Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V, 30 de Diciembre de 2021, expediente CNT 105295/2016/CA001

Fecha de Resolución30 de Diciembre de 2021
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA V

Expte. Nº CNT 105295/2016/CA1

SENTENCIA DEFINITIVA. 85948

AUTOS: “G.C., M.V. C/ DIFFUPAR S.A. Y OTRO S/

DESPIDO” (JUZGADO Nº 68).

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Capital Federal de la República Argentina, a los 30 días del mes de diciembre de 2021 se reúnen los señores jueces de la Sala V, para dictar la sentencia en esta causa, quienes se expiden en el orden de votación que fue sorteado oportunamente la doctora B.E.F. dijo:

I- La sentencia definitiva dictada en forma virtual el 28/12/2020 ha sido apelada por la parte actora y por la codemandada D.S., a mérito de los memoriales incorporados el 1/2/2021 y el 3/2/2021, respectivamente, éste último replicado por la actora el 10/2/2021. Se registran asimismo las apelaciones que articulan el perito contador (21/10/2021) y la representación letrada de la parte actora (1/2/2021),

cuestionando los honorarios que fueron regulados en la instancia anterior por estimarlos reducidos.

II- Razones de mejor orden expositivo me inclinan a iniciar el examen del recurso deducido por la demandada D.S., en el orden que se expondrá a continuación, partiendo desde la queja en virtud de la cual cuestiona la sentencia de grado en la medida en que admitió las indemnizaciones por despido, al tener por ciertas la categoría de sub encargada y la jornada denunciadas en el inicio, afirmando al respecto que tales extremos no se encuentran acreditados en autos, toda vez que a su criterio, la prueba testimonial, no resultó hábil a tal fin. Se agravia asimismo por la admisión del incremento previsto por el art. 2 de la ley 25.323, aclarando que la actitud asumida por la actora en el intercambio telegráfico le permitió deducir que no le era exigible indemnización alguna en tanto que ninguna razón cabía para su reclamo.

Delineados de este modo el primer y segundo agravio articulado por la demandada, merece puntualizarse que el escrito de la parte demandada no cumple acabadamente los recaudos exigidos por el art. 116 de la L.O., por no consistir en una crítica concreta y razonada de todos los fundamentos de la sentencia, en la que se demuestre punto por punto la existencia de errores de hecho o de derecho en que pudiera haber incurrido la juzgadora, con la indicación de las pruebas y de las normas jurídicas que el recurrente estime le asisten. De tal modo, la queja sólo consiste en una mera discrepancia con lo resuelto, que no justifica su modificación.

En efecto, el recurrente soslaya claramente el análisis que formuló el juez a quo sobre las declaraciones rendidas por I.S.G., L.G.F. de firma: 30/12/2021

Firmado por: J.C., SECRETARIA DE CAMARA 1

Firmado por: B.E.F., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: G.D.V., JUEZ DE CAMARA

M., L.R.S., H.M.R. y J.B.B., que analizadas del modo que lo habilitan los arts. 386 CPCCN y 90 LO le permitieron a la magistrada colegir que la categoría laboral en que fuera registrada como vendedora, no reflejó las verdaderas tareas desempeñadas como sub encargada, categoría que además tampoco fue compensada en el plano salarial mediante el adicional “dedicación funcional” que se le abonaba.

De igual modo, no se hace cargo de los sólidos fundamentos expuestos por la sentenciante al ponderar los datos que surgen del informe pericial contable,

conjuntamente con las declaraciones testimoniales, a tenor de los cuales admitió las diferencias salariales pretendidas en concepto de horas extras. Lo cierto es que las sucintas manifestaciones que ensaya el apelante no logran modificar lo expuesto por la juez a quo en orden a la valoración probatoria efectuada, como a la operatividad de la presunción prevista por el art. 55 LCT, que tampoco mereció observación alguna de su parte.

En consecuencia, sugiero desestimar la queja y confirmar lo resuelto en el segmento en debate, incluso en lo que atañe al incremento indemnizatorio previsto por el art. 2 de la ley 25.323, toda vez que el apelante no rebate en modo alguno el fundamento vertido por la sentenciante, en orden a la existencia de intimación por parte de la trabajadora a fin de que le abonara las indemnizaciones adeudadas, toda vez que la actora cursó la intimación en procura del pago de las indemnizaciones que por derecho le correspondían (v. colacionado N° 701320257 del 27/09/2016, acompañada por el correo con el informe de fs. 201) y ante el resultado infructuoso de aquélla, debió

recurrir a la instancia administrativa pertinente (SECLO) y luego a la judicial para obtener la satisfacción de su crédito, lo que torna aplicable en la especie lo normado por dicho dispositivo legal.

III- En lo que respecta a la fecha de ingreso, vale recordar que la magistrada a quo, ponderó las declaraciones instadas en autos y en función de ello desestimó el reclamo al sostener que los testigos G., M., S. y B. no...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR