El Gobierno amenaza a las empresas con sancionarlas si no inician las obras públicas

 
EXTRACTO GRATUITO

Comenzaron a correr los plazos. Las primeras iniciativas de participación público-privada (PPP), devenidas vedettes de por el contexto de recesión y ajuste económico, deben iniciarse este mes. El Gobierno ya les advirtió a las empresas que deben comenzar a mover las topadoras con o sin el financiamiento de los bancos, que se volvieron reticentes a dar préstamos para los proyectos por el fantasma de la causa de los cuadernos de las coimas."Las obras no se van a frenar. ya les dijo a los empresarios que si no tienen créditos, arranquen con caja propia", señaló a LA NACION una fuente al tanto de las tratativas. El ministro de Transporte es el que encara la avanzada de las iniciativas de PPP, porque tiene seis grandes corredores viales licitados y adjudicados, un plan que implica US$8000 millones y más de 3300 km de rutas nacionales. Los contratos con las empresas constructoras se firmaron días antes de que estallara el caso de los cuadernos. Si bien ninguna de las contratistas tiene ejecutivos procesados en la causa de , algunas firmas aparecen mencionadas tangencialmente y eso se traduce en un "riesgo reputacional" ante los ojos de los bancos.El Gobierno les advirtió a las empresas que deben comenzar los trabajos pautados. De lo contrario, según transmitió, se podrían ejecutar las millonarias garantías que pagaron las empresas al firmar los contratos. A su vez, distintos funcionarios del gabinete de Mauricio Macri aceleran los trámites para presentar en los próximos días el fideicomiso de asistencia financiera que impulsa el Poder Ejecutivo para actuar como "garante" entre las empresas y el sector financiero.El Gobierno pone mucho en juego en el éxito de los proyectos de PPP. Las iniciativas fueron anunciadas como las estrellas de la obra pública. Pero luego se convirtieron en esenciales para cumplir con el déficit cero frente a los ojos del Fondo Monetario Internacional: son obras que se financian con repagos a largo plazo (por ejemplo, con los peajes de los corredores), sin afectar sustancialmente los recursos del presupuesto público nacional.Según pudo reconstruir LA NACION, en los últimos días se hicieron reuniones para ajustar los detalles finales del fideicomiso que lanzará el Gobierno para garantizar el financiamiento de los proyectos de PPP. El instrumento financiero vendrá acompañado de un "marco de integridad" al que deberán suscribir las empresas para mitigar el riesgo ante...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA