El Gobierno reducirá el impuesto interno a la cerveza de 14% a 10%

 
EXTRACTO GRATUITO

Los precios de las cervezas más populares de la Argentina no deberían subir, al menos no por el impacto de la reforma tributaria que regirá desde marzo.

El Gobierno rebajará, mediante la reglamentación de la reforma, el impuesto interno que aprobó el Congreso hace algunas semanas. Según confirmaron encumbradas fuentes oficiales a LA NACION, descenderá del 14% al 10% (dos puntos porcentuales por encima de lo que estaba antes de la reforma).

Días atrás LA NACION publicó que los ministerios de Producción y de Hacienda analizaban el cambio. Incluso, que los negociadores de Quilmes (AB InBev) habían visitado la cartera que conduce Nicolás Dujovne el mes pasado para explicar la relación de sustitución que existe entre el vino (no quedó gravado por el impuesto interno) y la cerveza. Advirtieron, además, que subirían los precios y caerían los volúmenes de venta de sus productos. Además, afirmaron que ambas empresas (AB InBev y CCU) son inversores extranjeros (belga-brasileño y chileno, respectivamente) con fuerte desembolso en el país.

Según pudo saber LA NACION, ayer en Quilmes aún no habían sido notificados de la decisión de reducir el impuesto interno.

Más allá de las presiones empresariales, cerca de Dujovne ya pensaban en modificar la dinámica impositiva entre las bebidas alcohólicas, luego de que las negociaciones políticas para aprobar las reformas impositiva y previsional terminaron desbalanceando la estructura impositiva del sector, con bajas al vino y al champagne y subas a los licores y a la cerveza.

El artículo 111° de la reforma tributaria promulgada modificó el artículo 25° de la ley de impuestos internos y estableció un incremento al 14% (desde el 8% anterior) para las cervezas, lo que implica una tasa efectiva del...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA