Gigantes del interior: referentes locales con alcance regional y proyección internacional

 
EXTRACTO GRATUITO

Un chofer de camión que unía el trayecto Casilda-Rosario. Un inmigrante que se volcó a la construcción y a la plantación de limones. Un distribuidor que se animó a producir. Muchos de los orígenes de grandes empresas esconden realidades mucho más pequeñas. Andreani, Lucci e Iraola son tres familias que desde el interior del país transformaron sus modestos inicios en grandes organizaciones que se erigen como referentes en sus comunidades de origen. Hoy, detrás de esas historias, hay compañías de alcance regional y proyección internacional que se construyeron a partir de una combinación de innovación y perseverancia.

"Todo cuesta mucho más en el interior, sobre todo en los inicios", afirma Verónica Andreani, directora de la unidad de negocios logísticos, de la compañía que lleva su apellido. "Papá eligió armar un grupo a partir de la familia y un circulo de pertenencia con aquellos que confiaron en el proyecto inicial. A su vez, una de las ventajas de haber comenzado la compañía en el interior es que conocíamos las problemáticas propias de su gente y diagramamos todos los recorridos sobre la base de eso, incluso teniendo en cuenta hasta los horarios de siesta", ejemplifica la empresaria, al frente de una organización con cuatro unidades de negocios, presencia en Brasil, 5500 colaboradores e ingresos proyectados de $ 6900 millones para este año.

Para los hermanos Daniel y Pablo Lucci, del grupo agroindustrial con base en Tucumán, la presencia de grupos empresarios es fundamental en su provincia, ya que es la más densamente poblada del NOA y la que tiene un sesgo más industrial que el resto. "Nuestro padre, Vicente Lucci, comenzó como constructor, pero rápidamente invirtió en plantaciones de limones. Hoy, somos el mayor jugador mundial en la producción y comercialización de limón industrializado", afirman a coro los hermanos, que tienen alrededor de 1000 empleados directos, además de 3000 a 4000 cosecheros en temporada.

Los alcances del Grupo Lucci traspasaron las fronteras tucumanas, y sus unidades de negocios, desde el azúcar y la ganadería hasta el crushing de soja, se reparten entre Santiago del Estero, Salta y Catamarca. "En la relación directa con las comunidades donde operamos, hace un buen tiempo que decidimos pasar de una posición pasiva a una activa y hoy, canalizamos nuestra ayuda a través de la Fundación Vicente Lucci", agrega Agustina Lucci, nieta del fundador de un gigante con ingresos por US$ 300 millones en cada ejercicio.

A...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA