La garantía de inamovilidad de los jueces y lo que los precedentes 'Fayt' y 'Schiffrin' no resolvieron

Autor:Juan Manuel Lettieri - Juan Stinco
Páginas:86-105
 
EXTRACTO GRATUITO
REDEA. DERECHOS EN ACCIÓN | Año 2 Nº 3 | Otoño 2017
pág. 86 | DOCTRINA
La garantía de inamovilidad de los jueces y lo que los precedentes
Fayt y Schirin no resolvieron
Por Juan Manuel Lettieri y Juan Stinco
“…In this distinct and separate existence of the judicial power in a peculiar body of
men, nominated indeed, but not removable at pleasure, by the crown, consists one main
preservative of the public liberty, which cannot subsist long in any state unless the admi-
nistration of common justice be in some degree separated both from the legislative and
also from the executive power. Were it joined with the legislative, the life, liberty, and
property of the subject would be in the hands of arbitrary judges, whose decisions would
be then regulated only by their own opinions, and not by any fundamental principles
of law; which, though legislators may depart from, yet judges are bound to observe….
W. Blackstone
Introducción
El difunto juez Arlin Adams que presidió la Asociación Americana de Magistratura,
organización que reunía en aquél entonces cerca de 35.000 jueces, (lo que para algunos
constituía una elite del derecho en los Estados Unidos de Norteamérica), fue entrevista-
do1 cuando visitó la ciudad de Barcelona para participar en un coloquio sobre el análisis
comparativo del acceso a la judicatura y la función del jurado puro que existe en dicho
país. En esa oportunidad respondió la siguiente pregunta ¿Cómo mantienen en EEUU
los jueces su independencia? armando que
Los jueces en Estados Unidos son elegidos entre los abogados que tienen un historial
académico sobresaliente y con experiencia de muchos años. A. los jueces federales los
nombra el presidente de EEUU con la aprobación del Congreso y de los colegios de abo-
gados. No es frecuente que estos organismos echen abajo la decisión del presidente, pero
se han dado casos. El juez tiene que ser independiente de la autoridad que le nombra
y del Gobierno, y estar dispuesto a defender los derechos de los ciudadanos por encima
de todo. En mi opinión hay tres reglas básicas en las que se apoya la independencia judi-
cial en Estados Unidos: te nombran para toda la vida, nunca nadie te puede echar y no
te pueden bajar el sueldo (Blackstone,1753:178).
Por la simpleza de la declaración, parecen tres aspectos de relativamente sencillo cum-
plimiento.
Conforme señala Cramton, según los registros de la Convención Federal de 1787 y de
las convenciones estatales raticatorias, para los padres constitucionalistas norteameri-
canos la incorporación de las cláusulas denominadas de la “Buena Conducta” y de la
“intangibilidad de las remuneraciones” en la Constitución de los EEUU otorgaban a la
justicia federal la independencia para decidir las causas y la libertad de las inuencias o
controles de las áreas más políticas del gobierno federal, esto es el Congreso y el Poder
1 Fuente: http://elpais.com/diario/1985/09/30/sociedad/496882806_850215 html
Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de septiembre de
1985.
REDEA. DERECHOS EN ACCIÓN | Año 2 Nº 3 | Otoño 2017
pág. 87
DOCTRINA |
Ejecutivo (Camton, 2007:1315).
Dichos constitucionalistas fundadores norteamericanos tenían una concepción tem-
poral de los cargos públicos en general, basta señalar que Washington retornaría a sus
plantaciones en Mount Vernon y que Adams haría lo propio en su granja en Brookline,
como explica Cramton (2007:1315).
Sin embargo desde entonces, se reconoció a los magistrados integrantes del Poder Judi-
cial garantías de una inequívoca trascendencia, imprescindibles para la función de ad-
ministrar justicia como son las de independencia e inamovilidad en sus cargos.
En el plano nacional, recientemente tuvimos novedades en la materia. En efecto, nues-
tro Máximo Tribunal se expidió en el fallo “Schirin” (CSJ 159, 2012) sobre aspectos
centrales en lo relativo a la garantía de inamovilidad judicial; es justo reconocer que allí
también trató otros tópicos de trascendencia, como es el control judicial de los procesos
de reforma constitucional2.
En dicho precedente la Corte Suprema centró su ratio decidendii en lo vinculado con el
estándar de control judicial sobre el procedimiento de reforma constitucional, y en par-
ticular, con la constitucionalidad del límite etario establecido. Asimismo, señaló que no
existen derechos adquiridos a la inalterabilidad de un determinado régimen normativo.
De este modo, ni en el famoso caso “Fayt”3 ni en “Schirin” nuestro máximo tribunal
examinó, stricto sensu, la constitucionalidad del sistema establecido para la renovación
del acuerdo del Senado y designación del Poder Ejecutivo luego de que los magistrados
cumplan la edad de 75 años (Dal la, S/A). ¿Estaba obligado a hacerlo? Pareciera ser que
no. En efecto, ese tópico no había sido objeto de debate y una opinión sobre él podría
haber sido considerada prematura o de índole conjetural.
Justamente, el objeto de este trabajo apunta a poner de relieve que ese sistema de reno-
vación del acuerdo del Senado no superaría el test de constitucionalidad ni el de con-
vencionalidad.
Hasta donde sabemos, la respuesta de algunas personas que forman parte del universo
de los “afectados” por el pronunciamiento en comentario ha sido disímil:
(i) Pese a que la señora diputada nacional Elisa Carrió había remitido una carta al señor
presidente de la República solicitando la continuidad del juez Schirin (CSJ 159, 2012)4,
éste presentó su renuncia, que fue aceptada por medio del decreto 238/2017.
2 Para ver comentarios sobre el mismo revisar: Ibarlucía, Emilio A., ¿Habra “jueces man-
tenidos en sus cargos”?, La Ley diario del 06/04/2017; Gil Domínguez, Andrés, El control
de constitucionalidad de la reforma constitucional y la aplicación efectiva del art. 99.4 de la
Constitución argentina, La Ley diario del 06/04/2017; Dalla Via, Alberto R., ¿Cambió la juris-
prudencia o la cuestión sigue abierta?, La Ley diario del 06/04/2017 y Sagüés, Néstor P., La
justiciabilidad de una reforma constitucional, La Ley diario del 06/04/2017.
3 Causa F.100.XXXV, autos “Fayt, Carlos Santiago c/ Estado Nacional s/ proceso de cono-
cimiento”. Sentencia del 19/8/1999.
4 Disponible en: http://www.telam.com.ar/notas/201703/184153-carrio-difundio-la-carta-
que-le-envio-a-macri-sobre-la-situacion-de-la-justicia.html

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA