Gigantes del petróleo: un negocio en el que se mezclan denuncias, poder y dinero

 
EXTRACTO GRATUITO

Dos de los cinco aspirantes a quedarse con parte del imperio de cargan con acusaciones judiciales por corrupción, transporte de combustible envenenado y relaciones con la mafia.

Se trata de las empresas Trafigura, de capitales suizos y holandeses, y de la rusa Lukoil. Su interés en gestionar provocó ruido mediático y podría escalar si es que alguna de ellas logra finalmente controlar la nave insignia del holding de López, que está preso por haber evadido 8000 millones de pesos al fisco.

Si bien los jugadores que se presentaron para administrar Oil Combustibles son cinco, los que realmente disputarían la pelea de fondo son estas dos grandes compañías de la industria.

Trafigura es un trader que fue fundado por el francés Claude Dauphin, que murió a los 64 años de un cáncer en Bogotá. Creó su empresa, con habilidades adquiridas en Marc Rich, y la llevó a ser la tercera comerciante de petróleo y minerales más grande del mundo.

Su mayor desafío ocurrió cuando la empresa buscó a un contratista local para deshacerse de miles de litros de combustible contaminado con azufre que navegaba por el océano en el buque Probo Koala.

La carga fue arrojada en alcantarillas a cielo abierto en Abiyán, la capital de Costa de Marfil, lo que provocó 15 muertes. Fue multada por ello con un millón de euros en Holanda. Y acordó pagar 200 millones de dólares a Costa de Marfil, para que Claude Dauphin -que estaba preso allí- fuera liberado.

Trafigura, además, es el mayor vendedor de petróleo refinado de Angola. Controla casi la mitad de Puma Energy, una empresa cuyos accionistas son la empresa estatal Sonangol y la firma privada Cochan, cuyo director es el jefe de la casa militar de Angola, general Leopoldino Fragoso do Nascimento, conocido como "General Dino".

Cochan en Argentina es dirigida por Tomás Larroca. José Larroca, CEO de Trafigura visitó aquí la Quinta de Olivos y fue recibido por Mauricio Macri el año pasado. Un ejecutivo de la firma, militante de Pro, figura como uno de los aportantes a la campaña electoral del oficialismo en 2017.

En la Argentina, Trafigura ya trató de quedarse con Oil Combustibles: en el breve período que estuvo Ignacio Rosner a cargo, se presentó para manejarla al igual que lo hizo Lukoil. La oferta del gigante ruso estaba condicionada a que efectivamente se comprobara que Rosner había recibido las acciones de Cristóbal López y a...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA