Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - SALA A, 8 de Junio de 2015, expediente CIV 052311/2009/CA001

Fecha de Resolución 8 de Junio de 2015
EmisorSALA A

Poder Judicial de la Nación 52311/2009 “G., L. y otro c/ DOW AGROSCENCIES ARGENTINA S.A. y otro s/

Daños y Perjuicios”.

E.. n° 52.311/09 En la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los días del mes de junio del año dos mil quince, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la Sala “A” de la Excma.

Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, para conocer en los recursos de apelación interpuestos en los autos acumulados caratulados: “G., L. y otro c/

DOW AGROSCIENCES ARGENTINA S.A. y otro s/ Daños y Perjuicios”, respecto de la sentencia de fs. 434/442 vta., el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿SE AJUSTA A DERECHO LA SENTENCIA APELADA?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía realizarse en el siguiente orden: Señores Jueces de Cámara Doctores:

R.L.R. –S.P..-

A LA CUESTIÓN PROPUESTA, EL DR.

RICARDO LI ROSI DIJO:

Fecha de firma: 08/06/2015 Firmado por: JUECES DE CAMARA Firmado por: S.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: RICARDO LI ROSI, JUEZ DE CAMARA Firmado por: H.M., JUEZ DE CAMARA

  1. La sentencia obrante a fs. 434/442 vta. y su aclaratoria de fs. 458/458 vta. admitieron parcialmente la demanda entablada por L. G. y B.A.B. (por sí y en representación de su hijo menor L. A. G.) contra “Dow Agrosciences Argentina S.A.”. El capital de condena a favor de la parte actora quedó establecido en la suma final de Pesos Ciento Ochenta y Cinco Mil Trescientos Sesenta ($ 185.360), estableciéndose la concurrencia de responsabilidades en el orden del 30% referente a la víctima y del 70% respecto de la parte emplazada. Asimismo, hizo extensiva la condena contra “La Meridional Compañía Argentina de Seguros S.A.”, en los términos del art. 118 de la ley 17.418.-

    Contra dicho pronunciamiento se alzan en grado de apelación los actores, la citada en garantía y la Sra.

    Defensora de Menores e Incapaces de Cámara, en la medida que a fs.

    505 se decretó la deserción del recurso de apelación deducido por la parte demandada.-

    Los agravios de la parte actora lucen a fs.

    486/490 y no obtuvieron réplica de la contraparte. La citada en garantía vierte sus quejas a fs. 492/495 vta., las cuales fueron evacuadas por la parte actora a fs. 500/501 y por la Sra. Defensora de Menores e Incapaces de Cámara a fs. 508/518, apartado II.

    Finalmente, esta última deduce sus agravios a fs. 508/518, los que fueron replicados por la compañía aseguradora a fs. 521/523.-

  2. El hecho ilícito que se debate en estas actuaciones es el accidente ocurrido el día 14 de marzo de 2009, a las 21:00 horas, mientras el menor L. A. G. –de nueve años en aquel entonces- circulaba en bicicleta por la Ruta n° 86, hacia su domicilio sito en el Barrio Costa Alegre de Laguna Blanca, en la provincia de Formosa. En dicha oportunidad, fue embestido de frente, de manera intempestiva, por el Chevrolet Pick Up, dominio EMM 392, propiedad de la demandada, conducido en la ocasión por el Sr. R. J.

    Fecha de firma: 08/06/2015 Firmado por: JUECES DE CAMARA Firmado por: S.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: RICARDO LI ROSI, JUEZ DE CAMARA Firmado por: H.M., JUEZ DE CAMARA Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA A T., rodado que circulaba por el carril contrario y embistió al niño al realizar una maniobra de sobrepaso de otro rodado que circulaba en similar sentido que la camioneta. Con motivo de haberse producido el contacto con el espejo del vehículo cuando éste intentaba retomar su carril de marcha, el menor sufrió una serie de lesiones y fue trasladado al Hospital Zonal de dicha ciudad, accionando aquí sus progenitores por los daños derivados de dicho siniestro.-

  3. Previo a introducirme en el tratamiento de los planteos introducidos por los recurrentes, creo necesario recordar que los Jueces no están obligados a hacerse cargo de todos y cada uno de los argumentos expuestos por las partes ni a analizar las pruebas producidas en su totalidad, sino tan solo aquéllos que sean conducentes para la correcta decisión de la cuestión planteada (arg.

    art. 386, Cód. Procesal y véase S. “F” en causa libre Nº 172.752 del 25/4/96; CS, en RED 18-780, sum. 29; CNCiv., sala D en RED, 20-B-1040, sum. 74; C.. Civil y Com., sala I, ED, 115-677 -LA LEY, 1985-B, 263-; CNCom., Sala C en RED, 20-B-1040, sum. 73; SC Buenos Aires en ED, 105-173, entre otras).-

  4. Establecido ello, por razones estrictamente de método, liminarmente abordaré las críticas introducidas por las partes en relación a la responsabilidad concurrente establecida en el caso.-

    Por un lado, los padres del menor refieren que en el presente caso hubo tres informes técnico-mecánicos que coinciden en que el evento se produjo por un “hecho humano”

    emanado del conductor de la camioneta. Afirman que la pericia indica que el adelantamiento se produjo en una zona prohibida y que, aún cuando hubiese sido a 1500 metros del cruce con ruta n° 2 y en zona permitida, el accidente de todas formas obedeció a un factor humano.

    Señalan que del informe técnico se concluye fácilmente la culpabilidad de la parte demandada, que resulta coincidente con el Fecha de firma: 08/06/2015 Firmado por: JUECES DE CAMARA Firmado por: S.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: RICARDO LI ROSI, JUEZ DE CAMARA Firmado por: H.M., JUEZ DE CAMARA informe técnico n° 49/09 obrante en la causa penal. Sostienen que, de un modo u otro, la accionada es la única responsable por el acaecimiento del accidente sufrido por el menor. Agregan que la contraria no demostró que el niño circulaba sin luces ni casco, motivo por el cual no logró desvirtuar la presunción de responsabilidad que pesaba en su contra. Añaden que, si bien la demandada alegó que hubo culpa “in vigilando” de los padres, lo cierto es que –a su criterio-

    tórnase preciso analizar la incidencia causal que pudo tener la víctima en la producción del siniestro. Para finalizar, expresan que el Sr. Juez de grado se apartó en un treinta por ciento de los tres dictámenes técnicos que confieren responsabilidad exclusiva al vehículo propiedad de la demandada.-

    Por su lado, la citada en garantía pone de resalto que en la especie se advierten elementos objetivos sin discusión, esto es, que el menor iba solo por la ruta n° 86 en la Provincia de Formosa, sin luces, sin casco y en una zona carente de iluminación artificial. Asegura que el niño fue quien embistió al rodado y que circulaba en esas condiciones y circunstancias sin el cuidado debido de sus padres. Afirma que nadie podía advertir la presencia del chico en el medio de la noche, en una zona carente de iluminación y que el Sr. Juez de grado llegó a conclusiones erróneas, en base a falsas premisas, pues el accionar del niño fue temerario y eran sus padres quienes debían velar por su integridad. Agrega que el conductor nocturno de una ruta de ningún modo pudo observar una bicicleta sin iluminación, pues mientras los padres hacen hincapié en la claridad de ese día o del atardecer, lo cierto es que del expediente surge claramente que el accidente se produjo luego de las 21:00 hs. En último término, sostiene que el siniestro se produjo por exclusiva culpa de la víctima, por lo cual correspondería rechazar la presente demanda.-

    Fecha de firma: 08/06/2015 Firmado por: JUECES DE CAMARA Firmado por: S.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: RICARDO LI ROSI, JUEZ DE CAMARA Firmado por: H.M., JUEZ DE CAMARA Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA A Para finalizar, la Sra. Defensora de Menores e Incapaces de Cámara, luego de adherirse a las quejas deducidas por los padres del menor, aduce que la exoneración parcial de responsabilidad a la parte demandada resulta improcedente, en la medida que no respetó el pertinente deber de cuidado de conservar el dominio del rodado, al conducir una cosa riesgosa, aún cuando ambos protagonistas hubiesen tenido la obligación de observar las reglas del tránsito. En definitiva, luego de sostener que el conductor del vehículo fue quien obró sin ningún tipo de prudencia, solicita se imponga a la demandada el 100% de responsabilidad por el evento.-

    Es indiscutible, como bien apunta la Sra.

    Juez de grado, que un hecho de las características del que aquí se debate debe regirse por las prescripciones contenidas en el art. 1113, párrafo segundo, del Código Civil, que regula lo atinente a la responsabilidad civil por el riesgo de las cosas, aplicable a los accidentes en que la colisión, como ocurre en la especie, se produce entre un rodado y una bicicleta, ciertamente de menor entidad, lo que obliga a extremar el rigor de las disposiciones del tránsito que atañen al automovilista (conf. entre muchos otros, Libres de esta Sala n °

    147.937 del 18-10-94, l36.502 del 1-7-94 y 180.442 del 14-2-96).-

    Para liberarse de la presunción adversa que sienta el referido dispositivo legal, el emplazado debe acreditar la culpa de la víctima o la de un tercero por quien no deba responder, mediante la demostración cabal de los hechos que alegue con tal finalidad (conf. T.R., en “Responsabilidad por los daños causados por automotores”, E.D. 1977, pág. 66; Salas A. E.

    Código Civil anotado

    , t° I, pág. 611, comentario al art. 1113).-

    Establecido ello, habrán de evaluarse los distintos elementos de prueba aportados en estas actuaciones y en la causa penal labrada con motivo del evento.-

    Fecha de firma: 08/06/2015 Firmado por: JUECES DE CAMARA Firmado por: S.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: RICARDO LI ROSI, JUEZ DE CAMARA Firmado por: H.M., JUEZ DE CAMARA Del expediente punitivo, cuyas copias se encuentran agregadas a estas actuaciones, se desprende que el Sr. S. L.

    R. (testigo) era transportado en la camioneta que protagonizó el accidente. En ese orden de ideas declaró que siendo las 21:00 horas, aproximadamente “...regresaba de la ciudad de Clorinda, lugar donde fueron a comprar unas cosas, desplazándose... en una camioneta CHEVROLET S10... conducido por su...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR