Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala 5, 20 de Noviembre de 2013, expediente 35729/2011

Fecha de Resolución20 de Noviembre de 2013
EmisorSala 5

Poder Judicial de la Nación -1-

Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo Expte. nº 35.729/2011

SENTENCIA DEFINITIVA NRO. 75779 . SALA

V. AUTOS: “GA-

LEANO, OMAR ALBERTO C/ DISTRIPLAC S.R.L. Y OTROS S/ DESPIDO.”.

(JUZGADO Nº 55).

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, capital federal de la República Argentina, a los 20 días del mes de noviembre de 2013 se reúnen los señores jueces de la Sala V, para dictar la sentencia en esta causa, quienes se expiden en el orden de votación que fue sorteado oportunamente; y EL DOCTOR OSCAR ZAS dijo:

I)- Llegan los autos a esta alzada como consecuencia de los recursos de apelaciones interpuestos por las partes demandada y actora a fs. 77/81 y 82/83, respecti-

vamente contra la sentencia de primera instancia obrante a fs. 70/73. A fs. 90/94 vta. y 96I/97, obran sendas contestaciones de agravios.

II)- Por cuestiones de método analizaré en primer lugar el planteo revisor de la parte demandada.

A fs. 77/78, los demandados G.D.G., P.A.A. y Distriplac S.R.L., mantienen en los términos del art. 117, párr. 2° de la L.O. el recurso interpuesto a fs.62/63, tenido presente oportunamente por el juzgado según lo dispuesto en el art. 110 de la ley citada.

En esa oportunidad el señor juez de primera instancia rechazó el planteo de nulidad incoado fundado en la extemporaneidad de la presentación.

La recurrente sostiene que lo agravia lo resuelto en cuanto se concluye que al no haber indicado la fecha en la cual los demandados habrían tomado conocimien-

to del acto que impugnan omitieron la debida demostración de que el mismo se produjo dentro del plazo indicado, sin que sea suficiente la mera manifestación del desconoci-

miento de la causa, pues en modo alguno la normativa vigente les impone concretar la debida demostración de tal circunstancia y resulta suficiente la mera manifestación en ese sentido.

Dadas las peculiaridades del presente caso, propiciaré la confirmación de la resolución de primera instancia, por las siguientes razones.

Como ha señalado en un precedente la Sala que tengo el honor de inte-

grar, la declaración de nulidad de un acto procesal está sujeta a la concurrencia de determinados presupuestos legales, uno de los cuales está configurado por la falta de convalidación del acto cuya invalidez se persigue. En virtud del carácter excepcional y de interpretación estricta de las nulidades procesales, se admite que ellas puedan ser saneadas por la concurrencia de la voluntad de las partes manifestada expresa o tácitamente.

El art. 59 de la L.O. recepta el principio de convalidación en los siguien-

-2-

tes términos:

"No procederá la declaración de nulidad del procedimiento cuando se ha-

yan dejado pasar tres días desde el momento en que se tuvo conocimiento del acto viciado sin haber hecho cuestión alguna".

Cuando se plantea un incidente de nulidad resulta imprescindible deter-

minar, con carácter previo, si se ha operado o no la convalidación del supuesto acto viciado, porque de ser afirmativa la respuesta, dado el carácter relativo de las nulidades procesales, todo defecto formal habría quedado subsanado. De allí que, en la práctica,

con arreglo a la directiva que emana del art. 59 de la L.O., resulta insoslayable la verificación previa de si se ha producido o no la subsanación (por vía de la convalida-

ción) del acto cuestionado, pues resultaría intrascendente analizar la existencia o no de un vicio que hubiera sido consentido por el propio afectado (cfr. P., M.A.,

en “Ley de organización y procedimiento de la Justicia Nacional del Trabajo”, comenta-

da, anotada y concordada, dirigida por A., A., Editorial Astrea, Buenos Aires,

1999, Tomo 1, p. 383).

Ahora bien, a tal fin el nulidicente, en el escrito de promoción del inci-

dente pertinente, deberá indicar en forma clara el tiempo y modo en que llegó a su conocimiento el acto que considera viciado (conf. C.N.A.T., S.V., sent. nº 68.196,

28/02/2006, “P., M.E. c/TransnoaS.A. y otros”); carga procesal incumplida por los recurrentes sin que basten a tal efecto las siguientes manifestaciones vertidas en la parte pertinente del escrito de articulación de la nulidad:

Tomamos conocimiento de la existencia de este juicio y dentro del lap-

so de ley desde...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR