Grecia sale de la recesión, pero no de los problemas

 
EXTRACTO GRATUITO

ATENAS.- Hace 10 días, Grecia salió oficialmente de la recesión más profunda que conoció un país occidental en el último siglo: 24 trimestres consecutivos que rebanaron el 25% de la riqueza nacional y destruyeron más de un millón de empleos.

Las estadísticas tienen un aspecto más saludable. Pero, para salir de ese pozo de retroceso y empobrecimiento, el país necesitará años o incluso décadas hasta que puedan disiparse las consecuencias sociales.

"Prometo que el crecimiento continuará a un ritmo aun mayor", declaró el primer ministro griego, Antonis Samaras. "Ningún griego quedará atrás. Ha vuelto la esperanza. Grecia está de regreso", clamó.

El PBI creció 0,4% en el segundo trimestre y 1,7% en el tercero, cifras que provocaron la envidia del resto de la zona euro. Pero las declamaciones no pueden ocultar las heridas que estos años provocaron. Y esas cifras son las que realmente causan escalofríos.

Esa miseria no se ve en las calles de Atenas. Pero en una de cada cinco familias griegas nadie tiene trabajo. Por increíble que parezca, un tercio de los griegos más sus familias directas perdieron todo seguro médico debido a un desempleo prolongado.

Hace tres años, el cardiólogo Georges Vichas fundó la Clínica Comunitaria Metropolitana para seguir ocupándose de aquellos pacientes que habían perdido todos sus derechos de salud. Actualmente dirige un equipo de más de 250 voluntarios que reciclan medicamentos, hacen controles sanitarios gracias a equipamiento donado y toman turnos en clínicas y hospitales que ofrecen servicios caritativos.

Jamás imaginé que nuestra tarea llegaría a estos niveles -confiesa-. La gente que viene a vernos se siente humillada, indignada y profundamente triste. Nuestro único objetivo es reemplazar esos dramáticos sentimientos por un poco de esperanza.

Las consecuencias de la recesión se hicieron sentir en todos los sectores del país, recortando servicios públicos y terminando incluso con viejas tradiciones. Sus manifestaciones suelen rayar el absurdo.

La mayoría de las 5000 islas griegas son accesibles sólo por ferry. En verano. Porque en invierno, debido a la crisis, los buques sólo navegan a los destinos rentables. Ahora, también por razones de austeridad, muchas de esas poblaciones se quedaron sin el único hospital que tenían. En caso de extrema gravedad, los enfermos dependen de la aleatoria llegada de un helicóptero-ambulancia.

"Los maestros pierden sus puestos, los médicos se quedan sin trabajo, los hospitales...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA