Generalidades

Autor:Alejandro A. Bevaqua
Páginas:31-54
RESUMEN

La esencia humana - Ciencia versus religión. El peso de la filosofía - El valor de la educación - I. Ciencia y masa - II. Inmutabilidad de la masa - El criminal sexual. Distintas perspectivas académicas - Conceptos útiles

 
EXTRACTO GRATUITO
CAPITULO II
GENERALIDADES
But most predatory rapists are fearful parasites
looking for helpless and willing victimis.
Stevens, Dennis J.
LA ESENCIA HUMANA
Antes de iniciar la aproximación al tema del título, muy amplio en
sí mismo, debemos pensar algunos puntos colaterales que confor-
marán el verdadero armazón estructural de la cuestión y sobre el
cual, a fin de cuentas, se apoyará todo el informe médico legal
elevado al juzgador; no todo se limita, a nuestro entender, a la
investigación científica
del hecho puntual sino que, más, incluye
necesariamente facetas que no pueden ser obviadas en un trabajo
de esta naturaleza.
Entran en juego, según nuestra óptica, muchas otras variables
que hacen a la cuestión a resolver; siendo los delitos de índole sexual
de los más graves que pueden perpetrarse (y este es ya un ejemplo
DELITOS CONTRA LA INTEGRIDAD SEXUAL
32
concreto de nuestros dichos, ya que señala una posición –la nuestra–
sobre el tema de trabajo), su análisis implica reconocer y explorar
aristas socio-culturales en las que se subsume, por ejemplo, la
educación del experto que analiza el caso, su carga teórica previa,
sus convicciones éticas, morales e incluso religiosas y filosóficas.
El problema es amplio, dijimos, por la gran variedad de tipos
delictuales que se subsumen bajo el epígrafe de
abuso sexual
o
delitos contra la integridad sexual
, desde aquellos más
leves
o
banales
(C5)
–v.g.: frotamiento(36)– hasta aquellos de gravedad extre-
ma, cuya factura desata las mayores pasiones retributivas desde la
sociedad hacia el delincuente, con propuestas –entendibles pero
que no compartimos– de llegar, incluso, a la pena de muerte.
Ahora, por su misma amplitud, la confusión en la materia es
cuasi inevitable, al menos en su inicio y si no sometida a un
cuidadoso y multidisciplinario análisis. Multidisciplina que, ha queda-
do claro, no podemos lograr en nuestro medio laboral(37)
(38).
(36) Kaplan, Harold. I. y Saddock, Benjamín J.:
Sinopsis de psiquiatría
, España , Editorial
Médica Panamericana, 1999, tomo I, pág. 796: “
Frotteurismo
: se caracteriza por el
frotamiento del pene contra las nalgas u otras partes del cuerpo de una mujer vestida hasta
alcanzar el orgasmo”.
(37) Si bien excelentes profesionales de otras disciplinas conocen el tema de las
agresiones sexuales en profundidad, ninguno de ellos, hasta donde obra en nuestro
honesto conocimiento, se desempeña en el medio carcelario de la provincia de Buenos
Aires y, con certeza, ninguno lo hace en la Unidad Penal 4 donde iniciamos este trabajo.
Por otro lado, no quisimos plantear un enfoque multidisciplinario con profesionales ajenos
al medio carcelario toda vez que éste, y no otro, ha sido el sitio de análisis de la muestra.
Esta limitante, que sin duda lo es en más de un sentido, deberá ser tenida en cuenta por
el amable lector y ser salvada por otros investigadores de la cuestión en trabajos futuros.
(38) O´Brian, Patrick:
Capitán de mar y guerra
, Editorial Aguilar, Altea, Taurus y
Alfaguara, Buenos Aires, Argentina, 2006, pág. 48: “Para un filósofo, para un estudioso de
la naturaleza humana, ¿qué mejor que eso? Las personas objeto de su investigación
encerradas juntas, sin que puedan escapar a su mirada observadora, y sus pasiones
intensificadas … por el alejamiento de sus mujeres, y la dieta correcta pero invariable …”.
Esta cita, extractada de la excelente novela que citamos, es expresada por el doctor
Stephen Maturin y se refiere a las condiciones de vida en un barco inglés a principios del
siglo XIX; salvadas las distancias, lo que seguramente hará el estimado lector, la idea
aplica perfectamente a nuestro trabajo que, asimismo, tiene lugar en un espacio acotado
donde la población reclusa no escapa a la mirada atenta
de quien quiere ver
, y se toma
el tiempo de detenerse para hacerlo y reflexionar luego sobre lo visto. El médico que no
se detiene para asistir (recuérdese el significado de este término) a quien lo requiere, no
es verdaderamente médico; la atención sanitaria actual de las personas, llevada a cabo
como si pasaran en una cinta sinfín, la multiplicidad de trabajos que lleva adelante el
profesional, conspiran contra la idea misma de asistencia y, por ende, contra la esencia
misma del ser médico.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA