Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala H, 7 de Junio de 2022, expediente CIV 029274/2019/CA001

Fecha de Resolución 7 de Junio de 2022
EmisorCamara Civil - Sala H

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA H

G.M.C.A.c.T.M. y otros s/ Daños y perjuicios

.- Expte. n° 29.274/2019.- J.. n° 66

En Buenos Aires, a los días del mes de junio del 2022,

hallándose reunidos los señores Jueces integrantes de la Sala H de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil de la Capital Federal, a los efectos de dictar sentencia en los autos:“González Maya Carlos Alberto c/

Tawil Marcos y otros s/ Daños y perjuicios”, y habiendo acordado seguir en la deliberación y voto el orden de sorteo de estudio, el Dr. K. dijo:

Contra la sentencia del día 25/11/2021, en la que se hizo lugar a la demanda promovida por C.A.G.M. contra M.T. y su aseguradora La Equitativa del Plata S.A. de Seguros, apelan el actor y la citada en garantía, quienes en virtud de los fundamentos expuestos en sus presentaciones de 14/3/2022 y 20/4/2022, intentan obtener la modificación de lo decidido. Corrido el pertinente traslado, el actor contestó el 26/4/2022 y la empresa aseguradora lo hizo el 6/5/2022,

encontrándose los autos en condiciones de dictar un pronunciamiento definitivo.

I.A..

El actor se agravia del monto fijado en concepto de incapacidad, ya que lo entiende insuficiente. Sostiene que si se toma el monto concedido y se lo divide por la incapacidad establecida por los expertos, el “punto de incapacidad” es notoriamente bajo y debería elevarse. Además, hace referencia a los padecimientos sufridos tanto en su faz física como psicológica. Por otra parte, critica el monto otorgado por daño extrapatrimonial, por considerarlo también escaso. Finalmente, se agravia de la tasa de interés fijada, y solicita la fijación de la tasa activa o bien una tasa pura más elevada.

A su turno, la aseguradora critica la atribución de responsabilidad.

Entiende que se ha demostrado que el hecho se produjo por el actuar concausal del actor y de su asegurado. Destaca que el perito mecánico señaló que se podría considerar como un choque concurrente. También expresa agravios en relación al alcance de la condena, ya que sostiene que Fecha de firma: 07/06/2022

Alta en sistema: 08/06/2022

Firmado por: L.E.A.D.B., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: C.M.K., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: J.B.F., JUEZ DE CAMARA

debe estarse a los límites previstos en el seguro. Además, reprocha la fijación de un interés moratorio para el caso del incumplimiento de la condena, y argumenta que dicha tasa sería confiscatoria.

II. Responsabilidad de la demandada En primera medida trataré los agravios respecto de la responsabilidad.

No se encuentra controvertido que el día 17 de septiembre de 2017,

aproximadamente a las 12.00 hs., se produjo un accidente de tránsito en el que se vieron involucrados el Sr. C.A.G.M., quien conducía su motocicleta marca Yamaha, modelo FZ16, y el demandado, Sr.

M.T., quien viajaba al mando de su automotor marca Ford, modelo Focus.

Tampoco se discute que el siniestro ocurrió cuando los rodados que circulaban por la calle P., en dirección a la Av. C., entraron en contacto, más allá de las diferentes versiones brindadas por las partes.

Finalmente, se encuentra fuera de controversia que el actor, a causa del incidente sufrió lesiones.

Antes de examinar las pruebas rendidas, y teniendo en cuenta que se encuentra reconocido el contacto entre los rodados, recuerdo que resulta de aplicación al caso el art. 1769 y concordantes del Código Civil y Comercial de la Nación.

Si se trata de un accidente de tránsito, pesa sobre el dueño o guardián una presunción de responsabilidad de la que puede eximirse, total o parcialmente, acreditando la culpa de la víctima, la de un tercero, o el caso fortuito, es decir, una causa extraña o ajena.

El riesgo y, en su caso, el vicio de la cosa, da nacimiento a la responsabilidad del dueño o guardián, con total prescindencia del elemento subjetivo de la culpa, que no constituye en este caso un presupuesto del deber de resarcir.

Al ser así, está claro que la carga de la prueba se invierte, y es el demandado quien debe demostrar la causa ajena. Pero esto no implica que el actor se encuentre liberado de acreditar el hecho que expuso en su demanda.

Fecha de firma: 07/06/2022

Alta en sistema: 08/06/2022

Firmado por: L.E.A.D.B., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: C.M.K., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: J.B.F., JUEZ DE CAMARA

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA H

El juez a quo atribuyó la responsabilidad al demandado. Para ello se basó en que, encontrándose reconocido el suceso, las encartadas no habrían demostrado ninguna de las eximentes previstas por el ordenamiento.

El principal argumento defensivo de las condenadas en esta instancia es que el perito mecánico, Ing. D.M.M., refirió que “…no se puede definir la condición de embistente y embestido, por cuanto se podría considerar como un choque concurrente…”

Ahora bien, entiendo que esta afirmación por sí sola no significa nada.

Lo cierto es que el perito describió que cuando ambos rodados circulaban por la calle P., entre la calle V. y la Av. C., y por causas que no pudo establecer en forma técnica, se habría producido un contacto entre ellos.

Agregó que “…la colisión se produjo entre el lateral delantero derecho del Ford y el lateral izquierdo del vehículo de la parte actora…” y que “…los daños originados pueden considerase producto de un choque en momentos en que los dos rodados habrían estado circulando en igual sentido posicionados en una ubicación cercana a ser paralela…”

En base a esto, creo que está claro que la concurrencia a la que se refiere el experto, es una definición física y no una apreciación jurídica.

Lo cierto es que el dictamen no ofrece ningún elemento que permita tener por acreditado que el suceso se desencadenó por el actuar de la víctima, ya que no pudo demostrarse su mecánica.

En este punto cabe aclarar que aun cuando pudiera tenerse por acreditado que los rodados se encontraban casi en paralelo –a diferencia de lo afirmado por el actor en su escrito inicial-, lo relevante es que no hay prueba alguna de que fuera el accionante quien iniciara el contacto, o realizara alguna maniobra antirreglamentaria o temeraria que lo produjera.

Creo que esto sella la suerte adversa del recurso intentado con relación a este punto sustancial de la decisión.

En consecuencia, no encontrando razones para tener por acreditada la eximente invocada propongo al acuerdo que se confirme la sentencia de grado en este aspecto.

Fecha de firma: 07/06/2022

Alta en sistema: 08/06/2022

Firmado por: L.E.A.D.B., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: C.M.K., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: J.B.F., JUEZ DE CAMARA

III. Partidas indemnizatorias a. Incapacidad sobreviniente.

El actor critica la suma de $ 700.000, otorgada en concepto de incapacidad sobreviniente.

La indemnización por incapacidad sobreviniente -que debe estimarse sobre la base de un daño cierto- procura el resarcimiento de aquellos daños que tuvieron por efecto disminuir la capacidad vital de la persona afectada,

no solo en su faz netamente laboral o productiva sino en toda su vida de relación (social, cultural, deportiva e individual).

De allí que en materia civil y a los fines de su valoración no puedan establecerse pautas fijas por cuanto habrá de atenderse a circunstancias de hecho variables en cada caso en particular ya que tratándose de una reparación integral para que la indemnización sea justa y equitativa deben apreciarse diversos elementos y circunstancias de la víctima, tales como su edad, formación educativa, ocupación laboral y condición socioeconómica.

No debe perderse de vista que el individuo tiene derecho a su integridad física, pues la salud y la integridad no son solo un bien jurídicamente tutelado cuyo quebrantamiento debe ser reparado, sino que además constituye un valor en cuya protección está interesado el orden público.

El Hospital Bernardino Rivadavia informó a fs. 231, que el actor fue atendido el día del hecho, oportunidad en la que se le diagnosticó fractura de tibia y peroné izquierdos y luxación de pulgar derecho.

El perito médico, Dr. A.S.N., explicó que...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR