Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala I, 11 de Julio de 2019, expediente CIV 003579/2014/CA001

Fecha de Resolución11 de Julio de 2019
EmisorCamara Civil - Sala I

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA I G, E M s/SUCESION AB-INTESTATO Buenos Aires, 11 de julio de 2019.-

VISTOS

Y CONSIDERANDO:

  1. Las señoras D T R, G G R y el señor D E G R, instrumentaron mediante escritura pública la cesión onerosa de derechos hereditarios de fs. 124 por la que la primera –cónyuge supérstite– cedió en partes iguales a los segundos –hijos suyos y del causante– todas las acciones y derechos hereditarios y gananciales existentes en esta sucesión.

    Tras ello, los hijos presentaron el acuerdo de partición y adjudicación de fs. 140/141 por el cual, en su condición de herederos y cesionarios, convinieron (i) que el inmueble sito en la calle B.1., unidad funcional n° 8 y su complementaria V, quede adjudicado en mitades para cada uno de ellos; y (ii) que el 50% del bien ubicado en la calle P.3., unidad funcional n° 17, sea inscripto a nombre de D G R.

    El juez aprobó la partición en cuanto hubiere lugar por derecho y tuvo presente la cesión (fs. 142). No obstante, luego de ordenar las inscripciones respectivas (fs. 378), advirtió que fueron incluidas porciones mayores que las que verdaderamente se trasmiten en este proceso sucesorio, pues a su criterio solo ingresaron a la masa la mitad del primer inmueble señalado y un 25% del segundo. Por ello, dictó el proveído cuestionado (fs. 392) en donde dejó sin efecto la aprobación y dispuso que el convenio debe ser rectificado.

    Disconformes con esa solución, los herederos y la cedente interpusieron recursos de reposición y apelación en subsidio (fs. 393/395). Desestimado el primero de los remedios intentados, el magistrado concedió el segundo y elevó las actuaciones (fs. 399).

    Fecha de firma: 11/07/2019 Alta en sistema: 12/07/2019 Firmado por: P.M.G.-.P.E.C.-.J.P.R., JUECES DE CÁMARA #16569657#239129600#20190710075418764

  2. En el estudio de la cuestión planteada conviene recordar que la disolución de la comunidad de bienes da pie a una etapa de indivisión postcomunitaria que involucra a los gananciales existentes y que se prolonga hasta su partición. Pero cuando esa disolución se produce por causa de muerte de uno de los cónyuges, junto a esa indivisión, coexiste la llamada comunidad hereditaria. La primera, como se ha señalado, se establece entre el cónyuge supérstite y los herederos del premuerto e inT la liquidación de la sociedad conyugal; la segunda se establece entre los herederos exclusivamente –el cónyuge supérstite la integrará también si es heredero, situación que no...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR