El Gobierno sumó cerca de 81.000 empleados públicos nuevos en 7 años

 
EXTRACTO GRATUITO

La presidenta Cristina Kirchner aseguró ayer en la Casa Rosada que el trabajo es el principal ordenador social. Desde que asumió en 2007, hasta el comienzo de 2014, su gestión incorporó 80.994 en la Administración Pública Nacional. Ello implicó un salto exponencial del 27% de la planta permanente, la transitoria y de los contratos temporarios.Hace siete años, el Estado nacional registraba 295.151 agentes públicos. Al comenzar el año actual, la dotación de personal había trepado a 376.145 empleados.Este fenómeno generó un salto abismal en el gasto público. En 2007, la partida de gastos en personal era de $ 14.912 millones, mientras que al final del ejercicio 2013 había aumentado a $ 82.336 millones. Se incrementó el gasto en $ 67.424 millones, un 452% en siete años.El informe fue publicado en el portal de la Asociación de Personal de Organismos de Control (APOC), el sindicato de auditores que dirige Hugo Quintana, y se elaboró sobre la base de los datos oficiales de la Oficina Nacional de Presupuesto del Ministerio de Economía.De ese crecimiento se desprende que la política oficial consiste en seguir aumentando el gasto en personal. Hace dos semanas, el jefe del Gabinete, Jorge Capitanich, firmó la decisión administrativa 609, que dispuso el , a quienes les otorgó estabilidad laboral.El reclutamiento masivo en el Estado favoreció principalmente en estos años a los militantes, familiares y amigos del kirchnerismo. En especial, los simpatizantes de las agrupaciones que componen Unidos y Organizados: La Cámpora, Kolina o JP Evita, entre otros.Según confiaron a LA NACION funcionarios del Estado, las nuevas contrataciones no respetaron la obligación legal de establecer concursos de mérito y la mayoría de las designaciones se hicieron por excepciones a las leyes que rigen el empleo público, como la ley marco 25.164, y a las prohibiciones presupuestarias de nombrar personal, una muestra más de la discrecionalidad en los nombramientos.Por otra parte, esa política de recursos humanos fortaleció el aumento del gasto, en un contexto de creciente déficit fiscal, emisión monetaria, inflación, descenso del consumo y la actividad económica, que desemboca ahora en despidos, suspensiones y cierres de empresas en el sector privado.La evolución de la planta en la Administración Nacional entre 2007 y 2014 tuvo diferente intensidad en sus diversos sectores...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA