Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Viii, 3 de Octubre de 2019, expediente CNT 032112/2012

Fecha de Resolución 3 de Octubre de 2019
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Viii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA VIII 32112/2012 JUZGADO Nº35 AUTOS: “G.H. EMANUEL (9) c. EXPERTA ART S.A.

(EX QBE) Y OTROS s. ACCIDENTE – ACCION CIVIL”

En la Ciudad de Buenos Aires, a los 03 días del mes de octubre 2019, se reúnen en acuerdo los jueces de la S. VIII de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y, de acuerdo con el resultado del sorteo realizado, proceden a votar en el siguiente orden:

EL DOCTOR VICTOR A. PESINO DIJO:

  1. La sentencia de primera instancia hizo lugar a la acción iniciada con fundamento en la LRT y en la LCT; contra ella que se alzan el actor, E.S. y la ART, a tenor de los escritos obrantes a fs. 1296/1306, 1307/1312 y 1280/1294, respectivamente. Por su parte, B. objeta la imposición de costas y honorarios por la acción incoada en su contra, en tanto los peritos contador y médico hacen lo propio con los honorarios que se les regularon, por considerarlos bajos.

  2. Cuestiona E.S., por ser una integrante de la UTE, los términos de la responsabilidad atribuida a ésta y también lo hace la ART, por la que se le atribuyera.

    Fecha de firma: 03/10/2019 Firmado por: L.A.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: S.D.M., SECRETARIO #20358761#246051947#20191003075303545 En cuanto a la responsabilidad de la UTE, dado que el abogado apoderado de E.S. no acreditó ser apoderado de la UTE ni representante de esta, sino de una de sus integrantes, no tiene la capacidad procesal para poder cuestionar la sentencia en cuanto condena a la Unión Transitoria de Empresas, tal como surge de las constancias obrantes a fs. 370 vta. de autos. No obstante, cabe señalar que la defensa allí esgrimida será tenida en cuenta al analizar la queja planteada por el actor.

    Amén de ello, el argumento de haber cumplido con los deberes legales al contratar una ART y que la responsabilidad total recae sobre esta, no puede ser admitido desde que la ART no tiene por objeto dejar indemne a la empleadora contratante pues el beneficiario del contrato celebrado entre la empleadora y la aseguradora es siempre el trabajador, siendo su objetivo, en primer término, realizar acciones tendientes a prevenir los riesgos que el trabajo le pueda ocasionar y, en su defecto, brindarle las prestaciones correspondientes. Ante el incumplimiento, deberá resarcirle los daños que el trabajo le hubiera ocasionado, resultando sólo tangencial la posibilidad de que el empleador resulte indemne. Por otra parte, en la medida que la aseguradora de riesgos cumpla con todos los deberes a su cargo, sólo deberá responder por los daños, en los límites previstos por la L.R.T. Asimismo, la acción incoada contra la empleadora no se establece en virtud de la normativa especial sobre accidentes sino reclamando una reparación integral, alegando factores de atribución objetivos como el riesgo de la cosa de su empleadora en la cual se trasladaba, cumpliendo órdenes, el trabajador.

    En cuanto a la ART, el planteo recursivo tendrá favorable recepción. En efecto, la Aseguradora de Riesgos del Trabajo pretende que se modifique la resolución adoptada en grado con el fundamento de la velocidad con la que circulaba el vehículo en el cual se produjo el siniestro, como así también que las normas de circulación debían ser conocidas por el actor, puntualmente hace referencia al uso de los cinturones de Fecha de firma: 03/10/2019 Firmado por: L.A.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: S.D.M., SECRETARIO #20358761#246051947#20191003075303545 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA VIII seguridad. Añade a ello la denuncia de incumplimientos señalada en el punto 4.1.2 de la pericia técnica.

    En este aspecto, cabe recordar que las ART son entes creados con un fin específico que es la prevención de los daños que, en el ámbito laboral, se pueden ocasionar. Pero en los presentes está en juego el cumplimiento de la Ley Nacional de Tránsito (Ley 24449) que, en su artículo 40 inciso K, establece la obligatoriedad de que los ocupantes del vehículo usen los correajes de seguridad en los vehículos que por reglamentación deben poseerlos, como así también la de respetar los límites máximos de velocidad para circular en las diversas zonas por las que se transite.

    No puede soslayarse, al respecto, que la Ley se presume conocida por todos (artículo 20 Código Civil, equiparable al actual artículo 8 del C.C. y C.N.) y, en cuanto a ello, no existía deber de asesoramiento por parte de la ART accionada.

    Por lo demás, no se ha argumentado la existencia de una omisión en los deberes de asesoramiento que fuera la causante del daño.

    Como correlato de lo señalado, no puede sino liberarse de responsabilidad a la ART accionada.

  3. Se queja la accionante de la falta de atribución de responsabilidad a las integrantes de la UTE. La sentencia de grado, al respecto, evoca jurisprudencia en la cual se destaca que, en el caso de constituirse una UTE y de constatarse que la misma obró en calidad de empleadora, ello significa que la relación se dio también con las diversas sociedades integrantes de la misma pero que la solidaridad dependerá de lo pactado expresamente en el acto de constitución.

    En el fallo citado no se examinaba la responsabilidad por daño; no obstante no concuerdo con el análisis de grado. En primer término he de destacar que la jurisprudencia reseñada establece que la responsabilidad que recae en la UTE como en Fecha de firma: 03/10/2019 Firmado por: L.A.C., JUEZ DE...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba