Sentencia de Sala B, 9 de Diciembre de 2015, expediente FRO 022010358/2010/CA001

Fecha de Resolución 9 de Diciembre de 2015
EmisorSala B

1 Poder Judicial de la Nación Civil/Def. Rosario, 9 de diciembre de 2015.

Visto, en Acuerdo de la Sala “B” el expediente Nº FRO 22010358/2010/CA1 de entrada, caratulado "GARELLO, J.M. y Ots. c/

GARELLO, E.H. s/ Nulidad de Solicitud Registro de Marcas" (del Juzgado Federal Nº 2 de la ciudad de Rosario), del que resulta que:

Vienen los autos a conocimiento del Tribunal en virtud del recurso de apelación interpuesto por la demandada (fs. 540) contra la sentencia Nº 11/14 por medio de la cual se resolvió:

I) Declarar la nulidad de la marca “GA GARELLO y signo Anexo”, clase 35, título Nº 2230982, registrado a nombre de E.H.G. conforme los fundamentos expuestos en los Considerandos primero a sexto.

II) Rechazó la reconvención interpuesta por E.H.G. contra J.M.G., A.A., A.G., C.J.G. y G.A.S. en relación al cese en el uso del nombre G. y daños y perjuicios, por los fundamentos de los Considerandos primero a sexto e impuso las costas a la demandada reconviniente (fs. 530/537/vta).

Concedido el recurso (fs. 541), se elevaron los presentes a este tribunal (fs. 550/551).

Ingresados los autos por sorteo informático en esta Sala B, la demandada expresó agravios (fs. 556/561/vta); corrido el traslado (fs. 562), la actora lo contestó (fs. 563/567), por lo que pasaron los Autos al Acuerdo (fs. 568).

La Dra. V. dijo:

  1. ) La demandada se agravió de que la magistrada de primera instancia haya omitido considerar que también se debe analizar qué se entiende por “continuidad jurídica de una empresa” y que en el presente caso la marca o designación comercial forman parte de lo que se denomina “Fondo de Comercio”.

    Señaló que para determinar la continuidad de la empresa GARELLO, se tomó los principios establecidos en la ley de marcas, cuando, según estimó, debió haber tenido en cuenta los principios básicos relativos a las personas jurídicas del Código Civil, los principios del derecho societario y la Ley de Transferencia de fondo de comercio.

    Fecha de firma: 09/12/2015 Firmado por: N.M., SECRETARIA DE CAMARA Firmado por: J.G.T., Juez de camara Firmado por: EDGARDO BELLO, JUEZ DE CAMARA Firmado por: E.V., JUEZ DE CAMARA Manifestó que la juez a-quo afirmó que desde 1914 la explotación del nombre GARELLO vinculada a la venta de automotores en la localidad de Chabás y que fue iniciada por L.G. en 1914, continúa desde entonces hasta la actualidad en manos de la misma familia, sin tener en cuenta que en autos no se acreditó vínculo familiar alguno con los actores.

    Destacó que en la sentencia recurrida consideró que es nula la marca de la clase 35, pero, según dijo, se omitió analizar que la marca también estaba registrada en la clase 12 Resolución Nº 2.230.983, la cual al no ser declarada nula por el presente pronunciamiento, agregó, sigue vigente y al cubrir productos “vehículos” conforme el principio de accesoriedad cubriría la venta de automotores y por ende se debió haber hecho lugar a la reconvención de cese de uso y daños y perjuicios que, según dijo, se fundó en el registro de la marca “GARELLO” en dos clases, las 35 y la 12 .

    Señaló que con relación al fondo de comercio, la ley de transmisión de establecimientos comerciales e industriales 11.687 en su artículo 1 declara que el nombre comercial es un elemento constitutivo de un establecimiento comercial o fondo de comercio.

    Adujo que si se tiene en cuenta el ordenamiento legal vigente en materia de personas jurídicas, el derecho societario y la transferencia de fondos de comercio, entre L.G. y L.G. e hijos Sociedad de Hecho, entre ésta última y Garello Hnos Sociedad Colectiva, entre ésta y Garello Hnos Sociedad Comercial Colectiva, entre esta última y Garello Hnos Sociedad Anónima Comercial e Industrial y mucho menos entre ésta última y los actores, J.M.G., A.A. como integrantes de la sociedad de hecho G.H. y A.G. y C.J.G. no hubo continuidad jurídica alguna.

    Así, dijo, no se acreditó jurídicamente que entre las sucesivas personas jurídicas que supuestamente son señaladas por los testigos como explotadores de la designación comercial “GARELLO” haya habido algún tipo de transferencia en forma singular (cesión de derechos) o universal (fondo de comercio) de dicho activo.

    Fecha de firma: 09/12/2015 Firmado por: N.M., SECRETARIA DE CAMARA Firmado por: J.G.T., Juez de camara Firmado por: EDGARDO BELLO, JUEZ DE CAMARA Firmado por: E.V., JUEZ DE CAMARA 3 Poder Judicial de la Nación La transmisión del fondo de comercio de GARELLO; alegó, formado entre otros elementos por el nombre comercial, no fue acreditada en autos por los actores ni por la publicación en el Boletín Oficial, documento de venta o escrito alguno.

    Tampoco fue acreditado en autos, dijo, ninguna otra forma prevista en la legislación en materia societaria, no hubo disolución y posterior aporte a una nueva sociedad de la designación comercial, no hubo transferencia societaria, ni fusión por adquisición.

    Se agravió también de que se haya dado por supuesto que por afirmaciones de testigos y que por tener el mismo apellido, los actores son familiares del fundador L.G., parentezco, que reiteró, nunca fue acreditado puesto que no se acompañaron partidas de defunción, de nacimiento ni declaratoria de herederos alguna.

    Reiteró que no hubo jurídicamente una continuidad en el uso de la designación G. y que su cliente ostenta derechos sobre su designación comercial dese 1994. Destacó también que recién en el año 2007 registró su marca cuando la concesionaria FORD “Garello Hnos Sociedad Anónima Comercial e Industrial” había cesado sus actividades en el año 2002.

    Manifestó que hay que diferenciar el hecho de que los testigos prueben que hay un cartel que diga “G.” y otra cosa muy distinta que es acreditar continuidad. Tal continuidad en el uso, dijo, hubiera sido relevante jurídicamente sólo si se hubiera tratado de un solo titular.

    Por el contrario, adujo, aquí existieron distintos titulares en distintas épocas, siendo los actores explotadores de un negocio de venta de autos usados sólo desde el año 2002 con la designación “GARELLO”.

    Lo que se debería haber probado, señaló, es la transferencia entre distintos sujetos de los derechos sobre el nombre.

    Si el uso de la denominación hubiera sido por persona física, a través de la correspondiente declaratoria de herederos.

    Si el uso de la denominación fue hecha por persona jurídica, como es el caso de Garello Hermanos Sociedad...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR