Gestión secreta por la futura CGT

 
EXTRACTO GRATUITO

Hugo Moyano reposaba en su casa de Barracas a causa de una gripe y un dolor de ciática, mientras que en la sede del sindicato de taxistas un puñado de dirigentes de la CGT debatía formalmente su sucesión al frente de la central obrera. El martes pasado fue el primer encuentro en el que se activó un comité para consensuar la http://www.lanacion.com.ar/1398934-se-acelera-el-debate-por-la-sucesion-de-moyano al término del mandato, en junio de 2012.Un viejo referente sindical frenó en seco al anfitrión Omar Viviani. "«Tano», me dijiste que iba a estar el «Negro» [por Moyano]. Si tratamos el tema, es conveniente que él esté acá", sugirió con desconfianza. El resto de los asistentes, entre los que se encontraban moyanistas e independientes, apenas se estaba acomodando en uno de los salones del primer piso del flamante centro de capacitación de los taxistas.Delante de todos los dirigentes, Viviani excusó al jefe por su estado de salud y dio vía libre para abrir el diálogo. La reunión entregó una versión aproximada de que Moyano podría dejar de ser el secretario general de la CGT a partir de junio del año que viene. Se descartó firmemente una http://www.lanacion.com.ar/1398761-crecen-los-rumores-de-una-posible-salida-de-moyano-de-la-jefatura-de-la-cgt-despues-de-octubre, de acuerdo con la versión que echó a correr el grupo de los "Gordos" (representantes de los grandes gremios), pero no se desestimó convocar a diferentes sectores gremiales para acordar una lista de unidad antes del congreso de delegados que elegirá al próximo líder de la central obrera.El debate tuvo un solo momento que alcanzó cimas de tensión. "Que, entonces, Moyano renuncie y recién ahí nos sentamos a pensar en la lista de consenso para 2012", sugirió un dirigente díscolo. Su pedido cayó de inmediato en saco roto, pero causó un breve revuelo. Ni siquiera los gremialistas más enfrentados con Moyano sostienen que una salida anticipada sería lo más conveniente.Ningún dirigente pasó por la sede de Azopardo desde el viernes pasado, cuando el camionero cayó en cama por una tremenda gripe que le impidió ir a votar. La sucesión del jefe de la CGT hizo de la central un hervidero de alucinaciones y especulaciones. Se distinguen tres sectores en la pugna por el liderazgo.Uno de ellos responde al camionero, que contaría con el respaldo de Viviani y de un puñado de gremios pequeños que no aportan un caudal importante de congresistas, si se piensa en el congreso eleccionario de junio de 2012. Entre los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA