En el gobierno dicen que Javier Milei aceptaría negociar con la CGT si levanta el paro en contra su megareforma

Javier Milei, en la Casa RosadaEl presidente Javier Milei acepta entablar una negociación con la Confederación General del Trabajo ( CGT ) con el objetivo de desactivar el paro anunciado por la central obrera para el 24 de enero próximo en rechazo del megadecreto de necesidad y urgencia (DNU) que introdujo, entre otras reformas drásticas, numerosas modificaciones en la legislación laboral y en el sistema de salud."El Presidente entiende que la CGT no es el problema, sino las regulaciones", remarca uno de los colaboradores más estrechos de Milei. En la Casa Rosada relativizan la reacción de los gremios a la letra chica del decreto y aspiran a retomar las conversaciones para explorar un acuerdo y reencauzar el vínculo en el amanecer de la gestión de los libertarios. Según fuentes oficiales, el Presidente está dispuesto a recibir a los popes sindicales para "zanjar" las diferencias en torno a su drástica reforma de leyes y regulaciones y escuchar los reclamos.Si bien los referentes del Gobierno machacan con que no darán marcha atrás y se atan a la estrategia del "a todo o nada" para marcar el rumbo de su gestión, interlocutores de confianza del primer mandatario aseguran que Milei le abriría la puerta a rediscutir o reconfigurar aspectos de la propuesta para avanzar con una "modernización del régimen laboral". Eso sí, aclara un funcionario influyente, solo accedería a pedidos razonables . Bajo la nueva doctrina de "no hay plata", están dispuestos a ensayar un gesto para acercar posiciones , pero quieren saber cuáles son las cuestiones centrales en las que la CGT está dispuesta a ceder. "Hay margen y tiempo hasta el 24 de enero. La negociación aún no comenzó. Hay que ver qué nos plantean", sintetizan en la cima del Ejecutivo.Quienes rodean a Milei en sus primeros pasos en el poder justifican su ambiciosa intención de aplicar un shock de ajuste y avanzar con cambios radicales para terminar con una estructura "hiper-regulada" de la economía dada la "situación de emergencia". "No hay alternativa al ajuste. Si se emite, nos vamos a una hiperinflación. Y no hay financiamiento externo" , insisten.El Congreso planea ponerle límites al megaproyecto de Milei e introducirle varias modificacionesEn la Casa Rosada saben que Milei juega con fuego al tocar las fibras de algunos sectores corporativos con poder, como los sindicatos, sin ostentar mayorías en el Congreso o tener un andamiaje político consolidado para aguantar la presión. No obstante, a rgumentan...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR