Gremios: el día en que el Colón fue de los obreros

 
EXTRACTO GRATUITO

Mario Paiva tiene 44 años, está empleado a sueldo en la contratista Rol Ingeniería y en 2010 trabajó en las obras de restauración del Teatro Colón. Anoche, él era uno de los 400 obreros del gremio de la Uocra que hacían fila sobre la calle Viamonte para conocer por dentro el monumental coliseo de la cultura porteña.

La visita en tropa al Colón de los albañiles de la Uocra no pasó inadvertida. El sindicato, a través de su fundación y de un canal propio de televisión al que accedió hace cinco años a través de la denominada ley de medios, dio el campanazo de largada a la tercera versión del Festival Internacional de Cine sobre el Trabajo, que comenzó ayer y durará hasta el 11 de este mes. Anoche, en el Colón se habló de trabajo y de cultura. Pero también de política.

Como Paiva, hubo muchos albañiles que pisaron por primera vez el Colón. Algunos no alcanzaron a pasar por sus hogares para cambiarse la ropa del trabajo. Así como hubo obreros de punta en blanco, con saco y corbata, también hubo otros que asistieron con sus mamelucos al hombro y hasta con las gorritas amarillas y azules que lucen en las manifestaciones callejeras. Todos se organizaron como escuadrón para ingresar por la puerta de Viamonte. No hubo vallas para contener ningún rapto violento, como puede ocurrir en un acto gremial. Nadie entonó cantitos con la música de moda ni tuvieron que batir bombos. Fue una jornada distinta.

Dentro del teatro, entre la majestuosidad del Colón, la tropa de obreros se distribuyó en los dos anillos superiores. "Copamos la quinta y la sexta bandeja", bromeó un futbolero. Un compañero del gremio le siguió el juego: "Se ve mejor que en la Bombonera". La tribuna estalló en aplausos y en algún grito de cancha cuando subieron al escenario los tres delegados gremiales que representaron a los 300 albañiles que participaron de las obras de restauración del teatro.

El mensaje

El coliseo también vibró cuando el jefe de la Uocra, Gerardo Martínez, ofició de anfitrión. "Buscamos construir un puente entre la cultura y el trabajo", dijo el sindicalista como parte del mensaje inaugural del Festival de Cine, del que participan 460 películas, entre cortos y largometrajes.

Martínez llevaba un papelito como machete. Lucía nervioso. "No es fácil hablar desde este lugar. Para muchos es nuestra primera vez aquí. Estamos acostumbrados a hablar en otro lado, en otro tono...", se sinceró.

Además de sus afiliados, a Martínez lo escuchaban desde el palco central el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA