El Gobierno subió el canon a los casinos flotantes, que prevén recurrir a la Justicia

 
EXTRACTO GRATUITO

Luego de confirmar la concesión hasta 2019, el gobierno nacional dispuso ayer por decreto aumentar del 20% al 30% el canon que el Estado les cobra a los casinos flotantes de la ciudad. La medida traerá conflictos a Cambiemos: la empresa que explota los barcos de Puerto Madero, hoy en manos de la española Cirsa y de Ricardo Benedicto (mano derecha de Cristóbal López), evalúa judicializar la medida porque aduce que viola sus "derechos adquiridos".

Según señalaron fuentes oficiales a LA NACION, el aumento del canon en un 50% podría significar la recaudación de US$ 20 millones más por año, que irían a las arcas de la Ciudad.

El canon se calcula sobre el llamado "beneficio líquido", es decir, el monto total de las apuestas menos las sumas abonadas a los apostadores ganadores.

Los casinos flotantes de Puerto Madero vienen sosteniendo un régimen privilegiado. El Hipódromo de Palermo, por ejemplo, abona el 30% (mas otro 5% de impuesto a la actividad hípica) y en la provincia las salas de juego desembolsan el 34%.

"El benchmarking nacional nos da que los cánones están entre 30 y 34%. El 20% era un escándalo", alegaron desde el Gobierno.

Desde la empresa concesionaria aseguraron a LA NACION que el menor canon obedece a "las particularidades de realizar la actividad en barcos, que conlleva mayores costos".

Advirtieron, en tanto, que llevarán su reclamo a la Justicia. "De manera unilateral, el Gobierno determinó un aumento significativo respecto de lo que se paga desde hace 19 años. Nuestros abogados locales e internacionales analizan el curso de acción, considerando el grave ataque a la seguridad jurídica, que quiebra la ecuación económica del contrato", expresaron fuentes allegadas a la empresa concesionaria.

Traspaso y negociación

No descartaron, incluso, una presentación frente al Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (Ciadi). Es que el contrato de concesión original se firmó con Cirsa, que es española.

La decisión de aumentar el canon, publicada ayer en el Boletín Oficial, se enmarca en el traspaso del juego de la Nación a la órbita del gobierno de la ciudad. A fines del año pasado, la Legislatura porteña votó la ley de transferencia de la actividad, que todavía está en proceso de instrumentación.

La ley del traspaso terminó de cerrar un pacto que se gestó durante todo 2016, en un doble juego de permisos y controles. Mientras el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA