El Gobierno desconfía de la investigación

 
EXTRACTO GRATUITO

El gobierno de Cristina Kirchner desconfía de la que llevan adelante la jueza de instrucción Fabiana Palmaghini y la fiscal Viviana Fein.

En su refugio de Olivos, la Presidenta considera que es lenta y le cayó muy mal que la jueza hubiera involucrado en los procedimientos a la Policía Metropolitana, que depende del jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, candidato presidencial de la oposición.

Cristina Kirchner y su secretario de Seguridad, Sergio Berni, les atribuyen a Palmaghini y a Fein un "fuerte temor" a la Secretaría de Inteligencia (SI), que dirige Oscar Parrilli, y a los espías que la integran o que fueron despedidos. "Le tienen un terror pánico a la SIDE", aseguró a LA NACION un funcionario que dialoga a diario con la Presidenta.

Según altas fuentes oficiales, Cristina y Berni se lamentaban anteayer entre ellos de que "perdieron todo el viernes" en convencer a la fiscal y a la jueza de que le pusieran custodia al ex empleado de Nisman en la fiscalía del caso AMIA Diego Ángel Lagomarsino. Se trata del dueño de la pistola Bersa calibre 22 que apareció al lado del cadáver del fiscal.

Berni le reclamó a Fein que le asignara custodia personal a ese personaje clave del caso, pero ella se negó. Luego el secretario pudo convencer a Palmaghini, que terminó asignándole una guardia personal de la Gendarmería Nacional.

"La jueza y la fiscal no hacen buena dupla, no encuentran el hilo conductor y no tienen capacidad investigativa", aseguró un funcionario de la Casa Rosada que conoce la opinión de la Presidenta. Según esas fuentes, Cristina Kirchner sigue de cerca las novedades de la causa aunque no está informada del expediente, que es secreto.

"Los jueces que saben investigar piden decenas de medidas, pero la fiscal no pide nada y se la pasa tomando declaraciones", agregó otro funcionario oficial.

Desde que tomó el caso, el martes, Palmaghini convocó a la Policía Metropolitana, que le envió personal de Investigación y de Policía Científica. Ella les pidió asistencia en procedimientos en la fiscalía AMIA, en el departamento de Nisman y en el domicilio del periodista Laureano Pérez Izquierdo, en Vicente López.

Según fuentes de la investigación, la jueza buscó una "fuerza alternativa a la Prefectura Naval, que custodiaba el edificio de Nisman, y a la Policía Federal, a la que pertenecía la custodia personal de Nisman". La Metropolitana notificó a la jueza que tiene...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA