Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Viii, 22 de Noviembre de 2023, expediente CNT 029775/2017/CA001

Fecha de Resolución22 de Noviembre de 2023
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Viii

Poder Judicial de la Nación Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo Sala VIII

Expediente Nº CNT 29775/2017/CA1

JUZGADO Nº 2

AUTOS: “GALEANO, ORLANDO MARCELO c/ FEDERACION

PATRONAL SEGUROS SA s/ ACCIDENTE – LEY ESPECIAL”

En la Ciudad de Buenos Aires, a los 22 días del mes de noviembre de 2023, se reúnen en acuerdo los jueces de la Sala VIII de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y, de acuerdo con el resultado del sorteo realizado, proceden a votar en el siguiente orden:

EL DOCTOR V.A.P. DIJO:

  1. Contra la sentencia de primera instancia que hizo lugar a la acción por accidente laboral, se alza la demandada, cuestionando el nexo de causalidad entre la incapacidad y el hecho de autos, la fecha desde la cual se ordena aplicar intereses y los honorarios regulados, por considerarlos altos.

  2. Liminarmente es dable destacar que la existencia de un episodio traumático, por el cual se reclaman las secuelas de la lesión que sufriera el trabajador -más allá de las vicisitudes que se agitan en orden a sus particularidades-,

    resultó admitido por la recurrente al momento de impugnar el informe médico (v. fs.

    77 vta.), donde reconoció que le brindó al actor prestaciones, por herida cortante en el dedo mayor de mano izquierda y que fue dado de alta sin incapacidad, lo cual desvirtua lo expuesto en la contestación de demanda, donde se limitó a negar cada uno de los hechos alegados por el damnificado y si bien, tal como lo expone en su memorial, las aseguradoras tienen el deber de otorgar prestaciones ante la denuncia y esa sola circunstancia no habilita a tener por admitida la contingencia, ello no libera a las aseguradoras, de cumplir la carga de expedirse sobre un accidente o enfermedad, en el plazo que establece el Decreto 717/96; por lo tanto, ante la ausencia de prueba en contrario, cabe entender que, la ART, aceptó la pretensión y ello implica admitir la contingencia denunciada como cubierta, en los términos del art. 6º de la ley 24.557.

    A partir de lo expuesto, considero que debe presumirse que la afección tiene vínculo con el accidente de marras y no encuentro elementos de convicción que permitan sostener lo contrario, ya que la apelante tampoco produjo prueba que acredite sus dichos, por lo que he de coincidir con el Juez de la instancia Fecha de firma: 22/11/2023

    Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.D.G., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: C.R.G., SECRETARIA DE CAMARA

    previa, en cuanto a que la lesión pericialmente detectada, se encuentra topográficamente localizada en la parte del cuerpo específicamente comprometida (herida cortante en el dedo mayor de la mano izquierda), y no en el dedo anular que manifiesta la ART en su apelación. Por ello, no puede sino avalarse, en el presente,

    que existe suficiente relación causal entre el daño y el accidente de trabajo.

    Por lo demás, la pericia, en el aspecto físico, luce fundada y cabe recordar que, conforme lo establece en el art. 477 del CPCCN, la fuerza probatoria de los dictámenes periciales debe ser evaluada de acuerdo a la competencia del perito, los principios científicos o técnicos en que se fundan, la concordancia de su aplicación con las reglas de la sana crítica, las observaciones formuladas por los letrados y los demás elementos de convicción que la causa ofrezca, siendo facultad del judicante su apreciación con la latitud que le adjudica la ley, a lo que cabe añadir que, para que el Juez pueda apartarse de la valoración efectuada por el perito médico, debe hallarse asistido de sólidos argumentos, ya que estamos ante un campo de conocimiento ajeno al hombre del derecho.

    En este contexto, propongo confirmar el valor atribuido a la disminución en la capacidad física.

  3. Por el contario, entiendo que resulta admisible el planteo efectuado con relación al daño psicológico, pues no encuentro que el porcentaje de incapacidad atribuido al evento, cuya repercusión en la limitación funcional del cuerpo del trabajador ha sido afortunadamente leve, habilite la incapacidad psíquica establecida.

    En reiteradas oportunidades he señalado que la determinación del nexo de causalidad es una cuestión jurídica, no médica y que es labor de quien juzga en la causa establecerlo.

    Como es sabido, de acuerdo a la teoría de la causa adecuada,

    actualmente predominante en la doctrina jurídica, no todas las condiciones necesarias de un resultado son equivalentes y se reconoce como “causa adecuada”

    para ver determinado un nexo de causalidad relevante aquella que, según el curso natural y ordinario de las cosas, es idónea para producir el resultado (conf. J.B.A., Teoría General de la Responsabilidad Civil, 8vta. edición,

    Abeledo-Perrot, Buenos Aires, 1993, pág. 263). Por su parte D.P. coincide en que causa adecuada es aquella que, según el curso normal y ordinario de las cosas, resulta idónea para producir un resultado, debiendo regularmente producirlo (L.D.P., Derecho de Daños, Editorial Civitas, Madrid, 2000, pág. 334).

    Fecha de firma: 22/11/2023

    Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.D.G., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: C.R.G., SECRETARIA DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo Sala VIII

    Expediente Nº CNT 29775/2017/CA1

    Desde esta perspectiva, no encuentro que esté acreditada la relación causal ni concausal entre el infortunio o la secuela...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR