El Gobierno y la CGT negocian, pero el paro parece inevitable

 
EXTRACTO GRATUITO

Desde el jueves último y hasta mañana, la mantiene abierta bajo presión una negociación con la Casa Rosada que podría terminar en el tercer paro general contra la gestión de en rechazo a su . La definición de la huelga, a la que un grupo importante de sindicalistas imagina para la última semana de este mes, quedó condicionada al curso de una pulseada que transcurre sobre cinco reclamos puntuales que el Gobierno no estaría hoy dispuesto a ceder.

Paritarias

Mediante el decreto 508/18, Macri habilitó a "negociar voluntariamente" una de un 5 por ciento. Para los gremios fue insuficiente y para los empresarios, algo previsible, tras la fuerte devaluación.

La letra chica de lo que se publicó en el contradice al ministro de Hacienda, , quien al salir de la reunión del jueves con la CGT insistió en que "las paritarias son libres". También choca con las presiones a empresarios y gremialistas que ejerce el ministro de Trabajo, , para no convalidar aumentos salariales ajustados a la pauta de referencia que traza el Gobierno. Los empresarios que recibieron las últimas llamadas de funcionarios están vinculados al transporte de cargas y son los que deben reunirse el martes con para avanzar con el trato de los camioneros.

"Pedimos que dejen correr las negociaciones y que acepten la cláusula gatillo. Si tienen que homologar el acuerdo de 23% de Moyano, que lo hagan. Si lo impiden es peor, más aún cuando se proyecta una inflación de 27%", sugirió un jerárquico de la central obrera.

Ganancias

El pedido de la CGT para que se exima de la carga del al medio aguinaldo es quizás el punto más complicado de resolver, ya que en tiempos de ajuste el Gobierno no está dispuesto a ceder fondos de la recaudación.

"Existen posibilidades: pueden limitar el beneficio a los salarios de determinado monto", se entusiasmó un gremialista que reconoció que la demanda de Ganancias surgió de los sindicatos del transporte, quizá los más afectados por el tributo.

Entre los gremialistas circuló el viernes el borrador del . Estaba en inglés. Pero se dieron maña para especular con un párrafo que advertía sobre la posibilidad de "un corrimiento fiscal por cuestiones sociales". Es decir, alejarse de las metas que exige el FMI si el fin es social. Un dirigente bajó las expectativas: "Lo del Fondo debe ser para mantener planes sociales, no retribuciones a los sueldos altos".

Pacto antidespidos

Entre una de sus demandas centrales, los gremios reclamaron el cese de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA