Sentencia Definitiva de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 16 de Diciembre de 2009, expediente C 97651

PresidenteGenoud-Hitters-Kogan-Pettigiani-de Lázzari
Fecha de Resolución16 de Diciembre de 2009
EmisorSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a 16 de diciembre de 2009, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctoresG.,Hitters,K.,P.,de L.,N.,S., se reúnen los señores jueces de la S.rema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa C. 97.651, ". , A.N.c.S. , R. . Filiación".

A N T E C E D E N T E S

El T.unal de Familia Nº 1 del Departamento Judicial de S.I. rechazó la demanda de filiación incoada por A.N. , en su carácter de curadora definitiva de su hija M.F. , y en representación de su pupila y nieta R.A.V. contra R.S.(.v. fs. 105).

Se interpusieron, por la Asesoría de Menores e Incapaces y la accionante G. , sendos recursos extraordinarios de inaplicabilidad de ley.

Oído el señor S. General, dictada la providencia de autos y encontrándose la causa en estado de pronunciar sentencia, la S.rema Corte resolvió plantear y votar la siguiente

C U E S T I O N

¿Son fundados los recursos extraordinarios de inaplicabilidad de ley interpuestos a fs. 107/117 y 122/135?

V O T A C I O N

A la cuestión planteada, el señor J.d.G. dijo:

En virtud de que los recursos de inaplicabilidad de ley interpuestos por la titular de la Asesoría de Incapaces (fs. 107/117) y por la representante legal de la menor R.A.V. (fs. 122/135) se asientan en similares agravios, abordaré su tratamiento conjunto por razones de economía procesal.

I.P. fáctica.

  1. El T.unal Colegiado de Instancia Única del Fuero de Familia N° 1 del Departamento Judicial de S.I. desestimó la demanda de filiación promovida por A.N. , en su carácter de curadora definitiva de su hija M.F. , y en representación de su pupila y nieta R.A.V. contra R.S. (fs. 105) con los siguientes fundamentos:

    1. La sola negativa del demandado a someterse a los exámenes genéticos, no resulta suficiente para admitir la procedencia de la acción, si no es acompañada de algún otro elemento probatorio que la fortalezca.

    2. No sólo no existe prueba alguna que avale la pretensión incoada, sino que los elementos recogidos en la causa penal 39.584 ponen en tela de juicio la eventual responsabilidad del demandado en el embarazo de la representada de la actora.

    3. No ha cumplido la demandante con la carga probatoria que el proceso le imponía (fs. 104).

  2. Los recurrentes, centran su queja en:

    1. La errónea aplicación de los arts. 4 de la ley 23.511 y 375, 384 y 456 del C.igo Procesal C.il y Comercial.

    2. Absurdo en la valoración de la prueba y transgresión a la doctrina legal.

    3. La existencia de sobrados elementos que fortalecen la presunción o el indicio grave que emana de la negativa a la realización de la prueba biológica que el tribunal ignoró o desechó completamente.

    4. En la causa penal, traída como prueba documental, se acreditó la posibilidad de que la concepción de la niña R.A. se produjo durante la internación de su madre -M.V. - en la Clínica Privada de Salud Mental Therapia Norte, fecha en la que también se encontraba internado el demandado.

    5. En las fichas de admisión, confeccionadas por la clínica, en ningún momento la doctora A.M. consignó que M. presentara un cuadro de amenorrea.

    6. El doctor E.R.C., por su parte, dijo haberla atendido durante el término de dos semanas, durante las cuales la habría visto unas seis veces, y no tuvo conocimiento de que V. hubiere ingresado embarazada a la clínica, ni que tampoco ésta le comentara algo a ese respecto.

    7. De las constancias médico legales de fs. 70 de la citada causa penal, surge que las ecografías realizadas en fechas 24 de abril de 1998 y 18 de mayo de 1998 son concordantes en cuanto a la edad gestacional y permitirían inferir que la fecundación se produjo, aproximadamente, entre el 10 y 14 de marzo de 1998, más-menos una semana, concluyéndose en dicho informe que "es posible decir que la gestación pudo haberse producido entre el 10 y 14 de marzo de 1998...".

    8. Las lesiones físicas presentadas por M.V. son contemporáneas con la edad gestacional, lo que autorizaría a deducir que se produjo a consecuencia de un sometimiento sexual violento.

      II. Los recursos no pueden prosperar por los fundamentos que desarrollaré a continuación:

      a- Inexistencia de absurdo.

      Es doctrina de esta Corte que determinar la existencia del nexo biológico en una demanda de filiación extramatrimonial, así como el análisis de los alcances probatorios del indicio que resulte de la negativa a someterse a la realización del examen genético y la valoración de las probanzas y circunstancias fácticas en general, constituyen típicas cuestiones de hecho, privativas de los jueces de la instancia ordinaria e irrevisables, en principio, salvo que se denuncie y demuestre la existencia de absurdo (conf. Ac. 80.536, del 11-IX-2002; Ac. 79.244, del 12-IX-2001). Se entiende por tal sólo al error palmario, grave y manifiesto que conduce a conclusiones contradictorias, inconciliables e incongruentes con las constancias objetivas de la causa (conf. Ac. 58.938, del 17-X-1995; Ac. 63.556, del 8-X-1996; Ac. 64.347, del 18-II-1997; Ac. 71.327, del 18-V-1999), situación que en autos no se ha configurado.

      A mayor abundamiento he de añadir algunas consideraciones.

      b- Importancia de las pruebas biológicas.

      Como sostuve en las Acs. 85.363 (sent. del 27-VIII-2008); 96.106 (sent. del 28-X-2009); 95.848 (sent. del 25-III-2009); 96.140 (sent. del 17-VI-2009) y 98.100 (sent. del 30-VI-2009) el art. 253 del C.igo C.il (t.o., ley 23.264) admite las pruebas biológicas en los juicios de filiación; ello implica que el legislador da preponderancia a este tipo de pruebas en esta clase de procesos debido al alto grado de precisión que arrojan los estudios de A.D.N. en la determinación de la paternidad o la maternidad. Es, precisamente, en virtud de la certeza que otorgan, de más del 99%, que algún autor ha sostenido que los juicios de filiación se han transformado en procesos eminentemente periciales (Haas, E.; R., E.; V., L., "El H.L.A., los jueces, los abogados y la ciencia", "La Ley", 1990-A-794).

      c- Valor de la negativa a la prueba biológica.

      Tanto la doctrina como la jurisprudencia conceden una gran importancia a las pruebas biológicas las cuales pueden ser, incluso, ordenadas por los jueces (art. 253, C.C.). No obstante, al mismo tiempo la ciencia coopera en mayor medida para que pueda determinarse el nexo filial paterno con una probabilidad que se aproxima a la certeza, la resistencia injustificada de los demandados a someterse a los exámenes periciales, configura un grave obstáculo para acreditar el vínculo (G., C.P.; C., A.M., "Recent judicial decisions giving effect to the Convention on the rights of the child", en The international Survey of Family Law, 2004, p. 21).

      Dispone el art. 4 de la ley 23.511 que: "Cuando fuese necesario determinar en juicio la filiación de una persona y la pretensión apareciese verosímil o razonable, se practicará el examen genético que será valorado por el juez teniendo en cuenta las experiencias y enseñanzas científicas en la materia. La negativa a someterse a los exámenes y análisis necesarios constituirá indicio contrario a la posición sustentada por el renuente...".

      Es sabido que los indicios son fuente de presunciones y éstas son la consecuencia de la labor intelectual que realiza el juez para extraer conclusiones de los indicios (Arazi, Roland; "La prueba en el proceso civil", La Rocca, 1991, págs. 92/93). Aunque, en general, la gran mayoría de la doctrina y jurisprudencia coinciden en que la resistencia a la realización de los exámenes de A.D.N. constituye una presunción grave en contra del renuente (C.N.C.., sala F, agosto 24-1992, "El Derecho", 150-523; íd., sala A, abril 21-1998, "La Ley", 1998-D-741; C.S. Santa Fe, 19-IX-1991, "La Ley", 1992-D-536; K., J., "La negativa a someterse a pericias genéticas", "La Ley", 1988-E-810; K. de C., A., "Aspectos jurídicos del proyecto genoma humano", "El Derecho", 153-928; G., C.P.; A., C., "Los efectos de la negativa a someterse a los exámenes biológicos en los juicios de filiación paterna extramatrimonial", "La Ley", 1992-B-1193; B., A.C., "Manual de derecho de familia", 7ª ed., Astrea, Bs.As., 2002, t. 2, pág. 295; Z., E.A., "Derecho civil. Derecho de familia", 4ª ed., Astrea, Bs.As., 2002, t. 2, pág. 502; L., N., "Patria potestad y filiación", D., Bs.As., 1986, págs. 90/91; M.C., M., "Encuadre constitucional del derecho a la identidad", "La Ley", 1992-D-536) no hay unanimidad en relación al alcance que debe concedérsele a la negativa. Se han perfilado dos posturas:

      1- La negativa a la prueba biológica es suficiente para tener por acreditado el vínculo.

      Un sector de los autores estima que la negativa a someterse a las pruebas biológicas constituye elemento suficiente para dictar una sentencia favorable a la pretensión filiatoria, evaluando que en nuestros días estos exámenes arrojan un alto índice de certeza en la inclusión del vínculo alegado y la total exclusión si no se es el progenitor biológico. De lo anterior, concluyen que no es correcto que quien tiene en sus manos la posibilidad de colaborar en la determinación del vínculo filial se rehúse injustificadamente (K., J., "La negativa a someterse a pericias genéticas", "La Ley", 1988-E-810; C., E.O., "Determinación de la paternidad por el sistema H.L.A o complejo mayor de histocompatibilidad", "La Ley", 1985-A-472; S., N.B.,"Valoración de la prueba biológica. Cuestiones constitucionales y procesales", "La Ley", 2001-E-739; C.N.C.., sala C, junio 13-1996, "El Derecho", 171-38). En esta línea argumental se ha afirmado que la oposición injustificada del demandado a cumplir con las pericias ordenadas es suficiente para tener por acreditada la paternidad, salvo prueba en contrario que la desvirtúe (G., C.P.; A., C., "Los efectos de la negativa a someterse a los exámenes biológicos en los juicios de filiación paterna extramatrimonial", "La Ley", 1992-B-1193; K. de C., A., "Aspectos jurídicos del proyecto genoma humano", "El...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR