El Gobierno busca ampliar vínculos con Israel

 
EXTRACTO GRATUITO

Una puerta de entrada a Oriente, una herramienta para mostrarse como parte de una "tercera posición" y una oportunidad para impulsar las exportaciones argentinas. La relación histórica de cercanía entre la Argentina e Israel determinó la elección de Jerusalén como el primer destino internacional del presidente Alberto Fernández.Si bien el viaje al Foro Internacional del Holocausto requiere que la Argentina mantenga un perfil bajo en sus intenciones de profundizar los lazos con Israel, el Gobierno ve a ese país como un aliado estratégico en la región y no hará giros bruscos en el vínculo que heredó de Mauricio Macri, aunque, dicen, la relación todavía no aprovechó su potencial.El gesto político que representa este primer viaje a uno de los mayores aliados de Estados Unidos no es casual. "Demuestra que hablamos con todos, que no tomamos partido por un lado ni por el otro", dicen en la Cancillería que conduce Felipe Solá, en línea con el equilibrio que busca Fernández en su política exterior.Se trata de la segunda visita de un mandatario argentino a Israel. La primera fue la de Carlos Menem, en 1991. En 2017 se concretó la primera visita oficial de un premier israelí a Buenos Aires. La Argentina fue el primer...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA