Giro de Lorenzetti: a fin de año dejaría de presidir la Corte

 
EXTRACTO GRATUITO

En una fuerte jugada política y para posicionarse mejor frente a los embates del Gobierno, les anunció ayer a sus colegas Elena Highton y Juan Carlos Maqueda que siente "cansancio moral" y que está dispuesto a renunciar a la presidencia de la Corte Suprema a partir del 1° de enero próximo. Sin embargo, los jueces le habrían reiterado su confianza para que continúe en el cargo.

Desde principios de año el Gobierno intenta ampliar la composición de la Corte Suprema, presuntamente para diluir el poder de los actuales magistrados. La presidenta Cristina Kirchner está acosada por causas judiciales y todo parece indicar que fijó como uno de sus principales objetivos reformatear el máximo tribunal para dejar una integración más permeable cuando a ella, el 10 de diciembre, le toque dejar la Casa Rosada.

Lorenzetti y sus colegas resisten lo que, consideran, es una maniobra de la Casa Rosada. El Gobierno redobló en las últimas semanas las presiones sobre el presidente de la Corte, en quien focaliza todos los ataques. Esta presión explicaría la decisión expresada ayer informalmente.

Cristina Kirchner le endilgó públicamente a Lorenzetti no haberles dado a los juzgados del norte del país más personal para combatir el narcotráfico. Por su parte, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, dijo que el presidente de la Corte ejerce "un unicato" al frente del tribunal.

Además, el periodista Horacio Verbitsky, desde el diario Página 12, afirmó que denunciará penalmente a Lorenzetti por falsedad documental, porque el 22 de abril, cuando el juez fue reelegido para ejercer un nuevo período como presidente entre 2016 y 2019, en el acuerdo no estaba presente Carlos Fayt, a quien le llevaron a firmar la acordada a su casa. Y , que renunció al alto tribunal en diciembre pasado, afirmó que él no hubiera buscado una reelección, para permitir que la presidencia de la Corte fuera rotativa.

Más allá de todos esos detalles, el punto controvertido pasa por el embate del Gobierno para cambiar la composición de la Corte.

Hasta 2006, el tribunal tenía nueve jueces. Pero, por iniciativa de la Presidenta, en 2006 se aprobó una ley para reducirla, primero a siete cargos y luego a cinco -la muerte de Enrique Petracchi y Carmen Argibay dejo cristalizado el número en cinco integrantes-. Además, en diciembre renunció Zaffaroni y quedó una vacante que Cristina Kirchner intenta cubrir con un candidato poco experimentado, Roberto Carlés, cuyo pliego el oficialismo aún no pudo aprobar en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA