El Gobierno le dio de baja el acuerdo de precios con las petroleras y confía en que la competencia contenga las subas

 
EXTRACTO GRATUITO

La , que recrudeció en mayo y continuó en las semanas siguientes, llevó al exministro de Energía a promover un para moderar los aumentos en los surtidores a partir de subas escalonadas que se distribuirían a lo largo de los meses siguientes. Pero su sucesor, , dio marcha atrás con esa decisión poco después de su llegada al cargo, a mediados de junio, y les confirmó a las empresas que y el gasoil en la Argentina son libres.En otros términos: desde la mirada del Gobierno, empresas como , Axion y pueden poner el valor que quieran en las pizarras.Iguacel les comunicó personalmente la decisión a los presidentes de YPF (Miguel Gutiérrez, con quien se reunió ayer por la tarde), de Shell (Teófilo Lacroze, el sucesor de Aranguren al mando de esa empresa) y a ejecutivos de Axion, una firma de la familia Bulgheroni, la china Cnooc y la británica BP. De esa manera busca saldar un objetivo doblemente ambicioso: contener la suba de precios, impulsada principalmente por la devaluación y el encarecimiento del petróleo, y contrarrestar las primeras señales de problemas en el suministro que se registraron en algunas provincias.A diferencia del acuerdo promovido por Aranguren, difundido públicamente, en esta ocasión Energía no comunicó el cambio formalmente. El golpe de timón de Iguacel apunta a saldar el atolladero que le provoca a la Casa Rosada s de una manera distinta a la que hasta hace algunas semanas promovían la cartera que ahora conduce y la propia Jefatura de Gabinete, donde sigue el tema Gustavo Lopetegui, uno de los viceministros de Marcos Peña.Un 80% de los costos de las naftas y el gasoil deriva del petróleo, su principal materia prima, que si bien se produce principalmente en el país se comercializa en dólares. Eso implica que las petroleras necesitan más pesos para hacer frente a la misma cantidad de producto por la que antes destinaban menos billetes.Para la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro de la República (Fecac), el atraso en es . En otros términos, eso es lo que deberían aumentar los combustibles para equiparar la situación con épocas anteriores del negocio.Tras el acuerdo entre el Gobierno y las petroleras, cámaras sectoriales, algunos clientes y dueños de bocas de expendio sostuvieron que las empresas les aplicaron restricciones a la compra de combustibles. Esa imagen no llegó a la Capital y el Gran Buenos Aires, pero sí a...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA