El Gobierno busca aplacar las quejas de la UCR con un 'operativo seducción'

La tensión va en aumento y obligó a tomar decisiones para evitar males mayores. Ante la sucesión de quejas de dirigentes de la UCR en todo el país, que creen que el Gobierno "eligió privilegiar al peronismo" a la hora de las alianzas electorales en las provincias, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y la cúpula de Pro pusieron en marcha un "operativo seducción" para evitar que los planteos (que en algunos casos ya se hicieron públicos y que se extendieron a algunos dirigentes propios) se generalicen.

"En cada lugar adonde vaya un funcionario se reunirá con referentes locales además de visitar al gobernador", explicó a LA NACION una alta fuente de Pro, que conducen Humberto Schiavoni y Francisco Quintana, cercano a Peña. La misma presencia, hoy, de Peña en la presentación de la mesa de Cambiemos en Santa Fe y su posterior visita al Comité Nacional son muestras de que la preocupación por los aliados llegó al mismo centro del Gobierno.

Durante la semana que pasó, dirigentes radicales como el chubutense Mario Cimadevilla, también titular de la Unidad UFI-AMIA que depende del Ministerio de Justicia, criticaron de manera abierta los diálogos del gobierno nacional, en este caso con el mandatario Mario das Neves, encabezados (como la mayoría de los diálogos con los gobernadores) por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, pero también por secretarios o subsecretarios con bajo perfil.

"Que Frigerio se dedique a armar en Nación me parece bien, pero en Chubut a Cambiemos no lo va a armar él ni ningún funcionario que manden", dijo Cimadevilla la semana pasada a una emisora de Rawson. Cimadevilla, rival histórico de Das Neves, es por ahora el único que planteó su enojo de forma pública. Pero hay similar malestar en Córdoba, donde el intendente capitalino, Ramón Mestre, resiste la recomendación del ex senador Ernesto Sanz para ser candidato el año que viene, dado el vínculo estrecho que anudaron el presidente Mauricio Macri y el gobernador peronista Juan Schiaretti. En La Pampa, donde el secretario de Deportes, Carlos Mac Allister, ya planteó la necesidad de "acercarse al peronismo", la UCR duda sobre la viabilidad de la alianza.

En Tucumán, el radical José Cano y dirigentes de Pro observan con desagrado el acercamiento del Gobierno al peronista Juan Manzur, y lo mismo ocurre en Santiago del Estero, donde la sintonía de la Casa Rosada con el matrimonio que componen Gerardo y Claudia Zamora, hasta hace poco ultrakirchnerista, despertó reproches de la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR