En el Gobierno resaltaron que el discurso impuso un clima decidido de campaña

 
EXTRACTO GRATUITO

El último discurso de ante la inauguró la campaña electoral y apeló a recrear y exacerbar el sentimiento estatista, nacional y popular de su electorado y de los sectores desencantados del kirchnerismo que están evaluando la posibilidad de migrar hacia otras opciones electorales opositoras en las primarias del 9 de agosto y en las elecciones presidenciales del 25 de octubre próximo.

Ése fue el objetivo político al anunciar la y la creación de la empresa estatal Ferrocarriles Argentinos, que apeló a recrear el recuerdo y la nostalgia peronista, al punto de que rescató la figura de Juan Domingo Perón.

También a eso apuntaron la presentación de varias medidas industrialistas y la definición política de que dejará en diciembre "un país cómodo para la gente e incómodo para los dirigentes". En ese contexto dejó para los próximos tiempos los anuncios de fortalecimiento de planes sociales y de financiamiento al consumo y a la vivienda: la campaña electoral es larga.

Todos sus anuncios económicos y sus definiciones políticas apuntaron a sentar las bases del año electoral para que un candidato del Frente para la Victoria, Daniel Scioli o Florencio Randazzo, sobre el cual ella todavía no se definió, pueda ganar las elecciones.

Según admitían ayer a LA NACION en la Casa Rosada, la estatización de los ferrocarriles le dará a Randazzo una fortísima plataforma de campaña hasta las PASO del 9 de agosto próximo porque administrará una interesante caja de recursos y porque multiplicará su agenda de anuncios proselitistas apalancados en la gestión.

Esa estatización incluso podría darle más sentido a una posible división del Ministerio del Interior y Transporte: Randazzo quedaría con Transporte y el Ministerio del Interior podría recaer en algún dirigente kirchnerista para relevar a Randazzo de la incompatibilidad manifiesta de ser candidato presidencial y organizar los comicios o administrar los recursos de los partidos.

"Esta nueva estatización de los trenes es un nuevo capítulo en la agenda de conquistas como la nacionalización de YPF, de Aerolíneas Argentinas y de las AFJP. Apunta a apelar al sentimiento nacional justo en el momento previo de las elecciones", dijo a LA NACION una fuente de directa vinculación con Randazzo. Ferrocarriles Argentinos despierta la nostalgia del primer peronismo.

Quedó al descubierto esa jugada cuando Cristina chicaneó durante el discurso al jefe del gobierno porteño, Mauricio Macri, que en estos días había...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA