Un gabinete mayoritariamente moderado

 
EXTRACTO GRATUITO

Si algo sabe Alberto Fernández es acomodar las piezas sueltas de un rompecabezas. Pasó gran parte de su vida en el ejercicio de equilibrista político, que es lo mismo que unir las piezas de un rompecabezas. es la expresión más cabal de la coalición peronista que ganó las elecciones y que accederá al poder dentro de tres días. Muchas personas son productos de su propia cosecha; otros lo son de Cristina Kirchner, y el resto pertenece a compromisos con intendentes y gobernadores. Solo los sindicatos quedaron afuera.Están demasiado fragmentados como para conformar a todos con una designación. El denominador común de todos los funcionarios designados es que ninguno está acusado en causas de corrupción ante la Justicia y que varios (no todos) militan en la franja de moderación política que promueve el presidente electo, aunque a veces él mismo rompe esa línea cuando se deja llevar por su afición tuitera. Un gabinete se evalúa forzosamente por sus resultados, pero los nombres dicen mucho al inicio.La moderación la encarnan Santiago Cafiero (hijo y nieto de hombres moderados y consensuales); Felipe Solá, Ginés González García, Gustavo Beliz, Nicolás Trotta, Claudio Moroni, Marcela Losardo, Gabriel Katopodis, Mario Meoni, Matías Lammens, Vilma Ibarra, entre varios más. Néstor Kirchner solía definir a Felipe Solá, próximo canciller, con una frase corta: "Felipe es Felipe". No lo decía para elogiarlo, pero conllevaba un elogio implícito. Significa que Felipe Solá no es fanáticamente de nadie. No fue un menemista fanático, ni un duhaldista fanático, ni un kirchnerista fanático, ni un antikirchnerista fanático. Es, sobre todo, un peronista independiente; a veces, un librepensador. Pertenece también, como Ginés González García, al inventario del peronismo histórico. Agustín Rossi merece una mención especial porque en su trayectoria de las últimas dos décadas pasó de ser un hombre componedor en la Cámara de Diputados, cuando el presidente era Néstor Kirchner, a un cristinista agresivo por momentos. En los últimos días protagonizó un hecho diferente. En un homenaje que el Senado le hizo el miércoles pasado al exministro radical de Defensa Horacio Jaunarena, que ocupó ese cargo durante las gestiones de Raúl Alfonsín, de Fernando de la Rúa y de Eduardo Duhalde, uno de los pocos peronistas que asistieron fue precisamente Rossi. Lo saludó afectuosamente a Jaunarena, convaleciente de una seria enfermedad, y departió con el resto de los asistentes, entre los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA