Ganó el candidato de Correa, pero no lograría evitar un ballottage

 
EXTRACTO GRATUITO

QUITO.- Lenin Moreno, el candidato oficialista de Alianza País, logró imponerse ayer en las elecciones presidenciales de Ecuador, pero anoche parecía difícil que lograra alcanzar el número clave del 40% de los sufragios y diez puntos de diferencia con el segundo más votado para evitar la segunda vuelta electoral, el próximo 2 de abril, frente al aspirante liberal Guillermo Lasso, del movimiento Creo.

Con el 53% de los votos escrutados, Moreno obtenía el 38% de los votos frente al 30% de Lasso. Luego de recibir los primeros resultados a boca de urna desde el hotel Quito, el candidato oficialista definió su victoria como "justa". "Hemos ganado las elecciones justamente, este triunfo ratifica que esta revolución no la para nada ni nadie. Se debe ganar y perder con dignidad, esperamos esa reacción del candidato perdedor", expresó durante la intervención ante sus simpatizantes.

El propio Correa, que por la Constitución estaba impedido de presentarse a un nuevo mandato, abrazó luego a Moreno en el escenario del hotel Quito, a lo que el triunfador de los comicios respondió: "Rafael se va a descansar con un 65% de aprobación de todos los ecuatorianos. Gracias Rafael". El fundador de la Revolución Ciudadana precisamente había dicho que no buscaría la reelección y que se iría a vivir a Europa al entregar el mando, el próximo 24 de mayo. "Para que los ecuatorianos descansen de mí y yo descanse del país", explicó.

Moreno, de 63 años, que fue vicepresidente de Correa entre 2007 y 2013, perdió la movilidad de las piernas en 1998, como consecuencia de un asalto.

Desde el hotel Hilton Colón en Guayaquil, Lasso contestó al desafío de reconocer su derrota al afirmar: "Hay una segunda vuelta electoral. Éste es el día en que ganó la democracia, en que se impuso la voluntad del pueblo ecuatoriano".

"El pueblo dijo: «No va más, queremos el cambio»", agregó.

Además, dijo que en un ballottage congregaría a toda la oposición que no votó por el oficialismo en "una unidad monolítica que tanto necesita Ecuador".

"Aquí se acabó la dictadura de un solo partido político al estilo de Venezuela", dijo.

Carlos Córdoba, director de Cedatos, una de las principales encuestadoras del país, se basó en sus resultados, que anoche auguraban una segunda vuelta, para afirmar. "Alrededor de un 60% de los ecuatorianos votó por la oposición. Es como si esta elección hubiera sido una especie de elección primaria de la oposición. Y ahora quedó definido quién será el candidato elegido...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA