Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala K, 22 de Febrero de 2017, expediente CIV 102637/2007/CA001

Fecha de Resolución22 de Febrero de 2017
EmisorCamara Civil - Sala K

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA K Expediente N° 102637/2007.

G., E.M. c/M., F. y otros s/ daños y perjuicios

.

Juzgado N º 72.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los días del mes de febrero de 2017, hallándose reunidos los Señores Vocales integrantes de la Sala K de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, a fin de dictar sentencia en los autos “G., E.M. c/M., F. y otros s/ daños y perjuicios” y habiendo acordado seguir en la deliberación y voto el orden de sorteo de estudio, el Dr. A. dijo:

  1. Vienen estos autos a este Tribunal con motivo del recurso de apelación interpuesto contra la sentencia de primera instancia dictada a fs. 615/20, expresando agravios la actora en la memoria de fs. 651/56, cuyo traslado fuera contestado a fs. 666/67.

Antecedentes

Estela M.G. promovió la presente demanda a raíz del accidente de tránsito ocurrido el 17 de julio de 2006, a las 19.00 hs. aproximadamente, en la intersección de la Ruta 202 y la calle Pte. P. de la localidad de Los Polvorines, Malvinas Argentinas, Provincia de Buenos Aires, en el que falleciera su hijo A.P.R.A..

Adujo que el hecho aconteció cuando éste último se encontraba circulando al mando de su moto por la ruta mencionada en sentido Don Torcuato- San Miguel, a velocidad moderada y en forma prudente.

En tales circunstancias, y mientras se encontraba finalizando el cruce con la calle Pte. P., fue embestido por un automóvil marca Ford Falcon, dominio dominio SUT 146, conducido por el demandado F.M., quien circulando a excesiva velocidad por la misma ruta pero en dirección contraria y sin respetar el semáforo existente en el lugar, intentó girar a la izquierda para tomar la calle P.P., invadiendo en forma oblicua el carril contrario. A raíz del impacto, el conductor de la moto salió despedido, falleciendo a raíz de los traumas recibidos.

Fecha de firma: 22/02/2017 Firmado por: JUECES DE CAMARA, Firmado por: O.J.A., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.B.H., JUEZ DE CAMARA #12384443#170780527#20170223094119439 Atribuyó responsabilidad al demandado y solicitó se haga lugar a la demanda con costas.

Paraná S.A. de Seguros negó hechos invocados, reconoció la existencia de cobertura asegurativa respecto del rodado Ford Falcon, dominio SUT 146, instrumentada mediante póliza Nº 1518978, e invocó la culpa de la víctima.

Señaló, en tal sentido, que el demandado se encontraba circulando por la Ruta 202 con sentido S.M.-DonT., en forma atenta y reglamentaria, cuando al arribar a la intersección con la Avenida Pte. P. detuvo su marcha esperando la indicación del semáforo que lo autorizara a girar a la izquierda para tomar dicha arteria, y es en esa circunstancia, que el ciclomotor en el que circulaba la víctima sale detrás de un automóvil que marchaba en sentido contrario, pasando a la otra mano, e intentando luego regresar a su mano de circulación al advertir la presencia del Ford Falcon, para finalmente impactar contra el frente izquierdo del vehículo.

Esgrimió, en definitiva, que el único culpable del accidente es la propia víctima quien circulaba violando las normas de tránsito, sin casco y sin advertir la presencia del automóvil detenido para realizar el giro.

En función de lo expuesto, solicitó el rechazo la demanda, con costas.

F.M. adhirió a los términos de la contestación efectuada por su aseguradora.

  1. Sentencia.

    La Sra. Juez de grado, con fundamento en lo dispuesto por los arts. 1113 del Código Civil y luego de analizar la prueba producida, entendió que ante la orfandad probatoria de la parte actora, tendiente a probar la violación de la señal lumínica del semáforo por parte del conductor del automóvil, que permitan atribuirle responsabilidad por la colisión y su resultado fatal, corresponde rechazar la acción instaurada.

    En consecuencia, desestimó la demanda entablada por E.M.G. contra F.M. y su aseguradora Paraná S.A. de Seguros, con costas.

  2. Agravios.

    Fecha de firma: 22/02/2017 Firmado por: JUECES DE CAMARA, Firmado por: O.J.A., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.B.H., JUEZ DE CAMARA #12384443#170780527#20170223094119439 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA K Contra dicha decisión se alza la accionante, quien cuestiona la valoración que efectúa la a quo de la prueba producida.

    Manifiesta, en tal sentido, que no ha sido correctamente meritado lo manifestado por los testigos que declararon en la causa penal, en tanto si bien éstos no vieron el momento exacto del accidente; escucharon, sin embargo, que había sido el conductor del automóvil quien violó la señal lumínica.

    Controvierte, asimismo, el análisis que se efectúa de la pericial de ingeniería obrante en autos, de la que se surge, independientemente de la indicación del semáforo, que previo a la colisión, el Ford Falcon habría circulado de contramano.

    En función de lo expuesto, solicita se haga lugar a la demanda en todas sus partes.

  3. Atento la entrada en vigencia del nuevo Código Civil y Comercial (Ley 26.994 y su modificatoria Ley 27.077), de conformidad a lo previsto en su art. 7 y teniendo en cuenta la fecha de producción de los hechos ventilados en autos, resultan de aplicación al caso las normas del Código Civil de Vélez.

  4. El hecho generador del accidente, encuadra en las disposiciones previstas en la segunda parte del segundo párrafo del art. 1113 del Código Civil, que sólo autoriza que se exima de responsabilidad el dueño o guardián que prueba la culpa de la víctima o de un tercero por quien no debe responder, el caso fortuito o la fuerza mayor (conf. norma citada y art. 513 del CC; A.K. de C.:

    "Responsabilidad en las colisiones entre dos o más vehículos", en "Temas de Responsabilidad Civil, en honor al Dr. A.M.M.", La Plata, Ed. P., 1991, p. 219/232; ídem, “Código Civil y leyes complementarias. Comentado, anotado y concordado", dirigido por A.C.B. y coordinado por E.A.Z., t.

    5, año 1984, parágs. 33 y 34 del comentario al art. 1113, p. 492/500, Ed. Astrea; T.R., F.: "Aceptación jurisprudencial de la tesis del riesgo recíproco en la colisión de automotores", L.L. 1986-D-479/485 y "Un nuevo trascendental aporte a la teoría del riesgo recíproco en la colisión de automotores", L.L., 1990-B-274/280).

    (Moisset de Espanés: “El Acto Ilícito y la Responsabilidad Civil” en “La responsabilidad, Homenaje al Prof. Dr. I.G.”, A.P., Buenos Aires, 1995, p.

    100).

    En tal sentido se expidió la Cámara en pleno in re “V.E.F.C./ El Puente S.A.T. y otro s/ daños y perjuicios” de fecha 10 de noviembre de 1994.

    Fecha de firma: 22/02/2017 Firmado por: JUECES DE CAMARA, Firmado por: O.J.A., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.B.H., JUEZ DE CAMARA #12384443#170780527#20170223094119439 Resulta entonces de insoslayable aplicación lo dispuesto por la norma citada, poniendo a cargo de la víctima, la prueba del daño sufrido y el contacto con la cosa riesgosa de la cual el mismo provino, en tanto el emplazado en su condición de dueño o guardián de esa cosa, para eximirse de responsabilidad o disminuir la que se le atribuye, debe probar alguno de los eximentes citados.

    En definitiva, probado el factor objetivo de atribución, debe pasarse a examinar las circunstancias subjetivas que figuran como causales liberatorias en la norma mencionada, a cuyo efecto he de recordar que los magistrados no se encuentran obligados a atender todos y cada uno de los argumentos esgrimidos por las partes y todas y cada una de las pruebas arrimadas al expediente, sino tan solo las que resultan conducentes y decisivas para una correcta solución del diferendo (Conf. Art.

    386 del CPCCN; Corte Sup., ED 18-780; C.. Civ., Sala D, ED20-B-1040; S..

    Corte de Bs. As., ED 105-173; esta S., Expte. 114.223/98 entre muchos otros).

    Corresponde asimismo apreciar y valorar las pruebas en conjunto y no aisladamente de conformidad a los principios que inspiran la sana crítica, la que sintetiza en el examen lógico de los distintos medios, la naturaleza de la causa y las máximas de experiencia (Fenochietto-Arazi, “Código Procesal Civil y Comercial de la Nación, Comentado y Anotado”, T II, página 356). Ello por cuanto la certeza, no se obtiene con una evaluación aislada de los distintos elementos, sino en su totalidad, de tal modo que unidas eleven al ánimo del juez la convicción de la verdad de los hechos (cfr. F., E., Código Procesal, T.III, pág. 190; P., J.W., C., J.O. “Apreciación conjunta de la prueba en materia civil y comercial”J.A.

    1984-III-799).

    En dicho entendimiento, los diversos elementos de convicción incorporados al proceso, analizados a la luz de los principios que inspiran la sana crítica (conf. art.

    386 del CPCC), permiten concluir que la demandada no ha logrado acreditar la culpa de la víctima en los términos del art. 1111 del CC. y, en consecuencia, habré de propiciar la revocatoria del decisorio recurrido.

    Es cierto que este Tribunal ha sostenido en innumerables precedentes, que el agente que vulnera la señal lumínica al intentar el cruce de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR