Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V, 27 de Noviembre de 2017, expediente CNT 013526/2014/CA001

Fecha de Resolución27 de Noviembre de 2017
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA V Expte. nº 13526/2014/CA1 SENTENCIA DEFINITIVA. 81053 AUTOS: “G.M.N. C/ SWISS MEDICAL ART S.A. S/

ACCIDENTE-LEY ESPECIAL” (JUZG. Nº 48).

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, capital federal de la República Argentina, a los 27 días del mes de noviembre de 2017 se reúnen los señores jueces de la Sala V, para dictar la sentencia en esta causa, quienes se expiden en el orden de votación que fue sorteado oportunamente, la DOCTORA G.E.M. dijo:

1.- Contra la sentencia definitiva de fs. 112/113, se alza la parte actora a tenor del memorial obrante a fs. 118/123, escrito que merece réplica de su contraparte a fs. 125/127. Asimismo, la perito médica (fs. 116) cuestiona la regulación de honorarios realizada en la instancia de grado.

2.- La parte actora se agravia porque el sentenciante de grado rechazó el reclamo incoado por el accionante que perseguía el cobro de las indemnizaciones con fundamento en la ley 24.557. Sostiene que en atención a la inexistencia de nexo causal entre la incapacidad y las tareas realizadas por el actor y denunciadas en autos, la primera no debería ser reparada en su favor.

Respecto de la incapacidad psicofísica, lo cierto es que el juzgador no puede apartarse del dictamen médico sin fundamentos serios.

Con prescindencia del acierto o error de los criterios utilizados, la determinación del daño con relación a la pérdida concreta de capacidad de ganancia es tarea del juzgador. Por supuesto, el juzgador no puede apartarse del dictamen (como tampoco puede acatarlo como si la ciencia médica fuera capaz de establecer el daño jurídicamente mensurable) sin fundamentos.

En este sentido, la perito médica a fs. 94 expresó que “la audiometría tonal del paciente es compatible con trauma acústico de 1 grado en ambos oídos. La logo audiometría es concordante con la audiometría tonal. El paciente refiere acufeno no permanente en OD. Test de H., ausencia de simulación. Pérdida auditiva según tabla AMA OD 14,3%, OI 16,5%, porcentaje de incapacidad sobre total obrera 6,12%

(…) Psicodiagnóstico, firma L.. MM ELLI, psicóloga, test entrevistas. Diagnóstico:

trastorno de ansiedad, trastorno por estrés postraumático. Con acentuación de rasgos de personalidad de base, no se observa alteración de memoria, sensopercepción, atención. Pensamiento y juicio conservados, ausencia de producciones delirantes, altos montos de ansiedad, tensión. Indicadores de depresión. Alteración de las relaciones interpersonales. Perturbación del equilibrio emocional que guarda nexo de causalidad con los sucesos expuestos (…) 3) Hipoacusia: el actor presenta una hipoacusia bilateral Fecha de firma: 27/11/2017 Alta en sistema: 30/11/2017 1 Firmado por: E.N.A.G., JUEZ DE CÁMARA Firmado por: L.M.D.'ARRUDA, SECRETARIO DE CAMARA Firmado por: G.E.M., JUEZ DE CÁMARA #20512301#194466034#20171127100605652 con dibujo compatible con daño acústico. De forma tal que al igual que en punto 1), si se demuestra que las condiciones y medio ambiente labora era ruidoso, es verosímil que la patología haya sido causada por la exposición laboral. 4) RVAN en vínculo causal (…) Pérdida auditiva: 6,12%. Relación con el trabajo desempeñado: compatible. RVAN Grado II: 10%. Relación con la patología: compatible”.

El mecanismo resarcitorio de la ley 24.557 se inicia con: el reconocimiento del contrato de afiliación, la determinación de la vigencia de éste al momento del accidente, la recepción de la denuncia del infortunio por la ART y el otorgamiento al trabajador de las prestaciones en especie. Asimismo, resta acreditar la existencia de una incapacidad sobreviniente al hecho y el nexo de causalidad entre ésta y el accidente sufrido por el actor o las tareas que realizara, por lo que, ante un dictamen pericial que determina la existencia de un grado de incapacidad y la compatibilidad de éste con las tareas realizadas por el trabajador, es deber del juzgador que si considera apropiado apartarse del dictamen en cuestión proveer los fundamentos técnicos que respalden tal decisión, supuesto que no consideró cumplido en autos ya que a fs. 112/113 el sentenciante de grado se limita a expresar que “No desconozco que el perito médico asevera, también, que el actor tiene una pérdida auditiva que vincula, al menos concausalmente, con el factor trabajo: no puedo compartir tal conclusión dado que el accionante es una persona de 42 años y es natural que presente cierto déficit auditivo vinculado al envejecimiento vegetativo y a la agresión propia del ruido ciudadano y no del ruido industrial”.

En cuanto a la incapacidad psicológica, más allá de que el sentenciante de grado ni siquiera menciona tal afección, lo cierto es que los principios vertidos anteriormente son plenamente aplicables a éste aspecto.

Estos trastornos pueden incapacitar totalmente al sujeto, aún con prescindencia de cualquier consecuencia anatómica o funcional. Es decir que, el galeno especificó en su informe que la actora sufrió un accidente que pudo fragilizar su estructura psíquica de modo causal y de tipo traumático.

Hay daño psíquico cuando la afección provoca síntomas incapacitantes, como bien indica la experta médica designada de oficio. El concepto de enfermedad es, aún para la ciencia médica, dudoso. La fundamentación de origen para rechazar la configuración del daño se basa es una definición que contradice las brindadas por la OMS que abandonó la descripción de “salud” en contraposición con ausencia de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR