Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial - Camara Comercial - Sala D, 12 de Julio de 2022, expediente COM 016944/2019/CA002

Fecha de Resolución12 de Julio de 2022
EmisorCamara Comercial - Sala D

Poder Judicial de la Nación Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial Sala D

En Buenos Aires, a los 12 días de julio de 2022 se reúnen los Señores Jueces de la Sala D de la Excelentísima Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial de la Capital Federal, con el autorizante, para dictar sentencia en la causa “GRUNBERG, G.M. s/ QUIEBRA c/

GRUNBERG, G.M. Y OTRO s/ ORDINARIO”, registro n°

16944/2019, procedente del Juzgado n° 3 del fuero (Secretaría n° 6), en la cual como consecuencia del sorteo practicado de acuerdo con lo previsto por el art.

268 del Código Procesal, resultó que debían votar en el siguiente orden,

D.: G., V., H..

Estudiados los autos la Cámara planteó la siguiente cuestión a resolver:

¿Es arreglada a derecho la sentencia apelada?

A la cuestión propuesta, el señor Juez de Cámara, doctor Juan R.

Garibotto dijo:

  1. La sentencia de primera instancia.

    El 11 de noviembre del año anterior, el primer sentenciante hizo lugar a la demanda deducida por el síndico de la quiebra de G.M.G.;

    por consecuencia, declaró la ineficacia del acto de compraventa celebrado el 21

    de octubre de 2016 entre el fallido y el señor J.O.L., respecto del inmueble individualizado como Unidad Funcional n°126 del primer piso del edificio con frente a las calles R. de Escalada de San Martín nros. 2749,

    2751, 2761, 2769 y 2779; Terrada nro. 1629 y C. nro. 1652; e impuso las costas a ambos sujetos en calidad de vencidos.

    Así lo juzgó, luego de encuadrada la pretensión bajo la órbita de lo normado por el art. 119 de la ley 24.522, en tanto la compraventa de que se trata Fecha de firma: 12/07/2022 habíase realizado en el período de sospecha; y haber quedado suficientemente Alta en sistema: 15/07/2022

    Firmado por: P.D.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: H.P., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: G.G.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.R.G., JUEZ DE CAMARA

    demostrado el vínculo y estrecho conocimiento entre ambos demandados y,

    también, el conocimiento por el adquirente L., del estado cesante en que se hallaba el enajenante G..

    Sobre tales bases el magistrado señaló que los demandados no lograron desvirtuar la presunción de que el acto cuestionado causó perjuicios a los acreedores del fallido; descartó por ausencia de contradocumento e insuficiencia probatoria, que según lo invocado por el codemandado L. lo realizado por él y el señor G. hubiere sido una simulación lícita y, por todo esto, decidió del modo dicho.

  2. Los recursos.

    Si bien ambos demandados apelaron la sentencia, por ausencia de fundamentación el recurso interpuesto por el fallido fue declarado desierto.

    Sí expresó agravios el 26 de diciembre de 2021 J.O.L.,

    articulación ésta que tempestivamente respondió el síndico de la quiebra de G.M.G..

    En apretada síntesis, sostuvo el quejoso que la prueba testimonial, que el sentenciante mal valoró, dio cuenta de la existencia de actos que sólo puede desarrollar quien es dueño del inmueble, y reiteró cuanto en su momento había declarado en el marco del proceso falimentario.

    Se agravió de que con base en presunciones la sentencia hubiere considerado demostrado su conocimiento del estado cesante en que se hallaba el señor G.: sobre esto aseveró que cuanto declaró en el quicio de la quiebra de este último fue sacado de contexto y adujo que nadie le advirtió de su utilización.

    Por último, cuestionó la valoración que en la sentencia se hizo de lo que el fallido declaró en el marco de su proceso falencial.

    Fue oída la señora fiscal general ante esta alzada mercantil.

  3. La solución.

    i. La acción revocatoria concursal tiene por fundamento y objetivo la tutela de la igualdad de los acreedores, que se vería alterada de convalidarse aquellos actos que la ley declara inoponibles a la masa por el tiempo y modo de su celebración.

    Fecha de firma: 12/07/2022

    Alta en sistema: 15/07/2022

    Firmado por: P.D.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: H.P., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: G.G.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.R.G., JUEZ DE CAMARA

    Por ello, los actos aún normales que realiza el deudor luego de la cesación de pagos pueden ser declarados inoponibles a los acreedores, si se demuestra que el tercero que ha contratado con el deudor tenía conocimiento del estado de impotencia patrimonial. Tal circunstancia hace inoponibles esos actos,

    por cuanto lo que se persigue es su restitución al patrimonio fallido en tanto indebidamente salido de él durante el período de sospecha (v. Heredia, en “Tratado Exegético de Derecho Concursal”, Buenos Aires, 2005, t°. 4, pág. 155

    y sig.; Bergel-Paolantonio, en “La ineficacia concursal en la ley 24522”, Revista de Derecho Privado y Comunitario, Concursos y Quiebras II, Número 11, pág.

    125 y sig,).

    La teoría de la inoponibilidad de los actos perjudiciales a los acreedores se fija sobre el dato cardinal del conocimiento del tercero del estado cesante pues, en definitiva, es esto lo que decide la oponibilidad, o no, del acto.

    En pocas palabras, la ley condiciona el ejercicio de la acción revocatoria a los siguientes recaudos: (i) que se trate de actos a título oneroso (ii)

    celebrados dentro del período de sospecha (iii) con conocimiento del tercero contratante de la cesación de pagos del fallido; conocimiento que debe existir al tiempo de la celebración del negocio según llevo expuesto.

    No se está, pues, en el campo de las intenciones dolosas sino frente al dato objetivo, la insolvencia conocida.

    Ese conocimiento al cual el art. 119 de la ley 24.522 subordina la declaración de ineficacia, es un hecho psíquico, un estado mental compuesto por el juicio que atribuye a otro sujeto la situación o cualidad de ser insolvente, y que reconoce dos elementos: por un lado la misma insolvencia conocida y, por el otro, la consciencia de que el acto obrado con el insolvente es lesivo de los derechos de terceros acreedores (v. H., op. y loc. cit., pág. 256, nro. 7;

    L., en “La ignorancia voluntaria e indebida como presupuesto de la revocatoria concursal”, E.D. 132-829; M., en “La ley de concursos comentada”, Buenos Aires, 2001, pág. 391 y sig.

    Lo que ha de ser probado por el promotor de la demanda, entonces, es tanto que el tercero contratante conoció esa insolvencia respecto del disponente,

    Fecha de firma: 12/07/2022

    Alta en sistema: 15/07/2022

    Firmado por: P.D.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: H.P., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR