Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial - Camara Comercial - Sala B, 7 de Marzo de 2017, expediente COM 004470/2014

Fecha de Resolución 7 de Marzo de 2017
EmisorCamara Comercial - Sala B

Poder Judicial de la Nación CAMARA NACIONAL DE APELACIONES EN LO COMERCIAL Sala B En Buenos Aires, a los 7 días del mes de Marzo de dos mil diecisiete, reunidos las Señores Jueces de Cámara en la Sala de Acuerdos, fueron traídos para conocer los autos caratulados “G.M.F.J. C/ DRIDCO S.A S/ ORDINARIO”

(EXPTE. N° 4470/2014), en los que al practicarse la desinsaculación que ordena el art. 268 del Código Procesal, resultó que debían votar en el siguiente orden: D.M.L.G.A. de D.C., Ana

  1. Piaggi y M.E.B..

    Estudiados los autos la Cámara planteó la siguiente cuestión a resolver:

    ¿Es arreglada a derecho la sentencia apelada?

    La Señora Juez de Cámara Doctora M.L.G.A. de D.C. dijo:

  2. La causa:

    (a) A fs. 9/16vta. el Sr. F.G.M. promovió demanda contra D.S.A. y solicitó se la condene al pago de la suma de $ 483.000 en concepto de daños y perjuicios y de multa en los términos del art. 52 bis LDC, con más sus intereses y costas.

    Fecha de firma: 07/03/2017 Relató que el 17 de septiembre de 2014 adquirió de Firmado por: M.E.B., JUEZ DE CAMARA Firmado por: ANA

  3. PIAGGI, JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.L.G.A.D.D.C., JUEZ DE CAMARA #23150697#166932081#20170309124527400 Poder Judicial de la Nación CAMARA NACIONAL DE APELACIONES EN LO COMERCIAL Sala B L.B. el automóvil marca Honda, modelo CRV, año 2011, dominio JKD 659, quien se encontraba registrado en la página web “demotores.com” con el mail b607r6nn@user_demotores.com. EL actor debió ingresar sus datos en el casillero correspondiente, para que el portal le brindara la información para el contacto con el vendedor.

    Concertó una cita con el Sr. B. y éste luego de inspeccionar el rodado y su documentación (título original, libre deuda de infracciones y patentes, formulario 08 firmado por el titular y certificado ante escribano público y verificación policial vigente), adquirió el vehículo, por el cual abonó la suma de $

    183.000.

    Previo a proceder a su inscripción, advirtió una etiqueta en la luneta trasera y al removerla, encontró un número de dominio diferente al que figuraba en la documentación recibida, lo que evidenció que se trataba de un auto “mellizo”; es decir un rodado robado con la documentación falsificada.

    Ante tal situación, efectuó la denuncia en la Comisaria N° 3. Acto seguido la Policía Federal procedió al secuestro del vehículo; aquélla quedó radicada en el Juzgado Federal en lo Criminal N° 7 Secretaría N° 13, bajo el N° 48338/2013.

    Fecha de firma: 07/03/2017 Firmado por: M.E.B., JUEZ DE CAMARA Firmado por: ANA

  4. PIAGGI, JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.L.G.A.D.D.C., JUEZ DE CAMARA #23150697#166932081#20170309124527400 Poder Judicial de la Nación CAMARA NACIONAL DE APELACIONES EN LO COMERCIAL Sala B Atribuyó responsabilidad a la demandada por haber participado en la intermediación para la comercialización del rodado y exigió la reparación de los daños y perjuicios que invocó.

    Asimismo, reclamó la imposición de una multa en los términos del art. 52 bis LDC.

    Solicitó por daño emergente $ 183.000; por daño moral $ 50.000 y en concepto de multa $ 250.000.

    Fundó en derecho su pretensión y ofreció prueba.

    (b) A fs. 61/70 se presentó D.S.A contestó

    demanda y solicitó su rechazo.

    Luego de una negativa general de los hechos, dio su versión de lo sucedido. Explicó que brinda un servicio idéntico al ofrecido por los medios gráficos a través de los avisos clasificados, y lo hace mediante el portal www.demotores.com.ar.

    Adujo que al utilizar el sistema el actor, aceptó los Términos y Condiciones del Servicio sin efectuar impugnación y consintió la eximición de responsabilidad contenida en la Cláusula 7. Añadió que, en tanto “Dridco” no percibió suma alguna, o comisión por la operación ni actuó como intermediario, no es responsable por los daños alegados.

    Fecha de firma: 07/03/2017 Firmado por: M.E.B., JUEZ DE CAMARA Firmado por: ANA

  5. PIAGGI, JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.L.G.A.D.D.C., JUEZ DE CAMARA #23150697#166932081#20170309124527400 Poder Judicial de la Nación CAMARA NACIONAL DE APELACIONES EN LO COMERCIAL Sala B Destacó que el actor no sólo no acreditó haber abonado suma alguna sino que tampoco verificó la titularidad del bien ni solicitó un certificado de inhibición del vendedor. Dado que se trató de documentación falsificada, la intervención de la persona del falsificador importó el dolo de un tercero ajeno a la relación entre la demandada y el actor, que implicó la eximición de responsabilidad de “Dridco”.

    Finalmente, resaltó que aunque no existe obligación de verificar la veracidad de los avisos que se publican, de todas maneras se adoptan recaudos de medición a fin de asegurarse que los interesados sean reales y la inexistencia de circunstancias sospechosas para garantizar la seriedad y prestigio de efectividad de la empresa.

    Fundó en derecho su postura y ofreció prueba.

    (c) Las restantes consideraciones fácticas que rodean la causa se encuentran debidamente reseñadas en la sentencia de la anterior instancia, motivo por el que, sin perjuicio de las acotaciones que efectuaré, a ella me remito en orden a evitar innecesarias repeticiones.

  6. El fallo de primera instancia:

    Fecha de firma: 07/03/2017 Firmado por: M.E.B., JUEZ DE CAMARA Firmado por: ANA

  7. PIAGGI, JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.L.G.A.D.D.C., JUEZ DE CAMARA #23150697#166932081#20170309124527400 Poder Judicial de la Nación CAMARA NACIONAL DE APELACIONES EN LO COMERCIAL Sala B La decisión que puso fin al conflicto rechazó la demanda, absolvió a Dridco S.A e impuso las costas a la actora vencida. Para así resolver, el Juez de primera instancia consideró

    que la participación de “demotores.com” finalizó en el momento en que posibilitó el contacto del actor con el usuario identificado como “L.B.” sin tener intervención ni rol activo en la operación de compraventa, conforme surge de los términos y condiciones. Asimismo, estimó que las operaciones que se desarrollan en el sitio imponen el deber de actuar diligentemente en la prevención de conductas ilegales pero tal obligación no puede ser llevada al extremo de responsabilizar a la demandada de las maniobras fraudulentas que los usuarios pudieran cometer.

  8. El recurso:

    La parte actora apeló la sentencia a fs. 240. Fundó su recurso a fs. 253/263 y...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR