Sentencia de Camara Civil y Comercial Federal- Sala Ii, 12 de Mayo de 2021, expediente CCF 003667/2008/CA001 - CA002

Fecha de Resolución12 de Mayo de 2021
EmisorCamara Civil y Comercial Federal- Sala Ii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES EN LO CIVIL Y

COMERCIAL FEDERAL – SALA II

Causa n° 3667/2008

G.M.V. c/ CLINICA BECCAR DE BELBI SRL Y

OTRO s/DAÑOS Y PERJUICIOS

En Buenos Aires, a los 12 días del mes de mayo de 2021, se reúnen en Acuerdo los señores jueces de la S.I.I de esta Cámara para dictar sentencia en los autos del epígrafe. Conforme con el orden de sorteo efectuado, el doctor A.S.G. dice:

  1. La Sra. R.L., en representación de su hija menor de edad M.V.G., quien, a lo largo del pleito alcanzó la mayoría de edad y ejerció su propia defensa, interpuso la presente acción contra la CLINICA BELBI S.R.L. (ex Clínica Beccar), la OBRA

    SOCIAL DEL PERSONAL AUXILIAR DE CASAS PARTICULARES (en adelante, OSPACP) y la ORGANIZACIÓN MÉDICA S.A., a los fines de obtener la suma de PESOS CIENTO SESENTA Y SEIS MIL QUINIENTOS

    ($166.500) o la que en más o menos resulte de la prueba a producirse, los intereses y las costas. Ello, en razón de los daños y perjuicios sufridos como consecuencia de lo que entiende un obrar negligente de las demandadas,

    consistente en no haber tomado recaudos especiales a los fines de mitigar las condiciones de salud de la accionante, quien –por sus antecedentes- detentaba un embarazo de riesgo y por la demora acaecida el día 12 de febrero de 2007

    en la derivación de la paciente a un establecimiento adecuado y que tuvo,

    según su relato, como consecuencia directa la pérdida de su embarazo (ver fs.

    57/72).

  2. En la sentencia de fs. 784/792, el J. de la anterior instancia rechazó la demanda entablada contra la Clínica B. S.R.L., OSPACP y la Organización Médica S.A., absolviendo también a Nobel Compañía de Seguros S.A. y Seguros Médicos S.A. (aseguradoras citadas en garantía) y al Dr. J.G. (tercero citado).

    Fecha de firma: 12/05/2021

    Alta en sistema: 13/05/2021

    Firmado por: E.D.G., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: R.G.R., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: A.S.G., JUEZ DE CAMARA

    Para resolver de tal modo, el a quo, consideró que no surgía sustento probatorio alguno que pudiera acreditar en la causa la calificación formulada por la actora de embarazo de riesgo, como así las manifestaciones genéricas del escrito inicial tales como “falta de preparación de la clínica para su seguimiento” y que “le negaron su derivación a otra institución” (art. 377

    del Código Procesal). Más aún, teniendo en cuenta el proceder de la actora,

    quien, ante la íntima convicción –según surge del relato del escrito inicial,

    ratificado en el alegato- de haber atravesado un embarazo de riesgo, no concurrió a control desde el 27 de diciembre de 2006 hasta el 12 de febrero de 2007 como tampoco acreditó haber formulado interconsulta alguna ante la aducida deficiente atención de la clínica accionada.

    En lo que respecta al hecho acaecido el 12 de febrero de 2007,

    concerniente a la demora en la que habría incurrido la demandada en disponer la derivación de la paciente a otra institución y que, a su decir, tuvo como consecuencia directa la pérdida del embarazo, el Magistrado, haciendo mérito de la constancia documental que emana de la historia clínica, la prueba pericial producida en autos y la declaración del Director del Instituto Médico de Obstetricia al que fue derivada, entendió que no se encontraba demostrado que el desenlace fatídico se hubiese evitado de realizarse el traslado de la paciente con anterioridad, sin que surja algún tipo de apartamiento de la lex artis médica en el desempeño de la clínica ante el inesperado y abrupto cuadro presentado por la actora.

    De allí que, al no darse todos los recaudos pertinentes para que se configure la responsabilidad civil, esto es, el incumplimiento o violación de la ley, la imputabilidad del autor, el daño resarcible y la relación de causalidad entre la conducta obrada y el daño, dispuso que correspondía rechazar la demanda.

    Finalmente, en el entendimiento de que la actora pudo creerse con derecho a reclamar la indemnización pretendida, impuso las costas del proceso en el orden causado (art. 68, segundo párrafo, del Código Procesal).

  3. Contra dicho pronunciamiento, la Srta. M.V.G. interpuso recurso de apelación (ver fs. 797), expresando agravios Fecha de firma: 12/05/2021

    Alta en sistema: 13/05/2021

    Firmado por: E.D.G., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: R.G.R., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: A.S.G., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES EN LO CIVIL Y

    COMERCIAL FEDERAL – SALA II

    Causa n° 3667/2008

    a fs. 848/856, los que fueron contestados por el tercero citado Dr. J.G. a fs. 870/872 vta. y por la co-demandada Organización Médica S.A. a fs. 874/877. El Dr. J.G. y la citada en garantía Seguros Médicos S.A.

    hicieron lo propio a fs. 802 y 804, fundando sus recursos a fs. 858/860 y fs.

    662/868 -respectivamente -, los que no merecieron réplica.

    Las quejas de la accionante se centran en cuestionar el rechazo de la demanda. En tal sentido, plantea que: a) Yerra el Juzgador cuando prescinde del factor tiempo en la atención médica de la actora como elemento esencial para el fatal desenlace del embarazo y el desangre de la madre que requirió

    trasfusiones durante tres días para su recuperación en el Instituto Materno de Obstetricia; b) El a quo debió contemplar que la injustificada y extensa demora de más de ocho horas en ser debidamente atendida por médicos y el excesivo estrés que ello provocó a una menor de edad, embarazada con contracciones,

    dos previos abortos y alta presión, debió necesariamente haber tenido incidencia directa o concasualmente con el desenlace final, pues el cuerpo humano responde a las circunstancias externas; c) El Magistrado mal consideró

    que los demandados obraron según las reglas del arte de curar cuando, en rigor de verdad, conociendo con certeza el antecedente de dos abortos espontáneos previos, en ocasión de presentarse de urgencia con fuertes contracciones en la Clínica B. el día 12.2.07, el correcto obrar hubiera importado reaccionar inmediatamente y trasladarla a un nosocomio con neonatología. De allí que se debió entender que el reproche no es la decisión de la derivación sino el modo de la implementación de la misma, que implicó que el desenlace no sea accidental; d) Resulta inadmisible que la falta de horario de ingreso, de revisación, de comienzo de pérdidas de sangre y de pedido de traslado -deliberadamente omitidos en la historia clínica- no constituyan una grave negligencia en las obligaciones a cargo de los médicos de la Cínica demandada; e) Ante las vergonzantes omisiones referidas en la historia clínica,

    el a quo debió aplicar la penalidad de la presunción en contra de las Fecha de firma: 12/05/2021

    Alta en sistema: 13/05/2021

    Firmado por: E.D.G., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: R.G.R., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: A.S.G., JUEZ DE CAMARA

    emplazadas; resultando un absurdo legal exigir que la paciente embarazada,

    con contracciones, alta presión y pérdidas de sangre acredite el horario de ingreso a la guardia; f) El sentenciante yerra en prescindir de las declaraciones testimoniales de las Sras. M., LUNA y ALVINO PENADILLO referidas a que la actora estuvo largas horas en la Clínica B. esperando su traslado.

    Lejos de ser testigos de referencia o de oídos, participaron directamente en el desarrollo de los hechos, llamando personalmente a la obra social demandada para que mandaran la ambulancia a trasladar a la paciente y son quienes escucharon con sus propios sentidos la angustia y desesperación de una madre al ver sufrir y desangrar a su hija embarazada; g) Se incurre en un grave error en la administración de justicia al pretender el J. de grado que sea la paciente quien establezca qué tipo y con qué frecuencia requiere los controles médicos. Máxime cuando fue la doctora a su cargo quien le había asignado un turno para dentro de un mes y medio y h) El Sr. J. de primera instancia debió

    considerar la pericia realizada por el médico psiquiatra donde se ha constatado la relación causal entre la dolencia sufrida por la actora y los hechos sucedidos en la demanda como así la pericia médica y declaración testimonial del médico tratante del posoperatorio de la actora –Dr. G.G.H.-

    donde surge que la intervención de la actora le ha causado una incapacidad parcial y permanente de un 12% de la total obrera.

    Por su parte, el tercero citado Dr. J.G. se agravia únicamente del modo de imposición de las costas. Plantea que al haber sido traído injustamente a este juicio por no surgir de la demanda ni de la citación ninguna conducta reprochable a su persona -culpable o dolosa- ni mala praxis,

    debieron ser atribuidas exclusivamente al solicitante de su citación propuesta sin razón, es decir, N.S.(.aseguradora de la co-demandada B. S.R.L.).

    Por último, la citada en garantía Seguros Médicos S.A.

    (aseguradora del Dr. GRASSI) también centra sus quejas en el modo de distribución de los gastos causídicos. Solicita que se impongan a la accionante vencida y sustenta su reclamo en que: a) El Magistrado debió aplicar el principio objetivo de derrota dado que la pretensión de la actora fue rechazada en su integralidad; b) El a quo no fundó una razón valedera para apartarse del principio rector del art. 68 del Código Procesal ni precisó cuáles son las Fecha de firma: 12/05/2021

    Alta en sistema: 13/05/2021

    Firmado por: E.D.G., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: R.G.R., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: A.S.G., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES EN LO CIVIL Y

    COMERCIAL FEDERAL – SALA II

    Causa n° 3667/2008

    particularidades del caso para hacerlo y c) El sentenciante soslaya que la apreciación de la existencia de “una razón fundada para litigar” debe utilizarse con criterio restrictivo ya que no debería relevar de pagar los gastos en que hizo incurrir a sus oponente. Caso contrario, la parte vencida resulta parcialmente vencedora al imponer al triunfante el sacrificio patrimonial...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR