Sentencia de Colegio de Cámaras de Apelación en lo Penal - Rosario, 9 de Abril de 2018

Presidente310/18
Fecha de Resolución 9 de Abril de 2018
EmisorColegio de Cámaras de Apelación en lo Penal - Rosario

ACUERDO Nº: 176 Tº: XXII Fº: 241/254 En la ciudad de Rosario, a los 09 días del mes de Abril de 2018, se reúnen en acuerdo y tras celebrarse Audiencia Pública los señores Jueces del Tribunal Oral del Colegio de Jueces Penales de Segunda Instancia conformado para entender en los presentes actuados y en esta instancia integrada por los Dres. A.I.A., José L.M. y C.H.ández; en virtud del recurso de apelación interpuesto por la defensas de: G., L. F. y de D.A., E.A.; respecto de la Sentencia N° 234 de fecha 07 de septiembre de 2017, dictada en el expediente N° 66/2016 por el Juzgado de Sentencia N° 4 de R. a cargo del Dr. J.K., que condena a G. a la pena de quince (15) años de prisión, accesorias legales y costas, como coautor penalmente responsable de los delitos de Homicidio Agravado por el uso de arma de fuego; Homicidio Agravado por el uso de arma de fuego en grado de Tentativa y Abuso de Armas, todos en concurso real; y a D.A. a la pena de quince (15) años de prisión, accesorias legales y costas, como coautor penalmente responsable de los delitos de Homicidio Agravado por el uso de arma de fuego; H. Agravado por el uso de arma de fuego en grado de Tentativa y Abuso de Armas, todos en concurso real; todo ello según constancias relativas al Legajo Judicial CUIJ N° 21-07001950-4, del registro de la Oficina de Gestión Judicial de Rosario;

Estudiado que fue el caso, se resolvió plantear las siguientes cuestiones:

  1. ) ES JUSTA LA SENTENCIA APELADA?

  2. ) QUE PRONUNCIAMIENTO CORRESPONDE DICTAR?

Luego de un intercambio de opiniones acerca de los temas propuestos, de conformidad a la distribución efectuada para llevar a cabo el estudio de los autos, resultó que la votación debía realizarse en el siguiente orden: Dr. I.A., D.M., Dra. H.ández.-

A LA PRIMERA CUESTIÓN EL DR. I.A. DIJO: I) La sentencia N° 234 de fecha 07 de septiembre de 2017, dictada por el Dr. Julio Kesuani, condena al acusado L.F.G. a la pena de quince (15) años de prisión, accesorias legales y costas, como coautor penalmente responsable de los delitos de Homicidio Agravado por el uso de arma de fuego; H. Agravado por el uso de arma de fuego en grado de Tentativa y Abuso de Armas, todos en concurso real (arts. 79, 41 bis, 79, 41 bis en función del 42, 55, 104 2° prfo., 40, 41, 29 inc. 3 y 12 del C.P.); y a E.A.D.A. a la pena de quince (15) años de prisión, accesorias legales y costas, como coautor penalmente responsable de los delitos de Homicidio Agravado por el uso de arma de fuego; H. Agravado por el uso de arma de fuego en grado de Tentativa y Abuso de Armas, todos en concurso real (arts. 79, 41 bis, 79, 41 bis en función del 42, 55, 104 2° prfo., 40, 41, 29 inc. 3 y 12 del C.P.)

II) Contra dicho pronunciamiento las defensas de ambos imputados interponen recurso de apelación. Abierto el recurso, celebrada la audiencia oral respectiva y analizado el fallo, los fundamentos expuestos con la interposición del recurso y los argumentos de las partes -registrados por el sistema- (D.. R. y F. -defensores de G.-; Dra. Álvarez -defensora pública de D.A.-; D.M. -representante de la querella- y Dra. I. -Fiscal de Cámaras-), así como las constancias disponibles, ha quedado el caso en estado de fallar.

III) El Fallo le atribuyó a E.D.A. "haber concurrido junto a L.F.G. y a los apodados "T." o "T.", quién se llamaría C.D.R., "M.", el hermano de éste, "P." y el llamado S. R., al domicilio de calle S.F. .... de Granadero Baigorria y efectuado disparos junto con los sujetos mencionados anteriormente; se les atribuye intención de causar la muerte contra los residentes de dicha vivienda al efectuarse disparos con una escopeta y un revólver, provocando la muerte de M.P. y heridas a P.P. al efectuarse estos disparos desde el patio delantero de esa casa hacia el interior de la misma; en éste lugar estaban D.F. y sus hijos P.S.P. y C.P., luego de lo cual se dieron a la fuga. Se alude a que D.A. le habría dicho a D. F. que en media hora le iban a entregar a su hijo en una bolsa, según hecho ocurrido el 8 de noviembre de 2013 alrededor de las 18 horas". Asimismo, el fallo le atribuye a L.G.:"haber concurrido, junto a D.A. y a los apodados "T." o "T.", quién se llamaría C.D.R., "M.", el hermano de éste, "P." y el llamado S. R., al domicilio de calle S.F. .... de Gdo. B. y efectuado disparos junto a los otros sujetos con la intención de causar la muerte a los residentes de esa casa; que la agresión fue provocada mediante utilización de una escopeta y un revólver con los que mataron a M.P. y provocaron heridas a P.P., efectuándose disparos desde el patio delantero de dicha propiedad hacia el interior donde se encontraban D.F. y sus hijos P. y C.; hecho ocurrido el 8 de noviembre de 2013 alrededor de las 18.00 horas."

Apelada la misma por la Defensa de ambos imputados y ventilado el recurso, queda habilitada la decisión de la Alzada.

IV) La Defensa de L. G. refiere que la resolución atacada contiene vicios que afectan el derecho a la jurisdicción.

En particular, apunta que el fallo carece de merituación objetiva, y que no tuvo en cuenta una prueba decisiva (pericia de reconstrucción integral) para resolver el pleito. Agrega que el aquo apoyó su resolución en fundamentos aparentes, tornándose ésta arbitraria y antojadiza, y que primó la eficacia por sobre la justicia.

Relatando con relación a los hechos atribuidos, afirma que el día 8 de noviembre de 2013, alrededor de treinta personas se constituyeron en el domicilio de la familia P. (sito en calle S.F. al .... de la localidad de Granadero Baigorria) y efectuaron sendos disparos de arma de fuego, resultando fallecido M.P. y herido P. P. Agrega que luego del evento, los atacantes huyeron en varias direcciones.

Postula que del análisis de los testimonios rendidos se aprecian dos versiones con respecto a la participación de su asistido en el suceso: la primera de ellas -que es la que refleja la sentencia y se basa en las declaraciones de los familiares de las víctimas- que sitúa a G. como uno de los integrantes del grupo agresor; y la segunda, sostenida por el coimputado y los vecinos del lugar, que coloca a G. como espectador del ataque, en la manzana opuesta a la casa de los P.

Cuestiona que el sentenciante haya considerado a las declaraciones de los familiares y allegados a las víctimas veraces e inequívocas, soslayando las severas contradicciones entre estos testimonios. En tal orden, señala que las diferencias entre los relatos de los testigos impidieron que se pueda llevar a cabo la medida de reconstrucción integral del hecho.

Expone que la resolución resulta arbitraria, puesto que el aquo -arguye- se limitó a otorgar mayor valor probatorio a los testigos afines a las víctimas, pero sin lograr describir la mecánica del hecho. En tal sentido, afirma que no se pudo establecer siquiera el lugar desde donde se realizaron los disparos de arma de fuego (desde adentro del patio, o desde el portón).

Expresa que el juez de baja instancia realizó un análisis antojadizo de la pericia de reconstrucción integral, señalando que la misma no fue mencionada en los "considerandos", y que omitió merituar que en el referido informe se consignó que no era posible elaborar la mecánica del hecho ni posicionar a los protagonistas del mismo, debido a las múltiples contradicciones entre los deponentes.

Agrega que todos los declarantes indican un cuadro de situación distinto, destacando que algunos de ellos refirieron cosas insólitas (como el uso de escopetas a repetición).

Refiere que el informe de autopsia y la declaración testimonial de la profesional que lo llevó a cabo (Dra. C.) expone la mendacidad de los testigos, en cuanto ésta dictaminó que el disparo que ultimó a M.P. no fue efectuado a corta distancia.

Cuestiona que su asistido haya sido condenado como coautor del delito de homicidio, esgrimiendo que el a quo utilizó este modo de participación como 'descarte', al no poder determinar el rol cumplido por cada encausado en el hecho investigado. Agrega que para configurarse la coautoría debe acreditarse la decisión común de los involucrados, como así también la intervención en el ilícito a título de autor, extremos que considera no han sido probados en los presentes.

Subsidiariamente, postula que la conducta reprochada a su asistido debería ser calificada como homicidio en riña, habida cuenta que lo que aconteció fue un acometimiento recíproco. En tal orden, teniendo en consideración la falta de antecedentes penales de su defendido, solicita que se lo condene a una pena de ejecución condicional.

Apunta además que otros imputados por el hecho (A. y V.) fueron sobreseídos dentro de la presente causa, en base a los mismos argumentos esgrimidos por la Defensa, lo cual implica una contradicción insalvable.

Señala que uno de los testigos directos del hecho, J.E.P., declaró en un primer momento que E. portaba una escopeta y L. G. un revólver, mientras que en una segunda declaración se desdijo (afirmando que E. era quien portaba el revólver y G. la escopeta). Agrega que la señora F. (madre de las víctimas) fue la restante testigo presencial, no encontrándose en el momento del hecho el resto de los testigos que incriminaron a su asistido.

Solicita se revoque la sentencia apelada, disponiéndose la absolución de su defendido. Subsidiariamente, peticiona la recalificación del hecho como homicidio en riña, y en consecuencia se aplique la pena mínima prevista para la figura y de ejecución condicional. Formula reservas.

IV) A su turno, la Defensa de E.D.A. peticiona la revocación del fallo atacado y , en subsidio, la recalificación del hecho atribuido -por la figura de homicidio en riña- y la reducción de la pena impuesta.

Sostiene que no hay una sola prueba que incrimine a su asistido, dando cuenta que fue detenido un año y seis meses después de ocurrido el hecho. Postula que su defendido al momento del suceso se encontraba en la casa de su patrón cobrando sus haberes, a diez cuadras del lugar.

Esgrime que el aquo realizó un análisis parcial y...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba