Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 16 de Junio de 2022, expediente CNT 033885/2017/CA001

Fecha de Resolución16 de Junio de 2022
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II

SENTENCIA DEFINITIVA

EXPEDIENTE NRO.: 33885/2017

AUTOS: GOMEZ DEL RIO, JOSE FERNELLY c/ EMPRESA DE SEGURIDAD

UNICA S.R.L. Y OTROS s/DESPIDO

VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la Ciudad de Buenos Aires, luego de deliberar, a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, los integrantes de la Sala II, practicado el sorteo pertinente, en la fecha de firma indicada al pie de la presente proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

La Dra. A.E.G.V. dijo:

I. Contra la sentencia de la instancia anterior se alzan los demandados Empresa de Seguridad Única SRL, A.M.R. y N.S.P. y la parte actora a tenor de las respectivas presentaciones digitales efectuadas mediante el sistema Lex 100.

II. Razones de orden metodológico me llevan a dar liminar tratamiento a la queja que vierten las codemandadas, quienes cuestionan en primer lugar que, tras un análisis -a su criterio- incorrecto de las constancias de la causa, el judicante de grado hubiera reputado injustificado el despido decidido por su parte mediante misiva cursada el 30/6/2016. Controvierten que el Dr. H.M. hubiera considerado necesario, en cumplimiento del deber de buena fe, intimar al trabajador a presentarse a trabajar o justificar sus inasistencias con anterioridad a despedirlo y destacan a su vez, la omisión del sentenciante de anterior grado quien ninguna referencia efectuó respecto del otro incumplimiento grave alegado por su parte en la misiva resolutoria, esto es, el texto mendaz del telegrama del actor imputando conductas contrarias a derecho a su mandante,

situación que, a su criterio, puso la relación en un estado sin retorno.

Llegó firme a esta instancia que el vínculo laboral habido entre las partes quedó extinguido mediante misiva cursada por la empleadora el 30/6/2016 -recibida por el actor el 4/7/2016- en la que se le imputó a éste “su mendaz misiva y las ausencias injustificadas y sin aviso de los días 18, 19, 25, 26, 27 y 28 de junio de 2016”. Cabe memorar que el 28/6/2016 el accionante había intimado a Empresa de Seguridad Única SRL a regularizar su situación laboral conforme su real fecha de ingreso (9/8/2014), su remuneración percibida $9.000 más $6.000 abonados sin registración, su horario de 7,00 a 19,00 hs. de lunes a lunes con un franco semanal y sus tareas como encargado de Fecha de firma: 16/06/2022

Firmado por: A.E.G.V., JUEZA DE CAMARA

Firmado por: J.S.R., SECRETARIO DE CAMARA

Firmado por: J.A.S., JUEZ DE CAMARA

vigiladores, así como a abonar el recargo de las horas extras trabajadas al 100% y acreditar el ingreso de los aportes previsionales y sindicales conforme su real remuneración, todo ello bajo apercibimiento de considerar disuelto el vínculo por su exclusiva responsabilidad.

Ahora bien, en lo que se refiere a las ausencias injustificadas y sin aviso de los días 18, 19, 25, 26, 27 y 28 de junio de 2016 invocadas por la demandada en su misiva resolutoria, corresponde señalar que de la propia documental adjuntada por la empleadora (ver fs. 153) se desprende que las inasistencias de los días 18 y 19/6/2016

fueron previamente avisadas, amén de que la prueba informativa rendida a la Obra Social de la Ciudad de Buenos Aires- OBSBA dio cuenta de la atención del actor el día 18/6/2016

por la Dra. C.H., información que se corresponde con el certificado expedido ese día por dicha profesional con indicación de reposo por 48 hs. por gastroenterocolitis.

Si bien el certificado médico acompañado por el accionante correspondiente a la atención médica del día 25 en el que se indicaba reposo por 72 hs. por cefalea, contractura muscular y cervicalgia, no fue corroborado en su autenticidad, en tanto sólo se acreditó la veracidad del correspondiente al 28/6, en el que la Dra. A.L.V. indicó reposo por un día por cefalea tensional, rectificación cervical y HTA (fs.

385), lo cierto es que el despido comunicado el mismo 28/6/2016 sin un requerimiento previo a fin de que el actor justificara sus inasistencias anteriores resultó apresurado y, por lo mismo, injustificado.

III. En cuanto a la restante causal invocada por la empleadora relativa a la “mendaz misiva” cursada por el trabajador en la que requería la correcta registración del vínculo conforme su real remuneración y categoría y el pago de horas extras adeudadas,

habré de señalar previo a todo que la sola circunstancia de que el trabajador hubiera efectuado reclamos por incumplimientos contractuales -aún en la hipótesis de que hubieran resultado improcedentes- no constituye justa causa de despido, salvo que se acredite la irrazonabilidad manifiesta de los mismos o abuso de derecho, extremos que no se verifican en el sub lite.

Por el contrario, analizada la prueba testimonial obrante en la causa conforme los dictados de la sana crítica (arts. 386 y 456 CPCCN), habré de concluir debidamente...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR