Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA III, 28 de Octubre de 2021, expediente CNT 066919/2013/CA001

Fecha de Resolución28 de Octubre de 2021
EmisorCÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA III

Poder Judicial de la Nación SENTENCIA DEFINITIVA CAUSA Nº 66919/2013 “GATTORONCHIERI ANGELA

TERESA c/ OBRA SOCIAL EDIFICIOS RENTA Y HORIZONTAL OSPERYH

CAPITAL Y GRAN y OTROS S /DESPIDO” -JUZGADO N° 80-

En la ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a , reunidos en la S. de Acuerdos los señores miembros integrantes de este Tribunal, a fin de considerar el recurso deducido contra la sentencia apelada, se procede a oír las opiniones de los presentes en el orden de sorteo practicado al efecto, resultando así la siguiente exposición de fundamentos y votación:

La Dra. D.C. dijo:

  1. Contra la sentencia de primera instancia (ver fs. 704/707), que rechazó la demanda, se alza la parte actora, a tenor del memorial que obra a fs.

    715/726, con réplica de la parte demandada a fs. 729/735.

    Asimismo, el letrado de los codemandados y el de la actora,

    apelan la regulación de sus honorarios por estimarla reducida (ver fs. 708/713 y 727).

    El juzgador de anterior grado, consideró que la accionante no acreditó la incorrecta registración del vínculo (prestación de tareas desde el año 1987, a favor de la Obra Social del Personal de Edificios de Renta y Horizontal de Capital Federal y Gran Buenos Aires, en adelante OSPERYH y pagos sin registración), como tampoco la procedencia del pago de “ropa de trabajo”. En consecuencia, desestimó el despido indirecto en que se colocó.

    En definitiva, rechazó la demanda en todas sus partes e impuso las costas a la trabajadora.

  2. La parte actora, apela el rechazo del despido indirecto y las multas reclamadas.

    Así, sostiene que la verdadera fecha de ingreso de la trabajadora fue a comienzos de abril del 1987, y que la demandada OSPERYH; ha interpuesto distintas personas jurídicas (Clínica de la Ciudad S.A. y Plus Salud S.A.), pero que siempre ha tenido a su cargo la explotación del nosocomio en el cual prestaba tareas la Sra. G..

    Precisa que la prueba rendida da cuenta de ello, en especial la testimonial. Agrega, que con la prueba pericial contable, documental e informativa,

    se acreditó que la actora ha laborado para Clínica de la Ciudad S.A., Plus Salud S.A. y OSPERYH sin solución de continuidad, entre los meses de abril de 1987 y octubre de 2012,

    Por otra parte, cuestiona el rechazo de los pagos sin registración,

    dado que entiende que la testimonial ha sido conteste en relatar los realizados en forma clandestina.

    A su vez, requiere la multa del art. 80 LCT, y la condena a entregar los certificados de trabajo de forma correcta, por no contener los verdaderos datos de la relación.

    Asimismo, apela el rechazo de diferencias salariales en el cálculo de la liquidación final, dado que no se tomó en cuenta su real remuneración.

    Fecha de firma: 28/10/2021

    Alta en sistema: 03/11/2021

    Firmado por: C.G.A., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: A.H.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: L.A.R., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: D.R.C., JUEZ DE CAMARA

    Con respecto al reclamo por ropa de trabajo, destaca que conforme el Convenio Colectivo de Trabajo N° 462/06, en su art. 30.2. dispone que el empleador debe hacer entrega de la misma, “a razón de dos por año, uno de verano y otro de invierno, en los meses de septiembre y abril,

    respectivamente”. Por lo que, no habiendo constancias de cumplimiento por parte de OSPERYH con lo dispuesto precedentemente, solicita que se haga lugar a dicho rubro.

    Por otra parte, cuestiona el rechazo de la responsabilidad solidaria de las personas físicas demandadas, quienes se desempeñaron como funcionarias de OSPERYH.

    Por último, cuestiona las costas impuestas a su parte.

  3. Previo a resolver la cuestión controvertida, me permito reseñar algunos aspectos de la causa, que considero relevantes para la solución del presente conflicto.

    En el escrito de inicio (ver fs. 6/44), la Sra. G. promovió demanda contra OSPERYH y los directivos de la obra social, los Sres.

    J.F.S.M. y V.S.M., por despido indirecto ante la negativa del correcto registro de la relación laboral.

    Sostiene que a principios del mes de abril de 1987, la actora ingresó a laborar bajo las órdenes y dependencia de OSPERYH, a los fines de prestar tareas administrativas en la sección de “contaduría”. Denuncia que, en un primer momento, se la hizo figurar como empleada de la Clínica de la Ciudad S.A.,

    donde se abonaba el 80% de su salario con la debida registración, mientras que el resto, se le pagaba en forma clandestina.

    Posteriormente, el día 30/06/1997 se la obligó a remitir un telegrama de renuncia, y a partir del día siguiente se le continúa pagando con la misma modalidad, figurando como empleador Plus Salud S.A., hasta el día 31/08/2003. Así, precisa que sin haber modificado sus tareas, funciones, “real empleador”, ni lugar de prestación, nuevamente debió enviar un telegrama de renuncia, y a partir del 01/09/2003, aunque en forma deficiente, se registra la relación laboral con OSPERYH quien ya era su real empleador desde hacía más de 16 años, y continuaba abonando parte de su salario sin registrar, y sin consignar la real fecha de ingreso de abril de 1987.

    Denuncia que su verdadera remuneración ascendió a $7.500

    ($6.000 registrados y $1.500 en forma clandestina), y que nunca se le hizo entrega de su correspondiente ropa de trabajo. Relata el intercambio telegráfico, y que ante la negativa de registrar correctamente el vínculo, se vio en la obligación de efectivizar el apercibimiento y se consideró despedida con fecha 12/09/2012.

    Por último, con respecto a la responsabilidad solidaria de las personas físicas (quienes son padre e hijo), sostiene que ambos codemandados han sido presidente y director de la obra social, y deben responder por los daños causados en ejercicio, o en ocasión de sus funciones.

    A fs. 69/85, contestó demanda J.F.S.M.,

    negando todos y cada uno de los asertos vertidos en el inicio. Relata haber detentado el cargo de S. General del SUTERH, y que “desde hace tiempo es P. de la Obra Social”

    Sostiene que la Obra Social demandada, administra y financia el seguro de salud de sus afiliados, quienes son derivados para la atención médica y Fecha de firma: 28/10/2021

    Alta en sistema: 03/11/2021

    Firmado por: C.G.A., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: A.H.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: L.A.R., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: D.R.C., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación hospitalaria a terceros (entre ellos la Clínica de la Ciudad S.A. y la firma Plus Salud S.A.).

    Afirma, que “la Obra Social, se hizo cargo de la administración de salud de la Clínica de la Ciudad a partir del 1 de septiembre de 2003… nunca el establecimiento perteneció a la obra social, ni a ninguno de los demandados de autos, sino distintas sociedades comerciales con las cuales OSPERYH se vinculó

    directa o indirectamente”.

    Aclara, que OSPERYH “consideró que correspondía reconocimiento de la antigüedad a cada uno de los dependientes que se encontraban trabajando en dicho establecimiento”, motivo por el cual a la actora se le reconoció la antigüedad a partir del 01/07/1997, como consecuencia de la transferencia del establecimiento (destacado, y siguientes me pertenecen, y serán temas sobre los que volveré).

    Inclusive, reconoció que “al momento de la transferencia G. se desempeñaba como administrativa en la Clínica de la Ciudad, y continuó realizando idénticas funciones a partir que mi poderdante pasó a administrar dicho nosocomio, manteniéndole las funciones, el salario y la categoría a la actora”.

    USO OFICIAL

    En similar sentido, a fs. 114/129, contestó demanda OSPERYH,

    como también lo hizo, a fs. 150/164, el Sr. V.S.M..

    Al cabo de lo expuesto, observo que la contestación de demanda debe ajustarse en lo pertinente a las pautas previstas en los arts. 65 de la L.O. y 356

    del C.P.C.C.N. De tal modo, entre otros recaudos a cumplir, incumbe a la parte demandada expedirse en forma explícita, clara y circunstanciada, acerca de cada uno de los hechos expuestos en el escrito de inicio.

    Por ello, la respuesta negativa no puede quedar circunscripta a una mera fórmula, por categórica que sea su redacción; ella debe apoyarse en alguna razón que la justifique.

    Sobre el punto, tal como lo explica L.P. (“Derecho Procesal Civil”, T.V., Procesos de conocimientos –Plenarios- pág. 159, E.A.P., la negación, en otras palabras, debe ser fundada, sea mediante la alegación de un hecho contrario, o incompatible con el afirmado por la parte actora, o de algún argumento relativo a la inverosimilitud de ese hecho.

    Así, el artículo 356 dispone que el demandado deberá oponer en el responde todas las excepciones o defensas de que intente valerse, y además en su inciso primero reza que deberá “reconocer o negar categóricamente cada uno de los hechos expuestos en la demanda...su silencio, sus respuestas evasivas, o la negativa meramente general podrán estimarse como reconocimiento de la verdad de los hechos pertinentes y lícitos a que se refieran...”.

    Sabiamente el Legislador así lo dispuso, porque entendiéndose el proceso como un diálogo, quien se limita a decir “no”, trunca toda comunicación y conspira contra el descubrimiento de la verdad, objetivo al que está destinada la producción de la prueba que de allí en más habrá de tener lugar (ver, en sentido análogo, la sentencia N° 1741, dictada como juez de primera instancia, el 29/11/2002, en autos “D., Á.J. c/ Vanguardia Seguridad Integral Empresaria y Privada S.A. s/ despido”, del registro del Juzgado N° 74).

    Luego, se observa que el responde de marras, no se ajustó a estos requerimientos. Por el contrario, los demandados reconocieron la vinculación con las dos sociedades (Clínica de la Ciudad S.A. y Plus Salud S.A.) que registraron la Fecha de firma: 28/10/2021

    Alta en sistema: 03/11/2021

    Firmado por: C.G.A., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: A.H.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: L.A.R., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: D.R.C., JUEZ DE CAMARA

    relación laboral de la actora, pero sólo reconocieron la antigüedad con la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR