Grandes compañías que guían a las pymes hacia una mejor gestión

 
EXTRACTO GRATUITO

Miles de partículas metálicas son arrojadas a presión desde una tolva, hacia la superficie externa de un vagón de tren. Es un día de trabajo para los operarios de JS Servicios Olavarría, que tienen como misión despintar y limpiar una formación de Ferrosur, para después darle un color renovado. Hasta no hace mucho, cuenta Jorge Sobarzo, presidente de esta pyme familiar, esa tarea del mantenimiento de vagones se hacía con la técnica de arenado: en lugar de minúsculos metales, en la superficie a limpiar impactaban granitos de arena lanzados a 300 kilómetros por hora. Pero eso disparaba al aire un polvillo causante de contaminación y de enfermedades humanas.El cambio de técnica, que ahora llevará a que esta empresa no sólo ayude a cuidar el medio ambiente, sino también a que gane clientes, es uno de los resultados de un programa en el que grandes empresas ayudan a pymes que integran su cadena de valor, a ser más competitivas, organizadas y responsables en la gestión de sus negocios.En el caso de la firma de Olavarría, su cliente Ferrosur -controlada por Loma Negra- es una de las siete compañías participantes del programa Valor, que desarrolla la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) y en el que hay involucradas 70 pequeñas y medianas empresas, según cuenta Fernando Passarelli, coordinador del plan que tiene financiamiento del Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin) del BID. Se trata de una acción de responsabilidad social, con la mira en la competitividad."Hay 60 personas que se ocupan de la capacitación; las empresas que adhieren invitan a sus proveedores o clientes, que son asesorados por consultores generalistas para hacer un diagnóstico de su situación; luego, un consultor especializado queda a cargo del plan de acciones que se defina para mejorar el negocio. Y hay indicadores que van midiendo el progreso", explica Passarelli.En el programa están también los bancos Galicia y Santander Río, el Invap, el grupo Irsa, Monsanto y el laboratorio Novartis. En promedio, cuenta Passarelli, se hace una inversión compartida de unos 100.000 dólares por cada cadena de valor. El beneficio, claro, es mutuo. La empresa cliente apunta a la calidad de los bienes y servicios que adquiere, y en muchos casos hay una reducción de costos por el cambio de prácticas.Además de las modalidades de la prestación de servicios, en el programa se trabaja sobre temas de gobierno empresarial y políticas laborales. "Nos pudimos organizar, diseñando un sistema de gestión de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA