Ganó Rajoy y quedó más cerca de otro mandato

MADRID.- Sonriente y dando saltos frente a una multitud con banderas de España, el presidente conservador en las elecciones generales, que lo dejó un poco más cerca de romper seis meses de angustiante bloqueo político.

obtuvo 14 diputados y casi 700.000 votos más que en los comicios fallidos de diciembre. Sigue todavía lejos de la mayoría requerida para formar gobierno, pero salió fortalecido de cara a la temporada de negociaciones y pactos que se abre hoy.

Aun con algunos votos menos, el socialista Pedro Sánchez retuvo in extremis el segundo lugar y evitó el anunciado sorpasso de Unidos Podemos, en una batalla por el dominio de la izquierda que se antojaba decisiva para el futuro inmediato del país.

Así, tres días después del referéndum que precipitó la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea (UE), , que en las horas finales de la campaña prometieron "estabilidad" y "moderación".

Rajoy obtuvo el 33,03% de los votos, casi 11 puntos más que Sánchez (22,66%). Pablo Iglesias, de Unidos Podemos, se quedó en 21,1%, tres puntos menos que los captados en conjunto hace seis meses por su partido y sus nuevos aliados de Izquierda Unida (IU). El liberal Albert Rivera, de Ciudadanos, perdió fuerza y se quedó en 13%. Un dato crucial: la participación cayó al 69%, una de las más bajas en 40 años de democracia. Reflejo, acaso, del hastío de los españoles con una clase política incapaz de gestionar el nuevo tablero político, con cuatro actores principales.

"Hemos ganado las elecciones. Reclamamos el derecho a gobernar. Tendremos que empezar a hablar con todo el mundo y lo haremos, con el único objetivo de defender a España", declaró Rajoy desde el balcón de la sede madrileña del PP. Con una expresión de alegría inusual en él, bromeó con sus ministros, besó a su esposa y habló como quien consigue una revancha: "Hemos pasado cuatro años durísimos, pero España levantó la cabeza y se encamina a un destino mejor".

. Pasó de 123 a 137 diputados, un avance que debilita el discurso de sus opositores sobre el supuesto clamor social para que abandone la Moncloa. Sobre todo, cuando es el único candidato que incrementó sus votos entre las primeras elecciones y esta repetición forzada.

El repunte del PP le permitió ganar en casi todas las Comunidades Autónomas, salvo en Cataluña y el País Vasco, bastiones que aseguró Unidos Podemos con su promesa de impulsar referéndums soberanistas. Además, repitió la mayoría absoluta en el Senado que puede servirle para...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba