Ganancias: quiénes empezarán a pagar y cuál será el impacto según el salario

 
EXTRACTO GRATUITO

El Gobierno formalizó, con el decreto 394 publicado ayer en el Boletín Oficial, los cambios en el impuesto a las ganancias. Tal como se preveía, la normativa trae buenas noticias para algunos asalariados y jubilados y malas para otros. A la vez que algunos verán aliviada la carga tributaria, otros comenzarán a pagar por efecto de la derogación de una norma de 2013. Sobre este último punto, si bien anteayer el jefe de Gabinete, Marcos Peña, dijo que se analizaría el caso de los jubilados (según la Defensoría de la Tercera Edad, tributarán ahora 110.000 que antes no lo hacían, aunque según la Anses serán menos de 50.000), fuentes del Gobierno prácticamente descartaron ayer que haya cambios a lo ya establecido.

Entre los funcionarios se admite que habrá quienes empezarán a pagar, pero se afirma que no es posible saber cuántos trabajadores se verán afectados. Es, por ejemplo, lo que señaló Alberto Abad, jefe de la AFIP.

El decreto modifica los parámetros del tributo para que el ingreso más bajo alcanzado (el mínimo no imponible) sea de $ 245.444 anuales para asalariados sin carga de familia (un promedio de $ 18.880 mensuales) y de $ 325.000 para quien tiene cónyuge y dos hijos a su cargo ($ 25.000 promedio mensuales). En términos de sueldos brutos (antes de descontar aportes) los montos son de $ 22.747 y $ 30.120 mensuales respectivamente.

Los autónomos pagarán a partir de los $ 7073 mensuales (persona sin cargas de familia) o de los $ 13.682 (si se deduce cónyuge y dos hijos). En este caso se permite una mayor cantidad de deducciones por gastos.

Los cambios estarán vigentes por todo 2016. Esto implica que se compensará a quienes ya se les haya descontado de más, y también que se les retendrán, a quienes ahora quedarán gravados, los montos que aún no se les cobró por lo que va del año.

¿Quiénes serán los nuevos alcanzados? Los asalariados y jubilados sin cargas de familia que entre enero y agosto de 2013 cobraban menos de $ 15.000 brutos ($ 12.450 netos) y que ahora perciben a partir de $ 245.444 netos anuales (un promedio mensual de $ 22.747 brutos o $ 18.880 netos), y casados que deducen a su cónyuge y dos hijos que, habiendo tenidos los citados ingresos en 2013, ahora perciben a partir de $ 325.000 netos anuales o $ 25.000 mensuales. Estas personas estaban al margen del impuesto por el decreto 1242, que ancló en los ingresos de 2013 la definición de quién tributaba y quién no, sin importar lo ocurrido después (lo cual fue una fuente de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA