Sentencia Definitiva de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 12 de Septiembre de 2001, expediente B 58971

PresidenteHitters-Pisano-Negri-San Martín-Pettigiani
Fecha de Resolución12 de Septiembre de 2001
EmisorSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a doce de setiembre de dos mil uno, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctoresHitters,P.,N.,S.M.,P., se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa B. 58.971, “G., G.J. contra Provincia de Buenos Aires (Instituto de Previsión Social). Demanda contencioso administrativo”.

A N T E C E D E N T E S

I.G.J.G., por apoderado, promueve demanda contencioso administrativa contra la Provincia de Buenos Aires, Instituto de Previsión Social, solicitando la anulación de las resoluciones de fechas 19 de septiembre de 1996 y 30 de octubre de 1997 por las que, si bien se reconoció su derecho a la jubilación por edad avanzada, se desestimó su petición de que la misma sea abonada a partir del día siguiente al del cese en la relación laboral (1-IV-1991).

Solicita que se retrotraigan los efectos patrimoniales del beneficio acordado a la fecha indicada, con actualización monetaria e intereses.

Aduce que habiendo reunido los recaudos necesarios para acceder a la prestación acordada con fecha 1-IV-1991, la resolución que estableció la percepción de los haberes a partir del 5 de febrero de 1996, con fundamento en que habría interrumpido el curso de la prescripción con la recepción del expediente tramitado ante la Administración Nacional de la Seguridad Social, resulta ilegítima y arbitraria.

  1. Corrido el traslado de ley, se presenta en autos la Fiscalía de Estado. Contesta la demanda argumentando acerca de la legitimidad de las resoluciones impugnadas. Solicita el rechazo de las pretensiones de la parte actora.

    En lo esencial puntualiza que se encontró en condiciones de percibir el beneficio jubilatorio recién en el momento en que se agregó la resolución de la ANSeS que dejó sin efecto el beneficio acordado en el ámbito nacional.

    Afirma que, sin perjuicio de reconocerse que el derecho a la jubilación nació para el actor a partir del cese en la actividad ocurrido el 31 de marzo de 1991, el derecho a percibirlo se originó recién el 5 de febrero de 1996, fecha de agregación de la resolución del organismo nacional a la que ya se ha hecho referencia, trámite que considera interruptivo de la prescripción que a su juicio corrió en contra del actor.

    Ello así en tanto, si bien el reclamante manifestó su opción por una prestación jubilatoria provincial en agosto de 1991, lo fue en relación a la jubilación ordinaria, pretensión que en su concepto no hubiera prosperado por improcedente y que el accionante abandonó para reclamar posteriormente el otorgamiento de la jubilación por edad avanzada.

  2. Agregadas las actuaciones administrativas sin acumular, única prueba ofrecida por las partes, y glosados los alegatos, la causa quedó en estado de dictar sentencia, decidiéndose plantear y votar la siguiente

    C U E S T I O N

    ¿Es fundada la demanda?

    V O T A C I O N

    A la cuestión planteada, el señor J. doctorH. dijo:

  3. De las actuaciones administrativas agregadas sin acumular a la causa surgen las siguientes circunstancias útiles para su decisión:

    1. El demandante fue titular de una jubilación ordinaria concedida por la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS), acordada por resolución de fecha 16 de septiembre de 1983, mediante el cómputo de servicios de afiliación a las cajas nacionales de previsión en los que cesó el 30 de mayo de 1983 (fs. 1 a 52).

    2. A partir del 1º de enero de 1969 prestó...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba