte como cosa de ellos. Que se acuerda que fueron notificados … de que no podían seguir haciendo el termosellado…”. El testigo estaba en la parte operativa con el encargado E. que fue quien los notificó y acompañó a esta persona al depósito 7 y 8 a entregar la notificación de que no podía hacerse el termosellado, el testigo lo acompañó y todos firmaron de acuerdo; dijo saber que los clientes se acercaban a quejarse de que en el depósito 7 y 8 cobraban el termosellado, era el único lugar donde se hacía y se cobraba, lo que ocurría “no muy seguido”, pero relató que los clientes iban a despachar al depósito 13 donde frecuentemente estaba el testigo en la parte de carga, porque “…el otro depósito le cobraba un adicional por el termosellado” (fs.432); y manifestó que los bultos que llegaban al depósito del testigo desde el depósito 7 y 8 venían termosellados.

    El apelante destaca en su memorial las declaraciones testimoniales de quienes se presentaron a su propuesta. C. (fs.423/425) relató que trabajaban en la Cooperativa TAC, que quebró y se hizo cargo la demandada, el testigo facturaba las encomiendas, termosellaban y las cargaban en los carros, al igual que hacía el actor, que se lo cobraban a los clientes y que quienes eran clientes de TAC sabían que se cobraba, cuando pasaron a trabajar con Vía Bariloche les dijeron que les iban a respetar el sistema de trabajo, el testigo se fue en el año 2010. N. (fs.510/512) dejó de trabajar a mediados del año 2010 y relató

    que todos cobraban el termosellado que hacían, y lo repartían entre todos los empleados, venían con ese sistema de embalaje de la cooperativa TAC y que cuando la demandada los emplea, siguen en las mismas condiciones, lo que duró hasta que el testigo se fue. R.E. (fs.513/514) prestó servicios unos meses para la demandada durante el año 2008, desde que quebró la cooperativa TAC donde trabajaba con el actor y luego el testigo se fue, sabe que el dinero de los embalajes que hacían los trabajadores, se lo repartían, eran los trabajadores quienes se encargaban de obtener los elementos para hacer los embalajes (fs.513), por lo que cobraban el sueldo más los embalajes que hacían, lo que habían arreglado en la cooperativa cuando pidieron un aumento de sueldo y como no se los dieron, les propusieron hacer estos embalajes para así bajar los robos que había en las encomiendas, lo que así sucedió y plastificaban los paquetes, y manifestó que acordaron con la demandada mantener este sistema.

    Los testigos que prestaron declaración a instancias del actor han sido ilustrativos acerca de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba