Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo , 30 de Junio de 2011, expediente 6.257/2008

Fecha de Resolución30 de Junio de 2011

cÉwxÜ ]âw|v|tÄ wx Ät atv|™Ç

SENTENCIA N° 95.559 CAUSA N° 6.257/2008 SALA IV

G.N.R. C/ MEGA BABY S.A. S/

DESPIDO

JUZGADO N°54

En la ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a los 30 DE

JUNIO DE 2011, reunidos en la Sala de Acuerdos los señores miembros integrantes de este Tribunal, a fin de considerar el recurso interpuesto contra la sentencia apelada, se procede a oír las opiniones de los presentes en el orden de sorteo practicado al efecto, resultando así la siguiente exposición de fundamentos y votación:

La doctora S.E.P.V. dijo:

I-Contra la sentencia de primera instancia que hace lugar parcialmente a la demanda, se alza la parte actora a tenor del memorial recursivo de fs. 364/369.

II-Se agravia, ante todo, por el rechazo de la indemnización del art. 1 de la ley 25323 pues destaca que su relación no se encontraba debidamente registrada ya que su categoría era de “encargado” y no le liquidaban correctamente las horas extras. Reclama el pago de las horas extraordinarias pues aduce que de las declaraciones de autos surge cuál era su jornada lo que demostraría el pago parcial de este rubro. Cuestiona el rechazo del rubro daño moral porque señala que fue despedido acusándolo de haber robado en la sucursal la suma que denuncia y que ello surge del acta notarial adjuntada en la causa. Cita jurisprudencia.

III-A fin de ordenar la exposición, en primer término he de referirme al reclamo por horas extras impagas y mal liquidadas. La Sra. Juez “a-quo”

desestimó la pretensión pues consideró que el actor incumplió con los recaudos del inc. 3 y 4 del art. 65 LO en su escrito inicial.

Ahora bien, es cierto que, como señala el apelante a lo largo de su memorial de agravios, no está discutido que el actor se desempeñó, al menos durante el último año, como “encargado” del local. Desde tal orden de saber, el accionante encuadraría dentro de la categoría de trabajadores regidos en el art. 6

de la ley de jornada –ley 11.544- reglamentada por el art. 11 del decreto 16115/33, por lo que estaría incluido dentro de las excepciones al régimen de jornada máxima legal y obstaría el derecho a la percepción de horas extras. Claro es, ello, conforme el texto de la norma citada antes de la reforma de la ley 26597.

Sin embargo, la propia demandada abonó horas extras al dependiente por 1

lo que, reconocido este derecho por la empleadora, cabe examinar en la especie si efectivamente las horas extras que fueron abonadas conforme surge de los recibos de sueldo acompañados por las partes y corroborado por el informe contable de fs. 157/163, se pagaron correctamente.

Es cierto que, como lo señala la Magistrado anterior, en el escrito de inicio el actor no explica en forma precisa y concreta cómo llega a los cálculos que efectúa en su liquidación pero, a mi juicio, toda vez que invoca los horarios de ingreso y egreso y los días laborados, considero que se encontraría cumplido el recaudo formal para el examen del rubro en cuestión (cfr. art. 65 L.O.).

Así las cosas, observo que el actor denuncia que su jornada era de lunes a viernes de 9,30 a 20 hs. y sábados de 10 a 20 hs. Por su parte, la demandada niega dichos horarios, sostiene que el local abría a las 10 hs y destaca que el accionante tenía todos los días una hora para almorzar (fs. 39vta). Veamos las pruebas de autos: O. (fs. 224) manifiesta haber sido vendedora del local en el que laboraba el demandante y dice que el horario cumplido por ambos era de 9,30 a 20,30 aunque agrega que “…a veces cuando llegaba la dicente el actor estaba y otras veces el actor llegaba tarde…”; B. (fs. 227) afirma que laboró en el local de la demandada como administrativa auxiliar de la contadora y sostiene que había una segunda persona de nombre E.S. que facturaba o cobraba ene el local en el momento en que “…el actor iba a almorzar o iba al banco…”; D. (fs. 266) manifiesta que laboro con el actor en General Paz de 20 a 20 hs. aproximadamente con un franco semanal y en el local de F. dice que el actor cumplía un horario de 9,30 a 20,30 hs. y agrega, casi al finalizar su declaración, que en la sucursal de F. había una chica E. que “…lo cubría al actor en el horario de almuerzo…”. Ninguno de los declarantes fue impugnado en los términos del art. 90 LO.

Por ello, en función de los términos del escrito inicial y las declaraciones de autos que corresponde examinarlas a la luz de la sana crítica –art. 386 CPCC-

he de cocluir que el actor laboraba de lunes a viernes de 9,30 a 20 hs. y los sábados de 10 a...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR