Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Vi, 27 de Noviembre de 2020, expediente CNT 064409/2017/CA001

Fecha de Resolución27 de Noviembre de 2020
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Vi

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA VI

SENTENCIA DEFINITIVA Nº 75984

SALA VI

Expediente Nro.: CNT 64409/2017

(Juzg. Nº 4)

AUTOS: “G.B.D. C/ CRISTOBAL COLON S.R.L.

S/ DESPIDO”

Buenos Aires, 27 de noviembre de 2020.-

En la Ciudad de Buenos Aires reunidos los integrantes de la Sala VI a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia en estas actuaciones, practicando el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

EL DOCTOR C. POSE DIJO:

La actora, vencida en el litigio, argumenta que las tareas que realizó eran las propias de una sub-encargada de acuerdo al CCTr. nº 130/75 lo que legitimaría su pretensión; que la declaración de D´ Apuzzo acredita su versión de los hechos,

la prestación de horas extras y nocturnas y la validez de su reclamo por daño moral. A todo evento persigue la baja de los honorarios regulados, mientras que los auxiliares de justicia persiguen la elevación de los propios Los agravios vertidos resultan insuficientes para justificar una rectificación del decisorio de primera instancia por no constituir, en los términos del art. 116 de Fecha de firma: 27/11/2020

Firmado por: L.S.G.I., PROSECRETARIO DE CAMARA

Firmado por: C.P., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: L.A.R., JUEZ DE CAMARA

la LO, una crítica concreta y razonada del pronunciamiento dictado. En el caso, las prestaciones denunciadas como efectivizadas por G. fueron negadas por la demandada (ver escrito de réplica, fs. 94 vta./6, punto III) incluyendo el desempeño de extras y de prestaciones nocturnas y, si bien en nuestro derecho positivo no rige la máxima “testis unus,

testis nullus”, no puede desconocerse que los dichos de D

´Apuzzo (fs. 183/3) son imprecisos y dudosos – por cuanto: a)

en lo esencial se apoyan en el relato de la trabajadora accionante: “íbamos a almorzar juntas, me consta porque ella me contaba”; b) han sido desmentidos por otras declaraciones (ver precisiones de C., fs. 185/6, Sarica, fs. 187) cuyo valor suasorio no ha sido desmentido, máxime que otro de los declarantes –el testigo B., fs. 189- explica que la actora fue echada porque no cumplió con las expectativas que se esperaba de una vendedora.

Pero, cabe aclarar, que G. percibió lo que le era tarifadamente debido por el despido impuesto –se le abonó la suma de $ 134.407,98- y su reclamo salarial e indemnizatorio se...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba